30.8.15

España está constitucionalmente obligada a no pagar ni pensiones, ni subsidios, ni salarios, hasta que devuelva los intereses de la deuda... sin referéndums

" (...) Pero si los griegos hubieran tenido una Constitución como la que los españoles heredamos de la apresurada reforma de Zapatero en el 2011, ese referéndum no se hubiera podido celebrar. Esa reforma estableció que el pago de la deuda tenía prioridad absoluta sobre cualquier otra necesidad. 

Es decir, Tsipras hubiera estado constitucionalmente obligado a no pagar ni pensiones, ni subsidios, ni salarios a finales de junio para poder devolver al FMI el crédito que vencía. Los griegos se hubieran tenido que hacer default a ellos mismo. Una solución que los comentaristas políticos consideraban indignante. (...)"            (Josep Borrell, Economistas frente a la crisis, 08/07/2015)

España, que chantajea a Grecia por su “deuda”, da por perdidos los 12.000 millones inyectados a Catalunya Banc

"Los últimos rescates de bancos con dinero público  han acarreado importantes pérdidas, pero en el caso de Catalunya Banc esta situación es aún peor. De hecho, el Estado ya da por perdidos íntegramente los más de 12.000 millones inyectados cuando se fusionaron tres entidades públicas catalanas para formar este banco.

Así se desprende de las cuentas de 2012 del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el organismo creado en 2008 para rescatar bancos. De hecho algunos de los antiguos responsables de la entidad, como el exministro socialista de Defensa Narcís Serra, y otros 53 exconsejeros se sentarán en el banquillo.

Las inyecciones del FROB a la entidad surgida de la fusión de Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona comenzaron en 2010, y se distribuyeron en tres entregas, en lo que se considera uno de los rescates más importantes de entidades bancarias con dinero público, por detrás de Bankia (más de 24.000 millones), pero mayor si se tiene en cuenta la diferencia de tamaño entre ambas entidades."            (Kaos en la red, 07/07/2015)

28.8.15

En las negociaciones Alemania y sus aliados en el Eurogrupo sí estuvieron dispuestos a oprimir el botón nuclear, mientras Syriza siempre dejó claro que nunca iría tan lejos como salirse del euro

"(...) Hay muchas palabras para describir el resultado de la reunión en Bruselas el fin de semana pasado para tratar la crisis en Grecia. Se habla de capitulación por parte del gobierno de Tsipras. Y ese parece un término adecuado, pues el gobierno de Syriza ha cedido casi todas sus posiciones a lo largo del frente de batalla contra la austeridad. (...)

Parecería estar diseñado para provocar la caída del gobierno de Syriza en Atenas. Por eso cuando se dieron a conocer las condiciones demandadas por el eurogrupo la semana pasada el hashtag #ThisIsACoup (esto es un golpe de Estado) se convirtió en un tsunami en las redes sociales.

Por el momento se ha salvado la integridad de la unión monetaria, pero en el proceso se destruyó lo más esencial de cualquier acuerdo político duradero, la confianza. Las negociaciones se convirtieron en un esquema de chantaje o de un intercambio después de una toma de rehenes. 

Sólo que en las negociaciones Alemania y sus aliados en el Eurogrupo sí estuvieron dispuestos a oprimir el botón nuclear, mientras Syriza siempre dejó claro que nunca iría tan lejos como salirse del euro.

Hay otros términos que evoca el nuevo acuerdo para enfrentar la crisis en Grecia. Anschluss es uno de ellos. (...)

¿Es una exageración recordar el Anschluss en el contexto del nuevo acuerdo para iniciar el tercer paquete de rescate de la economía griega? Puede ser, pero hay que señalar que no es necesario ocupar militarmente un país para convertirlo en una colonia.

El contenido del paquete económico impuesto a Tsipras contiene medidas que no sólo implican la pérdida de soberanía sobre la política fiscal. Incluye también un régimen de manejo de los activos públicos que implica, en los hechos, una subordinación de índole patrimonial. El proceso de privatización contará ahora con un fondo especial al que serán transferidos activos públicos de alto valor para ser liquidados.

 Estos recursos serán usados para asegurar el pago del nuevo préstamo del Mecanismo europeo de estabilización y generarán un total de 50 mil millones de euros de los cuales la mitad servirán para recapitalizar los bancos.

Quizás sería mejor hablar de una redición de la Esfera de Co-Prosperidad de la Gran Asia Oriental que el aparato de propaganda de Japón utilizó a partir de 1938. Si en sus sueños la Merkel y Shäuble piensan que pueden someter a todos sus vecinos a un esquema de política económica subordinado a los intereses de una Gran Alemania entonces sus aspiraciones se parecen a las del jefe del imperio del Sol Naciente. Pero todos esos sueños, las esferas de co-prosperidad y el Anschluss terminaron muy mal, como bien sabemos.

La descripción de lo que ha acontecido con la crisis en Grecia puede variar. Pero una cosa es cierta: los acreedores ganaron y de este modo el proyecto de una integración europea con ideales democráticos y republicanos ha sufrido un golpe del que será muy difícil recuperarse. "                 (Alejandro Nadal, La Jornada , en Jaque al neoliberalismo, 15/07/2015)

Nos encontramos con un nuevo paradigma laboral: el del empleo precario y trabajadores pobres, tan conocido en países asiáticos

"(...) He aquí la mayor pega de esta nueva situación de aumento del empleo: la intensa y generalizada precarización del mercado laboral. La calidad de los nuevos puestos de trabajo es ínfima, y ello se constata atendiendo a cinco características esenciales:

1) La inmensa mayoría de los nuevos contratos son temporales. La proporción de trabajadores con contrato temporal ha aumentado notablemente durante el gobierno de Rajoy (en más de 1 punto porcentual), y la duración de los mismos es cada vez menor (mientras que en 2008 era de 78 días de media, en la actualidad es de 54 días). Esto último se debe en parte a que se registra el doble de contratos de un día de duración que en 2008.

2) El número de contratos a tiempo parcial aumenta a ritmos vertiginosos. La proporción de trabajadores a tiempo parcial sobre el total ha aumentado en casi 3 puntos porcentuales durante el gobierno de Rajoy. Es importante destacar que el 63,3% de todos ellos desearía trabajar a tiempo completo (en 2008 este porcentaje era de la mitad). Hoy día hay 230.100 ocupados a tiempo parcial más que hace justo 4 años, cuando había menos ocupados en total.

3) La remuneración de los nuevos empleos es notablemente reducida. Aún no existen datos actualizados al respecto, pero gracias a la teoría económica (que nos dice que con tasas de paro enormes como la actual la remuneración de los empleados tiende a caer), a la experiencia personal, y a los datos de los últimos años estamos en condiciones de afirmar que los nuevos salarios son muy reducidos. 

La mitad de los nuevos contratos producidos entre 2007 y 2013 tienen un salario por debajo de los 978 euros, algo que no ocurría desde hace 20 años si realizamos las comparaciones pertinentes.

4) Todos los nuevos contratos disponen de menos derechos laborales y de menor intensidad que los anteriores a 2010, debido a las reformas laborales llevadas a cabo por los gobiernos del PSOE y del PP. Los contratos indefinidos son una reliquia, porque hoy día apenas hay diferencia entre este tipo de contratos y los contratos temporales en materia de indemnización por despido y otras características. 

Además, cada semana hay casi 4 millones de horas extraordinarias que no se pagan (si esas horas se trasladasen a nuevos empleos a tiempo completo hablaríamos de la generación de 100.000 puestos de trabajo), y la tendencia es desgraciadamente ascendente.

5) Los nuevos empleos se registran mayoritariamente en los sectores típicos de la economía española: los de bajo valor añadido, replicando así el mismo modelo económico que nos trajo a esta situación de crisis y alejándonos de la urgente y necesaria transición de modelo energético y productivo.

 En los últimos 4 años, entre las ramas económicas que más empleo han creado destacan: hostelería, restauración, actividades inmobiliarias, actividades auxiliares a los servicios financieros y a los seguros, actividades de agencias de viajes, y actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento. 

En cambio, entre las ramas económicas que más han destruido empleo están: fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos, fabricación de material y equipo eléctrico, fabricación de otros productos minerales no metálicos, fabricación de productos metálicos, industria textil y metalurgia, fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones.

En definitiva: se crean nuevos empleos, sí, pero en unas condiciones mezquinas y de una calidad nunca vista. Contratos temporales, a jornada parcial, con salarios reducidos, con alta inseguridad laboral, con niveles de explotación destacables, y en actividades de bajo valor añadido, que explican que el porcentaje de trabajadores pobres no deje de aumentar y haya alcanzado la cota del 12,3% (más de dos millones de personas), situando a España en el tercer puesto de toda la Unión Europea en este desdichado ranking.

 Y todo ello sin olvidar que los que no tienen empleo también empeoran: el porcentaje de parados que reciben prestaciones por desempleo ha caído al 55,72%, un 7,7% menos que el año anterior. El Estado gasta ahora un 17,8% menos que hace un año en estas actuaciones. (...)

Nos encontramos con un nuevo paradigma laboral que comienza a asentarse poco a poco en nuestra economía: el del empleo precario y trabajadores pobres, tan conocido en determinados países asiáticos. (...)"               (

27.8.15

Un congreso sobre la reestructuración de toda la deuda europea, como sucedió después de la Segunda Guerra Mundial, es inevitable

"Un congreso sobre toda la deuda europea, como sucedió después de la Segunda Guerra Mundial, porque la reestructuración de la mayor parte de la deuda, no solo de Grecia sino de varios países europeos, es inevitable. Esta es la principal propuesta que hace el economista francés Thomas Piketty en una entrevista dedicada a analizar “la ideología alemana” del primer tercio del siglo XXI.

Las declaraciones tienen valor porque se han hecho en la prensa germana y porque Piketty ha puesto negro sobre blanco lo que muchos piensan pero nadie se atreve a decir en voz alta: la imposibilidad de pagar los gigantescos volúmenes de deuda, pública y privada, interna y externa, acumulada en muchos países como factor determinante del modelo de crecimiento desde mucho antes de la crisis.

Los datos los acaba de publicar Analistas Financieros Internacionales (AFI) en un informe para la Fundación de las Cajas de Ahorro (“Endeudamiento de España: ¿quién debe a quién”?). Desde 2007 a 2014 la deuda mundial ha continuado creciendo, tanto en las economías emergentes como en las desarrolladas. En estas últimas, la deuda agregada ha pasado de representar el 230% del PIB al inicio de la crisis al 272% a finales del año pasado, 42 puntos más.

En España, por poner el ejemplo más cercano, esa evolución ha sido aún peor: del 253% al inicio, al 320% del PIB en 2014, ¡67 puntos de PIB más de deuda! 

Curiosos casos de “austeridad expansiva” con estancamiento (o recesión), enormes recortes presupuestarios, reducción de los déficit... y aumento desaforado de la deuda, que habrán de pagar nuestros descendientes si no se produce esa reestructuración por la que clama Piketty (“Los griegos, sin duda, ha cometido muchos errores; hasta 2009 el Gobierno de Atenas falsificaba sus cuentas, pero a pesar de ello la nueva generación de griegos no tiene mayor responsabilidad por los errores de los más viejos que la nueva generación alemana en los cincuenta y en los sesenta (...) Europa se fundó sobre el perdón de las deudas no sobre la idea de la penitencia eterna”).  (...)"              (   , El País 26 JUL 2015)

Hay 300.000 españoles menos trabajando que cuando llegó Rajoy a La Moncloa, y 700.000 parados más que no cobran prestación

"Con más de cinco millones de parados, que se cree empleo es siempre una buena noticia. Pero que nuestro presidente utilice la economía como pilar de su campaña electoral es un reflejo de lo que ha sido esta legislatura. Rajoy prometió crear empleo y hay 300.000 españoles menos trabajando que cuando llegó a La Moncloa, según la EPA, y 700.000 parados más que no cobran prestación.

Los 300.000 empleos destruidos se concentran en menores de 30 años donde en el último año sigue cayendo el empleo. Y la mayoría de los 700.000 parados que han perdido la prestación son mayores de 45 años, muchos confiaron en Rajoy pero les defraudó. No es de extrañar que al PP le voten principalmente jubilados, inconscientes del agujero que ha provocado en la Seguridad Social en la pasada legislatura.

Lo más positivo es la recuperación de empleo en la industria, aunque las exportaciones de bienes han vuelto a caer en el segundo trimestre y el PMI industrial anticipa una desaceleración del sector. El turismo sigue siendo el gran sector generador de empleo. Andalucía ha creado uno de cada cuatro empleos el pasado trimestre y es la comunidad con mayor crecimiento del empleo en el último año, seguida de Baleares y Canarias.

 Lo más negativo la población activa que ha dejado de caer, pero sigue descendiendo en menores de 30 años, donde se sigue destruyendo empleo y los salarios son menores que los que tuvo mi generación cuando nos incorporamos hace veinte años. Y la destrucción de empleo en la cornisa Cantábrica. Si eliminamos el automóvil nuestra producción industrial sigue cayendo en muchos sectores.  (...)

O cambiamos rápido de modelo económico o el estado de bienestar está en grave peligro. El crecimiento de la deuda pública hoy son recortes de pensiones de mañana."          (   , El País, Madrid 23 JUL 2015)

26.8.15

El capital financiero alemán necesita mano de obra barata en la periferia de Europa para competir con China

"Ramón Grosfoguel, sociólogo de la Universidad de Berkeley, afirma que el capital financiero alemán está empobreciendo el Sur de Europa mediante la política de austeridad para obtener mano de obra barata y poder competir con China. (...)

Bajo la dirección de Alemania, ¿estamos viviendo un enfrentamiento entre el Norte y el Sur de Europa?

Sí, eso ha quedado claro estos días. Pero esta división lleva produciéndose desde el siglo XVII, cuando el Sur de Europa estaba visto como un lugar inferior justo después de la guerra de los Treinta Años, cuando Ámsterdam desplaza a España y a la península Ibérica del centro del sistema-mundo creado a partir de la expansión colonial en 1492. 

El Sur vive una especie de alienación mental: por un lado están subordinados a los poderes del Norte, y por otro ejercen de Norte poderoso en relación a otros lugares del planeta. Se ven a ellos mismos como parte del Norte, aunque con muchas contradicciones. Incluso después de veinte años de ilusión de la Unión Europea, el Norte de Europa no mira al Sur como un igual.

En el Norte utilizan términos como PIGS y dicen que la causa de la crisis son los países del Sur, porque son vagos, perezosos y corruptos. Como si en el Norte no existiera la corrupción, como si la corrupción fuera un atributo del Sur europeo. 

No reconocen que la causa de la crisis es el pillaje del capital financiero internacional. Pero no es nada nuevo. Es el mismo discurso que ha empleado Occidente para explicar la pobreza en África, América Latina y Asia.

Es un discurso totalmente racista que ha estado siempre ahí desde hace cuatrocientos años, y que vuelve a emerger ahora con fuerza a partir de la crisis. O el Sur de Europa se descoloniza y se asume como Sur de una vez por todas, planteándose otro proyecto geopolítico y económico más allá del capitalismo imperialista occidental, o va a seguir arrodillado dentro de Europa.

¿Por qué dentro de la misma UE tenemos tres Europas con un nivel de vida muy diferente? Me refiero a Europa del Norte, Europa del Sur y Europa del Este…

El capital financiero alemán de cara al siglo XXI necesita periferia. Alemania siempre fue un imperio que perdió la batalla de las periferias en África, Asia y América Latina. Por eso mira hacia el Este de Europa, que es su periferia histórica, y al Sur de Europa como su nueva periferia de cara al siglo XXI. Sin periferias no tienen como competir frente al ascenso de China y frente a los Estados Unidos. 

¿Y qué pasa? El Sur de Europa en los últimos veinte años “se ha hecho muy caro” en sus costes de producción y en su mano de obra frente a la competencia del capital financiero alemán en relación con China. De ahí la política de austeridad del capital financiero alemán vía la troika para pauperizar el Sur de Europa y así producir mano de obra barata. 

En las actuales negociaciones, Grecia cede y aún así los alemanes le ponen más restricciones, porque lo que se quiere en el fondo es que acaben de salir.  (...)"               (Entrevista a Ramón Grosfoguel, Público, 23/07/2015)

Ayudas a Grecia directas al pueblo, una solución al problema griego

"(...) Suena impactante que las ayudas que están contemplando son entre 82.000 y 86.000 millones de euros, el 29,9% del Producto Interior Bruto (PIB) griego. 

(...)  A este acuerdo también le falta los mismos elementos que han faltado en pasados rescates que son los siguentes elementos:
  • el pueblo no ve apenas nada de esto
  • la deuda sigue creciendo y creciendo
  • no hay ni quita de deuda ni alargamiento de los pagos
(...)  Finalmente, (el FMI) concluye (PDF) que la deuda griega ahora sólo puede ser sostenible a través de medidas de alivio de deuda que van mucho más allá de lo que Europa ha estado dispuesto a considerar hasta ahora, ya comentado en estas páginas. Es decir que se necesita un tipo de quita y eso no está sobre la mesa. (...)

Otra alternativa sería probar otra cosa con este rescate. Aparte de ver medidas económicas exigidas por los acreedores, ¿por qué no vemos al pueblo griego beneficiarse directamente de los fondos del rescate? (...)

Dinero directamente a los ciudadanos

Con 10.8 millones de ciudadanos griegos, según la CIA World Factbook sería interesante ver el impacto si decidiéramos dividir los fondos del rescate entre los ciudadanos griegos. Habría varias alternativas de distribución, como las siguientes:
  • La división entre todos los ciudadanos, daría 7.870 euros per capita
  • Si sólo distribuímos a los mayores de 25 años, daría 10.319 euros per capita
  • Si sólo distribuímos a los mayores de 25 años hasta los 64 años, daría 14.102 euros per capita
Yo abogo por el tercero, pensando que los jóvenes todavía no han adquirido los derechos suficientes para recibir distribuciones y pensando, además, que los mayores de 64 disfrutan ya de pensiones del Estado.

14.102 euros por ciudadano podría ayudar mucho a las familias ya que, con 28.204 euros entrando, las familias podrían pensar en hacer muchas cosas, gastarlo, ahorrarlo, invertirlo, iniciar una empresa, o una combinación de cosas. Y cualquier cosa que hagan, repercutiría directamente y positivamente en la economía griega.

Conclusión

En estas páginas hablé del duro discurso en el parlamento europeo del liberal Sr. Verhofstadt delante del Sr. Tsipras donde dijo lo siguiente de un nuevo plan de rescate:
...si el gobierno griego presenta las propuestas pedidas, Europa no se quedará atrás. Incluso dijo que, cuando se llegue a un acuerdo, Europa también consideraría ayudas directas a los griegos más necesitados.
Pues el gobierno griego ha aceptado todo el plan impuesto por los acreedores europeos. Sin embargo, en el nuevo plan de rescate anunciado no se ve nada de estas ayudas directas a los ciudadanos. (...)"             ( , El blog salmón, 23/07/2015)

25.8.15

PP, PSOE y C's se olvidan de lo básico: la evolución del montante de deuda total y la peligrosa deriva de nuestra deuda externa

"Los análisis de los problemas económicos que afligen a nuestro país por parte de los economistas ligados al PP, PSOE y C's se olvidan de lo básico: la evolución del montante de deuda total y la peligrosa deriva de nuestra deuda externa. Sus economistas siguen sin entender las dinámicas del dinero y de la deuda (...)

El argumento es muy sencillo, la dinámica de la deuda externa va a perpetuar y marcar, si no lo remediamos, nuestro papel en la Unión Europea. Por un lado, nos consolidará como un centro estratégico de mano de obra barata y formada donde ensamblar productos manufacturados. 

Sin embargo, todo el valor añadido se quedará en el centro y norte de Europa. Por otro lado, la dinámica de la deuda -total y externa- acelerará la presión de los acreedores para exigir una expropiación del patrimonio de los países deudores (privatizaciones). Para ello contarán además con la ayuda entusiasta de nuestras inútiles elites extractivas (pura ideología). Pero profundicemos un poco más.  (...)

Las élites patrias rápidamente asumieron negocios de donde obtener pingües beneficios: revalorizaciones del suelo, privatización de antiguos monopolios naturales, servicios de muy bajo valor añadido y una bancarización exagerada. Y de esa dinámica, la mayor burbuja inmobiliaria de la historia, una deuda impagable (4,3 billones de euros), un sistema bancario inservible, cada día más sistémico y un hundimiento de la productividad total de los factores. (...)

Pero una vez generada toda esa deuda, el problema se complica. Hemos actualizado, a partir de los datos de Banco de España recogidos en el capítulo 2 de Cuentas Financieras, las dinámicas de deuda total, pública y privada, de nuestro país. Y a partir de esos datos, la evolución de la deuda externa. La deuda externa -véase cuadro 1- alcanzó en el primer trimestre de 2015 un nuevo récord histórico, casi 1,2 billones de euros, un 111% del PIB. De ello apenas se habla.


 El 45% de esa deuda externa corresponde a la deuda de las administraciones públicas. ¿Saben ustedes cuanto representaba la deuda pública en el total de nuestra deuda externa en el 2008? Solamente el 20%. 

Ustedes saben perfectamente por qué es así. Bajo este diagnóstico, los países deudores, dentro del Euro, ante cualquier incremento de la aversión al riesgo en los mercados, que haría impagable nuestra deuda total y externa, nos impondrán más devaluación salarial austeridad fiscal. Teniendo en cuenta nuestra experiencia histórica (...)

 Pero hay un efecto colateral del cual no se habla -qué linces nuestros voceros mediáticos.- Los acreedores presionarán para continuar con un proceso de privatizaciones que abarque servicios básicos, desde la educación y la sanidad hasta el agua, pasando por servicios municipales. Y se inventarán estudios econométricos espurios y/o con sesgo de muestra para justificar semejante atropello.

Como botón de muestra este documento de un banco sistémico profundamente apalancado. Pero de todo ello ni PP, PSOE o C's dicen nada. O sus economistas desconocen los datos, las hipótesis y teorías que mejor explican y ajustan a la realidad de las cifras, obviamente ninguna ortodoxa, o simplemente lo esconden. Veremos."               (Juan Laborda, Vox Populi, 01/08/2015)

Hoy hay tres trabajadores por pensionista, y en cuarenta años habrá solo uno... pero ese trabajador producirá lo que hoy hacen cinco o seis

"Existe una percepción generalizada de que la transición demográfica (con cada vez más ancianos y menos jóvenes) hace las pensiones públicas inviables. Este argumento ignora varios hechos: (...)

4. La prolongación de la esperanza de vida de las personas ancianas, que se ve como un dato negativo para la viabilidad del sistema de pensiones, no tiene en cuenta el crecimiento de la riqueza del país, resultado del crecimiento de la productividad, dato ignorado por el Comité de Expertos nombrado por el gobierno español, cuando indicó que “a principios del siglo XX, la esperanza de vida de los españoles con 65 años era de unos diez años. 

Hoy esperan vivir veinte años más, y hacia el 2050 se prevé que vivirán 25 años más”, presentando este dato como una amenaza al sistema de pensiones. Ahora bien, si bien es cierto que la esperanza de vida de las personas de 65 años se ha doblado desde 1900 –pasando de 10 a 20 años-, también lo es que la riqueza del país, medida por su PIB, ha crecido nada menos que 24 veces.

 Es decir, que el PIB de ahora es, no dos veces, sino 24 veces el tamaño del PIB en 1900. ¿No cree el Comité de Expertos que una sociedad 24 veces más rica no tiene recursos más que suficientes para pagar las pensiones de los que han creado tal riqueza?

5. Tal alarma aparece también cuando se dice que hoy hay tres trabajadores por pensionista, y en cuarenta años habrá solo uno (los números cambian según el nivel de alarma que se intente crear). Pero en este argumento se ignora que en 40 años es más que probable que un trabajador produzca lo que hoy producen cinco o seis. 

Hace 40 años, el 18% de la fuerza laboral trabajaba en el campo. Hoy lo hace solo un 2%, y producen más alimento que lo que producía ese 18%. Cambien la palabra alimentos por pensiones y entenderán la falacia de esta alarma."          

(Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario LA VANGUARDIA, 6 de julio de 2015, en www.vnavarro.org, 06/07/2015)

24.8.15

Del euro al ‘marco del Norte’, lo preferible...

"Sería mejor que el Bundesbank se pusiera a trabajar por un Nordmark para Alemania y sus vecinos más pequeños

Las instituciones europeas fallaron a Grecia mucho antes de la crisis participando en su entrada fraudulenta en la zona euro gracias a la cual este país obtuvo una magnífica moneda fuerte sostenida por las exportaciones de los demás, que motivaron que Grecia fuera un país no competitivo ni a la hora de fabricar queso feta (en el 2009 me sirvieron la versión danesa del queso en Atenas). (...)

El sistema falló de nuevo cuando la crisis griega estalló finalmente en el 2011, cuando sus bonos a tres años rendían un 45,88% en diciembre. En lugar de ser expulsados por el bien de todos –pero, sobre todo, de los propios griegos–, Grecia fue sobornada y se le engatusó para que se quedase.

En caso de que Grecia hubiera quedado desconectada del sistema por parte del Banco Central Europeo o expulsada de la zona euro, en la actualidad no sólo la economía, sino también la sociedad griega se hallarían en plena recuperación. (...)

A continuación, el sistema se vio abocado a fallar por tercera vez, cuando el pueblo griego eligió una mayoría contraria al euro, cuya postura fue además reafirmada por referéndum: en lugar de aceptar la decisión democrática, el Gobierno griego se vio afectado por amenazas y más sobornos, confirmando la equiparación de Václav Klaus de la zona euro con el Pacto de Varsovia, sin tanques pero sin mucho mayor espacio para la democracia. (...) 

Existe, además, el enorme problema del no contagio, sobre todo en el caso de Italia. (...)

Pero, por supuesto, existe la máquina contra el contagio del Banco Central Europeo de Mario Draghi. Su dinero gratis ofrece a los bancos italianos ganancias sin riesgo a través de la compra de bonos del Estado sin esfuerzo, reduciendo sus rendimientos a niveles que sugieren falsamente la prevalencia de un grado extremo de prudencia fiscal. 

El Estado italiano, los gobiernos regionales y locales continúan pagando por tanto a veces salarios notablemente elevados (muchos de más de 200.000 euros al año) a sus famosos empleados no productivos o contraproducentes.  (...)

 Dado el daño sistemático que las instituciones del euro infligen a las economías más débiles –y Francia se ha ido deslizando hacia esta categoría– sería un gran paso adelante alquilar los diversos palacios del BCE, despedir sus hordas de funcionarios bien pagados, dejar que Mario Draghi regrese a la elegancia del Banco de Italia y dejar que el frugal Bundesbank se ponga a trabajar por un marco del norte, el Nordmark, para Alemania y sus vecinos más pequeños."              (Del euro al ‘marco del Norte’, de Edward N. Luttwak en La Vanguardia, en Caffe Reggio, 27/07/2015)

Habermas: El gobierno alemán, incluida su ala socialdemócrata, ha dilapidado en una noche todo el capital político que una mejor Alemania había acumulado en medio siglo

"Guardian: ¿Cuál es su veredicto sobre el acuerdo alcanzado el pasado lunes?

Habermas: El acuerdo sobre la deuda griega anunciado el lunes por la mañana es dañino, tanto en lo que hace a su resultado cuanto en lo tocante al modo en que ha sido logrado.

 el resultado significa que un inerme Consejo Europeo se declara a sí mismo en total bancarrota:  el relegar de facto a un Estado miembro a la condición de protectorado contradice abiertamente los principios democráticos de la Unión Europea. 

Finalmente, el resultado es desastroso, porque fuerza al gobierno griego a aceptar un fondo de privatizaciones económicamente cuestionable y predominantemente simbólico que no puede entenderse sino como un acto punitivo contra un gobierno de izquierda. Es difícil de imaginar que pueda infligirse un daño mayor.

Y, sin embargo, eso es lo que hizo el gobierno alemán cuando el ministro de finanzas Schäuble amenazó a Grecia con expulsarla del euro, mostrándose vergonzosamente como el disciplinador en jefe de Europa. 

Con ello, y por vez primera, el gobierno declaró manifiestamente su voluntad de imponer una hegemonía alemana a Europa: así, en cualquier caso, se ven las cosas en el resto de Europa, y esa percepción define la realidad que cuenta. Mucho me temo que el gobierno alemán, incluida su ala socialdemócrata, ha dilapidado en una noche todo el capital político que una mejor Alemania había acumulado en medio siglo. 

Y con “mejor” quiero decir una Alemania caracterizada por una mayor sensibilidad política y una mentalidad postnacional."       

(Entrevista en The Guardian a Jürgen Habermas, Entrevista publicada en The Guardian , en Attac España, 28/07/2015)





23.8.15

Los sistemas de pènsiones privados quiebran, y los públicos... no

"(...) La teoría neoclásica justifica la implantación de esquemas de pensiones de gestión privada apoyándose en la hipótesis de mercados eficientes. Si los mercados son eficientes, los recursos se colocaran automáticamente de manera óptima en línea con los objetivos de largo plazo de la sociedad. (...)

Sin embargo, existe suficiente evidencia empírica que invalida la hipótesis de eficiencia de los mercados financieros de manera que en un contexto de fuerte sobrevaloración de activos los esquemas de de gestión privada pueden generar pérdidas importantes. 

Dicho de otra manera, esquemas de sistemas de pensiones completamente privados como los existentes en algunos países, el caso de Chile es el más paradigmático, no solo no supone en realidad una protección real de las rentas futuras a obtener, sino que en determinados episodios de exuberancia irracional, como consecuencia de una excesiva propensión al riesgo, la explosión de una burbuja o inflación de activos financieros como la actual implicaría un empobrecimiento masivo de los pensionistas.

Problemas de riesgo moral en los sistemas de pensiones privados

Además del riesgo precio, que invalida la hipótesis de eficiencia de los mercados financieros, los sistemas de pensiones completamente privados presentan una serie de riesgos adicionales ignorados completamente por la ortodoxia neoclásica. En primer lugar, el riesgo de variabilidad del inversor individual

 Muchos inversores invierten e invertirán mal y corren el riesgo de obtener unos muy bajos rendimientos o pérdidas. En este caso, la carga final podría recaer sobre el erario público, si finalmente se pone en marcha una red de seguridad de pensiones con apoyo público. Ello conlleva un tremendo problema de riesgo moral ya que muchos contribuyentes podrían invertir de una manera excesivamente arriesgada sabiendo que existe una red de seguridad.

Pero además los sistemas completamente privatizados presentan una serie de inconvenientes adicionales que los economistas convencionales suelen obviar. Los costes administrativos de los esquemas de sistemas de pensiones privados son muchísimo más altos.

 Por ejemplo, a principio de la década de los 90, en el sistema de pensiones chileno, totalmente privatizado, los costes administrativos eran 5,5 veces más altos que en el sistema de Seguridad Social existente en Estados Unidos. Además, estos costes son tremendamente regresivos porque son de carácter fijo, repartidos por igual en todas las cuentas, lo que afecta negativamente a aquellas cuentas de ingresos bajos.

Los sistemas de pensiones basados en esquemas totalmente privatizados no proporcionan una serie de beneficios que son parte del sistema de Seguridad Social existente. Estos incluyen prestaciones de invalidez por accidente laboral y beneficios para el cónyuge y los hijos a cargo en caso de muerte accidental. 

Finalmente, los sistemas privados carecen de la dimensión progresiva redistributiva de los sistemas de reparto. En los sistemas de reparto se asegura que incluso en el caso de que el flujo de ingresos derivados de la actividad de un trabajador se interrumpa, los trabajadores aún así podrían terminar con una pensión de jubilación razonable.

En el contexto actual, donde los lobbies campan a sus anchas, es más necesario que nunca, cuando se utilizan una serie de hipótesis para justificar acciones de política económica, comprobar las hipótesis que hay detrás. Si no se cumplen, y los problemas reales no se atacan, los efectos sobre la población, especialmente la más desfavorecida, serán brutales e irreversibles."            (Juan Laborda, Vox Populi, 27/05/2015)

Siete desmentidos en torno a las “magnánimas virtudes” del rescate a la banca en España... los activos tóxicos de la banca se situaron de nuevo por encima de los valores previos a la concesión de las “ayudas” públicas

"Con relativa frecuencia escuchamos y leemos noticias sobre el sector financiero de España a  las que se aplican, por decirlo suave y metafóricamente, multitud de efectos Instagram

Vamos a proceder por ello a rectificar siete afirmaciones que no son sino descripciones parcial o totalmente erróneas acerca de la evolución y las consecuencias de las políticas aplicadas a un sector de actividad capital para la economía de cualquier estado o país.

1- “El crédito ahora fluye” 

FALSO: Los últimos datos del Banco de España publicados el 17 de julio de 2015 demuestran que en mayo del presente ejercicio se produjo la sexta contracción interanual ininterrumpida del crédito concedido al sector privado en un mes de mayo desde el año 2009.

2- “El sector financiero ha recuperado su fortaleza desde que se realizó la reestructuración bancaria”

FALSO: En el ejercicio 2009 la tasa de mora del sector financiero ascendía al 5,08%. A finales de 2012, recién ejecutada la reestructuración, se situaba en el 10,43% y en la actualidad, y con los últimos datos publicados por el Banco de España, la mora bancaria asciende hasta el 11,64%.

3- “Se ha logrado restablecer el equilibrio productivo en la economía española”

FALSO: Desde que comenzó la consignación de las nuevas cifras de crecimiento económico en España, tres de los cuatro sectores que mayor contribución han realizado al crecimiento del PIB de finales de 2014 han resultado ser ‘Actividades financieras y de seguros’, ‘Construcción’ y ‘Actividades inmobiliarias’. 

Aun cuando en el caso de las dos últimas actividades, sus respectivas tasas sectoriales de morosidad se sitúan en la actualidad en el 13% y 42,8%, respectivamente.

4- “El rescate de diciembre de 2012 supuso el saneamiento exitoso de las entidades financieras españolas”

FALSO: Dicho rescate hizo descender de un plumazo el volumen de los créditos dudosos que arrastraba el sector desde los 191.600 millones de euros hasta los 167.500 millones. Pero justo un año después, en diciembre de 2013, los activos tóxicos de la banca se situaron de nuevo por encima de los valores previos a la concesión de las “ayudas” públicas. Concretamente en 197.200 millones de euros.

5- “La creación del banco malo -Sareb- no supuso coste alguno para los contribuyentes”

FALSO: Se instrumentalizó mediante un programa de asistencia financiera de 41.333 millones de euros proveniente del Mecanismo Europeo de Estabilidad. Es decir, mediante la emisión de deuda pública asociada a sus correspondientes costes financieros y cuyo vencimiento está programado para el año 2027.

6- “La creación del banco malo -Sareb- no supondrá coste alguno para los contribuyentes”

FALSO: En el primer año de gestión del banco malo -2013- tan solo se lograron liquidar el 2,5% de los activos tóxicos totales – recuérdese que el plazo de ejecución de la desinversión finaliza en 2027- y los márgenes de venta aplicados en las operaciones realizadas en dicho primer año cayeron sustancialmente por debajo de los descuentos de que fueron objeto en su traspaso al denominado banco malo.

7- “Nuevos e innovadores proyectos empresariales ya cuentan con acceso a la financiación”

FALSO: Una a una todas las actividades productivas realizadas en España disponen de un menor nivel de financiación bancaria cuando se comparan los últimos datos relativos a 2015 con los de finales de 2012. Si bien esta afirmación tampoco es del todo cierta. Existe un único sector en el que la disposición de financiación es superior: ‘Actividades de intermediación financiera’. Curioso, ¿no?"                 (El Captor, 2015, 20 de julio, en Economía Española.)

21.8.15

Los bancos que compraron deuda griega en grandes cantidades también cometieron un enorme error, y no están pagando el precio

"(...)  P. ¿Qué se podría haber hecho?

R. Cancelar gran parte de la deuda. La gente tiende a ver esto como escandaloso, pero es lo que se hace todo el tiempo con las empresas. Cuando una compañía entra en bancarrota, que quiere decir que no puede pagar sus deudas, se procede a una reestructuración de la deuda y los acreedores aceptan que no pueden cobrar todo. Hacen falta dos para bailar tango. 

Si alguien se endeudó irresponsablemente, otro le prestó irresponsablemente. Los bancos que compraron deuda griega en grandes cantidades también cometieron un enorme error, y no están pagando el precio. Así que deberían haber cancelado deuda y, a largo plazo, controlar el gasto público. Pero en el corto plazo es un suicidio. “No tienes suficientes ingresos, entonces corta tus gastos”.

 Eso puede tener sentido para un individuo, pero no para un país entero. El gasto de una persona es el ingreso de otra. De modo que si yo corto mi gasto, tus ingresos caen. Entonces tú tienes que cortar tus gastos y se cortan los ingresos de otro, y así sucesivamente. En Grecia, al cabo de un tiempo fue obvio que eso no iba a funcionar. El ratio de deuda nacional con respecto al PIB estaba creciendo mientras se reducía el gasto. 

Debieron permitirles incurrir en déficit, hasta que la economía griega se recuperara, y apoyarlo a través, por ejemplo, de financiación especial del BCE. Ahora la situación es terrible y, a largo plazo, hay una elección todavía más difícil. La UE tiene que decidir si da un empujón a las reformas institucionales para hacer la unión monetaria más sensible o si se debe acabar con ella.

P. ¿Acabar con el euro?

R. Políticamente no creo que vaya a suceder. Pero hay que aceptar que fue un proyecto erróneo e intentar corregirlo. La alternativa es una austeridad permanente en países como España o Portugal. En cuatro años más la economía seguirá igual de muerta, mucha más gente habrá sufrido por los recortes continuados y en algún momento la gente va a decir que esto es un sinsentido.

 Si salen de la unión monetaria, por lo menos podrán devaluar y revitalizar la economía. Más pronto o más tarde, países como España, Portugal o Italia, deberán mirar sus opciones.

P. ¿Las heridas abiertas entre norte y sur son irreparables?
R. En la prensa alemana o británica los españoles y los griegos están descritos como gente vaga que trata de robar dinero de Alemania. Eso es un escándalo. Los griegos trabajan un 50% más que los holandeses, un 40% más que los alemanes. ¿Quiénes son los vagos? Grecia y España tienen problemas de productividad. Habría que haber hablado de inversiones en infraestructuras, investigación y desarrollo, educación.

 No decirles a los griegos que sean más honrados y a los españoles que trabajen más duro. Es triste porque es justo el error que se cometió después de la I Guerra Mundial. Estamos repitiendo los errores de hace cien años, y muchas cosas malas sucedieron después de eso. (...)"                 (Entrevista a Ha-Joon Chang, PABLO GUIMÓN , El País 2 AGO 2015)

Piketty: 25 verdades sobre la deuda griega... los bancos concedieron a Grecia préstamos con tasas usurarias del 18%, algo matemáticamente impagable

"1. En el pasado, las deudas públicas fueron mucho más importantes que la actual deuda de Grecia. Esta se eleva a 312.000 millones de euros y representa el 170% de la producción anual del país. La deuda de Grecia en realidad es irrisoria, pues la economía del país sólo representa el 2% del PIB de la zona euro. Por lo tanto la deuda apenas representa el 3% del PIB de la zona euro y no constituye un peligro para el equilibrio económico de Europa.

2. Las grandes potencias europeas como Francia, Alemania y el Reino Unido también tuvieron en el pasado, particularmente en el siglo XIX y el siglo XX, una deuda superior al 200% de su PIB. Cada vez que ocurrió, se encontró una solución.

3. “En el siglo XX, Francia y Alemania son los dos países por excelencia que nunca rembolsaron su deuda pública”.

4. “Hay algo irónico” en exigir a Grecia un rembolso imperativo de su deuda olvidando que “Europa se construyó después de la Segunda Guerra Mundial sobre ciertos principios, particularmente la cancelación de las deudas del pasado para invertir en el porvenir”.

5. Así, en 1953, Europa decidió colectivamente cancelar toda la deuda exterior de Alemania pues había “elegido el porvenir”.

6. Existen varios métodos frente al problema de la deuda. El método lento e ineficiente, que se aplica actualmente a Grecia, consiste en pedir a la nación que acumule excedentes presupuestarios (recaudaciones tributarias superiores a los gastos públicos) y los dedique al rembolso de los créditos. Tiene el defecto de durar a veces más de un siglo, socavar el crecimiento económico y tener un costo social muy elevado.

7. “Cuando se supera cierto nivel de deuda pública hay que utilizar métodos más rápidos”. Existen tres que se usaron en el pasado: la inflación moderada, los impuestos excepcionales sobre los patrimonios privados y sobre todo la cancelación de las deudas.

8. “Hubo cancelaciones de deudas en la pasado y habrá otras en el futuro”.

9. “Los gobiernos no tienen el valor de poner [el tema de la cancelación de la deuda] en la mesa”, lo que de todas formas es inevitable si se quiere salir de la crisis y “cuanto antes mejor”.

10. Se presenta al pueblo griego como que vive por encima de sus recursos. No obstante en la actualidad, bajo el gobierno de Alexis Tsipras, el presupuesto de Grecia está en equilibrio sin contar el servicio de la deuda. Incluso hay “un leve excedente primario” equivalente al 1% del PIB, lo que representa 1.830 millones de euros. El rembolso de la deuda se vuelve insostenible, sobre todo si se toma en cuenta el hecho de que los bancos privados concedieron a Grecia préstamos con tasas usurarias que podían alcanzar el 18%, convirtiendo los créditos en algo matemáticamente impagable.

11. Las instituciones financieras internacionales exigen a Grecia, en virtud de los acuerdos impuestos en 2012, que dedique el 4% de su PIB al rembolso de la deuda durante los 30 próximos años. “El presupuesto total de todo el sistema de la enseñanza superior griego representa menos del 1% del PIB. Significa entonces que se le pide al contribuyente griego que dedique, durante los próximos 30 años, cuatro veces más de dinero a rembolsar la deuda del pasado que todo lo que se invierte en la formación superior del país. ¿Acaso es la mejor forma de preparar el porvenir? Desde luego ¡no! Entonces es absurdo”.

12. “Jamás se pidió, afortunadamente, a Alemania, Francia y a los países europeos después de la Segunda Guerra Mundial que hicieran eso. Se procedió a cancelaciones de las deudas y ello permitió la reconstrucción de Europa en los años siguientes. Pudimos librarnos del peso de la deuda e invertir los recursos públicos en las infraestructuras, la educación y el crecimiento”.

13. “Europa, mediante el Tratado Presupuestario de 2012, eligió el método británico del siglo XIX, de la penitencia durante décadas y décadas, en vez del método europeo de la posguerra, que consistió en proyectarse en el porvenir”.

14. “Hay una amnesia histórica extremadamente grave. La ignorancia histórica por parte de nuestros dirigentes es algo que consterna en absoluto”.

15. “El Gobierno francés tiene una responsabilidad muy grande” en esta situación al no oponerse a la intransigencia de Alemania. El presidente “Hollande debe tomar sus responsabilidades y decir que la restructuración de la deuda es ahora”.

16. Sin un gesto firme hay un riesgo de “prolongar el periodo de incertidumbre”, que tiene un gran impacto en el crecimiento, y “volver a hundir a Grecia en la recesión, lo que es extremadamente grave”.

17. “El problema de la deuda en Europa no es más importante que en Japón o en Estados Unidos”. Salim Lamrani Al Mayadeen http://espanol.almayadeen.net/Study/Suaxbsfy_0q97qTpAG2_Rg/... 18. “Hay mucha hipocresía en todo esto, pues los bancos franceses y alemanes están muy contentos de ver los activos financieros de los griegos ricos que se transfieren a esos mismos bancos y por supuesto no se transmite la información a la Hacienda griega”, privando así al Estado helénico de fuentes de ingresos fundamentales y haciéndose cómplices del fraude fiscal a gran escala.

19. Desde 2010, las instituciones financieras internacionales han cometido “enormes errores en Grecia”. “Incluso el FMI reconoció haber subestimado las consecuencias de las medidas de austeridad en términos de recesión”.

20. Esas medidas de austeridad “llevaron a un aumento desmesurado de la deuda” griega pues el PIB cayó un 25 % entre 2010 y 2015. “Esta fue la razón de la explosión de la deuda hasta un 170% del PIB mientras que sólo representaba un 110%”.

21. “Me ubico en el punto de vista de las jóvenes generaciones griegas. ¿Acaso son responsables de los actos del [primer ministro] Papandreu en 2000 y 2002? No son más responsables de esos errores que los jóvenes alemanes de los años 1950 o 1960 de los errores precedentes. Dios sabe sin embargo que los gobiernos alemanes hicieron cosas mucho más graves que los gobiernos griegos”.

22. “Todas las deudas de la zona euro deben restructurarse. Hace falta cancelar una parte como siempre ocurrió en la historia”.

23. “Hace seis meses que el Gobierno griego pide un restructuración de la deuda” y cada vez recibe el rechazo obstinado del Eurogrupo.

24. No obstante en 2012 Europa “prometió a los griegos que cuando el país estuviera en situación de excedente se renegociaría el importe de la totalidad de la deuda”. Hoy Europa se niega a cumplir su promesa.

25. “Los charlatanes que pretenden que se va a expulsar a un miembro de la Unión Europea para disciplinar a los demás son sumamente peligrosos. El ideal europeo está a punto de ser destruido por las decisiones de esos charlatanes”.   (...)

El autor (Piketty) del libro El capital en el siglo XXI denuncia la hipocresía de la troika y del Fondo Monetario Internacional sobre la cuestión de la deuda "                 (Salim Lamrani, Alainet,  Jaque al neoliberalismo, 06/08/2015)

20.8.15

Si Grecia es expulsada... Europa tendrá su Lehman Brothers

"(...) El 80% de la opinión pública alemana desconfía de Grecia y no quiere darles más ayudas. Pero es muy complicado explicar al resto de opiniones públicas que esto es un proyecto común gobernado por Alemania. 

El euro ha dejado de ser una moneda única para pasar a ser un tipo de cambio fijo reversible. El nuevo programa griego está condenado a fracasar como los anteriores y el Grexit es un escenario altamente probable. 

Si se produce, Europa tendrá su Lehman Brothers y nadie tiene un plan. Volverán las cumbres extraordinarias y no podrán culpar a los griegos. ¿Culparán los alemanes a los portugueses, españoles, italianos y franceses por no hacer reformas? (...)"            (   , El País , 16 JUL 2015)

El rescate español no fué para salvar a la banca española, sino para rescatar a los sistemas financieros alemán y francés (como el griego)

"(...) para miedo, el panorama desolador que nos dejan: deuda, deuda, más deuda, sin mejora alguna del aparato productivo y de nuestra fuerza trabajo. Empobrecimiento futuro. En ese blog anterior analizamos la deuda soberana. Permítanme escudriñar ahora la deuda externa patria. 

La deuda externa, reflejo del dominio de las élites

En los cuadros 1 y 2 se recogen y estudian dos fotos fijas, cierre de 2008 y el último dato disponible, cierre de 2014, para ver cómo ha evolucionado lo que debemos al resto del mundo, nuestra deuda externa, su cuantía y qué sectores patrios son quienes tienen esas deudas con el exterior. Se trata de cifras que solemos actualizar cada trimestre.


 

 La deuda que desde los sectores residentes españoles se debe a acreedores extranjeros, a cierre de 2008, ascendía a casi 1,08 billones de euros, cifra que representaba cerca del 99% del PIB español. Esta cantidad significaba el 27% de la deuda en su conjunto de la economía española. El resto era deuda entre sectores residentes.  (...)

Según el último dato disponible, cierre de 2014, la deuda externa asciende supera los 1,1 billones de euros, cifra que representa cerca del 107% del PIB español. Esta cantidad significa el 26% de la deuda en su conjunto de la economía española. 

El resto es deuda entre sectores residentes. La cifra es muy parecida a 2008, pero la composición ha variado drásticamente. El 44% de la deuda externa corresponde ahora al sector público, frente al 20% de 2008. 

Por el contrario, las deudas que nuestras entidades financieras deben al exterior representan “solamente” el 30% del total de nuestra deuda externa, frente al 54% en 2008. Mientras, la deuda externa de las sociedades no financieras representa el 26% del total de la deuda patria con el exterior, cifra casi idéntica a 2008.

Lo que estos datos confirman es por qué desde el exterior, con el apoyo entusiasta de las élites bancarias, se impuso una política de austeridad. Se trataba de disponer recursos públicos para destinarlos a financiar a terceros, a ellos. 

El rescate al sistema financiero español consistía únicamente en proporcionar recursos al sistema financiero para que pudiera hacer frente a sus deudas, aplicando duros procesos de reestructuración interna con el fin de liberar recursos, por si acaso. En realidad no se trataba de un rescate al sistema financiero español, sino a los sistemas financieros alemán y francés, manteniendo de paso en sus sillas a la gerencia bancaria patria.

 Un segundo aspecto complementario de este análisis es el fracaso de las denominadas reformas estructurales, destinadas aparentemente a mejorar nuestra competitividad. El "repentino" e intenso empeoramiento de nuestro sector exterior durante los últimos trimestres ha incrementado la deuda externa neta de España hasta alcanzar un nuevo récord histórico, siendo el segundo país con el mayor volumen de deuda externa del mundo

Apenas hemos salido de la crisis y una nueva crisis de balanza de pagos se cierne sobre nuestra economía. ¡Pero es que el objetivo era otro, proteger a acreedores foráneos y a nuestra gerencia bancaria! Son exactamente los mismos que ahora meten miedo, de la mano de aquellos políticos que en su momento permitieron el dominio de la élite."        (Juan Laborda, Vox Populi, 18/07/2015)

18.8.15

Alemania provoca insomnio entre los europeístas... y Schäuble y su abuela, pesadillas

"Pensar en Alemania no me quita el sueño. Pero, tras la reciente reafirmación de su poder en la eurozona, en particular en la noche del infernal paseo al borde del abismo del Grexita mediados de julio, no soy el único que empieza a notar las punzadas del insomnio. (...)

Hay que recordar que, en la noche de los insultos largos en Bruselas, Alemania representaba también a varios Estados más pequeños del norte y el nordeste de Europa. Al lado de algunos de sus dirigentes, el ministro alemán Wolfgang Schäuble es un blando.

 Por otra parte, no vamos a esperar que una Alemania unida, la mayor potencia de Europa, actúe como la vieja Alemania Occidental de hace 40 años, sobre todo cuando se le pide que aporte más de miles de millones de euros para una política en la que no cree la mayoría de sus ciudadanos. 

Las humillantes demandas presentadas a Grecia y el estilo en que se hicieron escandalizaron a muchos socios y amigos. Sin embargo, dentro de Alemania, aunque algunos personajes importantes como Jürgen Habermas y Joschka Fischer dieron señales de alarma, la línea dura de Schäuble contaba con amplio respaldo.  (...)

El ministro Schäuble es uno de los políticos más notables que conozco. Ya era impresionante de joven, a la derecha de Helmut Kohl, negociando la unificación alemana y defendiendo la unidad europea. 

Pero haberse mantenido en la más alta política durante un cuarto de siglo, pese al intento de asesinato que le dejó en una silla de ruedas; cumplir un horario que agotaría a un deportista olímpico el doble de joven, y conservando el entusiasmo intelectual y el buen humor combativo, es una hazaña extraordinaria, una muestra de virtud en su sentido original, la mezcla de moral y fuerza.

 Y además es siempre una de las voces más europeístas en la política alemana. Sin embargo, la entrevista que dio a la revista Der Spiegel tras el horror de Bruselas fue extraña y preocupante.

A pesar de insistir en que la unidad monetaria necesita el complemento de una unidad política, para lo que en su día habrá que cambiar los tratados europeos, Schäuble es totalmente inflexible sobre Grecia. Asegura que su receta de austeridad no tenía nada de malo: “El problema es que, en estos cinco años, no han seguido el tratamiento tal como se les recetó”. En cuanto a la quita de la deuda, que el FMI considera esencial: “No es posible una quita dentro de la unión monetaria. Los tratados europeos no lo permiten”. Y ya está. 

Al preguntarse por qué es tan duro con Grecia, explica, según la versión inglesa de la entrevista: “Mi abuela decía que la benevolencia es el preludio del libertinaje”. No me parece bien que la sabiduría popular de la abuela del señor Schäuble sea el hilo del que pende el futuro de Europa.

 Las virtudes personales, la voluntad política y el respeto a la ley son cualidades admirables que el ministro alemán de Finanzas defiende y encarna; pero, a la hora de la verdad, lo que importa es qué cosas se pueden hacer. Los economistas dicen muchas tonterías, pero las realidades económicas existen. Hay cosas que son posibles y otras que no. Por ejemplo: Grecia no puede pagar sus deudas. (...)

En todas partes se está debatiendo cuál es la mejor forma de que las cosas salgan bien. ¿También dentro de Alemania? Quizá me equivoque, pero me da la impresión de que no. (...)

A veces, sin embargo, ese consenso puede ser excesivo, y lo que veo hoy en Alemania es casi un pensamiento único. Antes de que un economista alemán abra la boca, ya se sabe lo que va a decir sobre la eurozona. Las excepciones son muy escasas. Los medios de comunicación compensan esa situación con enérgicas voces llevadas de fuera. 

El semanario liberal Die Zeit, por ejemplo, publicó una entrevista en la que Thomas Piketty decía que Alemania era “el máximo ejemplo de país que nunca ha pagado sus deudas públicas. Ni tras la I Guerra Mundial ni tras la II Guerra Mundial”. 

Pero este tipo de provocaciones no basta para acallar el abrumador consenso nacional. Estaría bien que hubiera algo más de controversia basada en datos; no un sectarismo disfuncional, sino una buena muestra de democracia deliberativa.

No es que falten pensadores alemanes independientes y de talento, jóvenes y viejos. Es que muchos están o callados y esperando a que amaine la tormenta o viviendo y trabajando en el extranjero. (...)

No tengo ningún deseo de perder a ninguno de mis brillantes colegas y alumnos alemanes, pero creo que a su país no le vendría mal que volvieran unos cuantos, acompañados del correspondiente debate constructivo."                   (   , El País, 30 JUL 2015)

La camisa de fuerza del euro vuelve extraordinarios los problemas ordinarios, como en ¿Grecia?... no, como en Finlandia

"No hace mucho que Finlandia era vista como una especie de utopía económica escandinava donde sus felices ciudadanos gozaban de un gran estándar de vida al tiempo que su empresa estrella, Nokia, parecía destinada a dominar el mercado global de los teléfonos móviles.

Apenas unos años más tarde, la realidad es bastante más lúgubre. El imperio telefónico de Nokia ha caído estrepitosamente y Finlandia en su conjunto tiene problemas económicos serios, con una caída en su PIB real de más de 6% desde 2007.

Aparte de Grecia, finlandia es el único otro país de la eurozona en recesión.

Tanto así que comentaristas como el premio Nobel de Economía Paul Krugman presentan a Finlandia como prueba de que los problemas del euro no se limitan a naciones endeudadas en el Mediterráneo como Grecia.

"El desempeño económico ha sido muy pobre también en varias naciones del norte de Europa con buenos indicadores de crédito", decía Krugman hace unas semanas en su blog Conscience of a Liberal, publicado en el diario The New York Times. (...)

El Nobel argumenta que, al igual que Grecia, Finlandia ha sido víctima de problemas que tienen que ver con la concepción misma del euro.

El derrumbe de las ventas de teléfonos móviles de Nokia y una caída similar en la industria papelera finlandesa han causado estragos en la economía de ese país. (...)

En un caso normal, una estrategia para intentar salir del problema sería una devaluación, que haría más baratas y más competitivas a las exportaciones finlandesas.
Pero, tal como le pasa a Grecia, Finlandia no puede devaluar su moneda, por estar atada al euro.
Lo que para Krugman prueba que "los problemas del euro… no fueron causados por un arranque de irresponsabilidad fiscal" de los griegos, sino que reflejan problemas fundamentales con su diseño.

Respetaron las reglas

Una posición similar esgrime Matt O'Brien en el sitio Wonkblog del diario Washington Post.

Finlandia ha jugado de acuerdo las reglas "pero de todos modos los resultados han sido una catástrofe", dice el analista económico en el diario de la capital estadounidense.

"La camisa de fuerza del euro, en otras palabras, vuelve extraordinarios los problemas ordinarios, como en Finlandia, y los problemas extraordinarios los convierte en históricos, como en Grecia", agrega O'Brien.

El gobierno finlandés tiene otra opinión. Alex Stubb, el ministro de Finanzas en Helsinki, le decía al The New York Times que la incapacidad de devaluar debido a su membresía en la eurozona no es un inconveniente tan grave.  (...)"                 (BBC, 24/07/2015)

17.8.15

Sólo en las películas de terror se ven escenas tan sádicas como la del primer ministro griego Alexis Tsipras –herido, derrotado, humillado– acatando el diktado de Angela Merkel

"Sólo en las películas de terror se ven escenas tan sádicas como las que vimos el 13 de julio pasado en Bruselas, cuando el primer ministro griego Alexis Tsipras –herido, derrotado, humillado– tuvo que acatar en público, cabizbajo, el diktado de la canciller de Alemania, Angela Merkel, renunciando así a su programa de liberación por el cual fue elegido, y el cual precisamente acababa de ser ratificado por su pueblo mediante referéndum.

Exhibido por los vencedores como un trofeo ante las cámaras del mundo, el pobre Tsipras tuvo que tragarse su orgullo y tragar también tantos sapos y culebras que el propio semanario alemán Der Spiegel, compadecido, calificó la lista de sacrificios impuestos al pueblo griego de “catálogo de horrores”...

Cuando la humillación del líder de un país alcanza niveles tan espeluznantes, la imagen se queda en la historia para aleccionar a las generaciones venideras, incitadas a no aceptar nunca más un trato semejante. Así han llegado hasta nosotros expresiones como “pasar por las horcas caudinas” (1) o el célebre “paseo de Canossa” (2). Lo del 13 de julio fue tan enorme y tan absolutamente irreal que quizás este día también será recordado en el futuro de Europa como el día del “diktado de Alemania”.

La gran lección de ese escarnio es que se ha perdido definitivamente el control ciudadano con respecto a una serie de decisiones que determinan la vida de la gente en el marco de la Unión Europea (UE) y, sobre todo, en el seno de la zona euro, hasta tal punto que podemos preguntarnos: ¿de qué sirven las elecciones si los nuevos gobernantes se ven obligados a hacer lo mismo que los precedentes en los temas esenciales, es decir, en las políticas económicas y sociales? 

Bajo este nuevo despotismo europeo, la democracia se define, en menor medida, por el voto o por la posibilidad de escoger y, en mayor medida, por el imperativo de respetar reglas y tratados (Maastricht, Lisboa, Pacto Fiscal) adoptados hace tiempo y que resultan verdaderas cárceles jurídicas sin posibilidad de evasión para los pueblos.

Al presentar a las muchedumbres a un Tsipras con la soga al cuello y coronado de espinas –“Ecce Homo”–, Merkel, Hollande, Rajoy y los otros pretendían demostrar que no hay alternativa a la vía neoliberal en Europa. Abandonad toda esperanza, electores de Podemos y de otros frentes de izquierda europeos; estáis condenados a elegir gobernantes cuya función consistirá en implementar las reglas y los tratados definidos una vez por todas por Berlín y el Banco Central Europeo.

Lo más perverso es que, al igual que en un juicio estalinista a semejanza del “Proceso de Praga”, se le ha exigido a quien más criticó el sistema, a Alexis Tsipras, que sea quien se humille ante él, que lo elogie y que lo suplique.
Los que ignoraban que vivíamos en un sistema despótico lo han descubierto en esta ocasión.  (...)

La ciudadanía observa, desesperanzada, cómo se exige al partido griego Syriza, que ganó las elecciones y que ganó un referéndum con un discurso contra la austeridad, que aplique con mayor brutalidad la política de recortes que los electores rechazaron. Consecuentemente, muchos se preguntan: ¿para qué sirve elegir una alternativa si la alternativa acaba siendo exactamente una repetición de lo mismo?  (...)

Como consecuencia, se ha creado, efectivamente, en Europa en la actualidad, el estatus de “nuevo protectorado” para los Estados que han pedido un rescate. Grecia, por ejemplo, es gobernada de manera “soberana” para todas las cuestiones que tienen que ver con la gestión de la vida social de sus ciudadanos (los “indígenas”).

 No obstante, todo lo que tiene que ver con la economía, con las finanzas, con la deuda, con la banca, con el presupuesto y, evidentemente, con la moneda está gestionado por una instancia superior: la tecnocracia euro de la Unión Europea. Es decir, Atenas ha perdido una parte decisiva de su soberanía, el país ha sido rebajado al grado de protectorado.

Dicho con otras palabras: lo que está ocurriendo no sólo en Grecia sino en toda la zona euro –en nombre de la austeridad, en nombre de la crisis– es, básicamente, el paso de un Estado de bienestar hacia un Estado privatizado en el que la doctrina neoliberal se impone con un dogmatismo feroz, puramente ideológico. Estamos ante un modelo económico que está arrebatando a los ciudadanos una serie de derechos adquiridos después de largas y, a veces, sangrientas luchas.  (...)

Algunos dirigentes conservadores tratan de calmar al pueblo diciendo: “Bueno, se trata de un mal periodo, un mal momento que hay que pasar. Tenemos que apretarnos el cinturón, pero saldremos de este túnel”. La pregunta es: ¿qué significa “salir del túnel”? ¿Nos van a devolver lo que nos han arrebatado?¿Nos van a restituir los recortes salariales que hemos padecido? ¿Van a restablecer las pensiones al nivel en el que estaban? ¿Vamos a volver a tener créditos para la salud pública, para la educación?

La respuesta a cada una de estas preguntas es “no”. Porque no se trata una “crisis pasajera”. Lo que ocurre es que hemos pasado de un modelo a otro peor. Y ahora se trata de convencernos de que lo que hemos perdido es irreversible. “Lasciate ogni speranza” (3). Ése fue el principal mensaje de Angela Merkel el pasado 13 de julio en Bruselas mientras exhibía, cual teutónica Salomé, la cabeza de Tsipras en una bandeja..."              (Ignacio RamonetLe Monde Diplomatique,  en Rebelión, 05/08/2015)

Al enemigo hay que darle a probar de su propia medicina: primetro, liquidación de activos, suspensión de pagos, emisión de europesetas electrónicas... y sólo entonces se empieza a negociar con los alemanes

"(...) Al enemigo hay que darle a probar de su propia medicina. En el febril mundo de las finanzas existe una cosa llamada liquidación de activos, que cuando se aplica a escala de manera fulminante y sigilosa, se convierte en una poderosa arma de destrucción, donde todos pierden, pero quien dispara primero queda en una mejor posición relativa.

Una operación de este tipo a nivel Estado exige que los servicios financieros se encuentren en sus puestos y los canales con los broker despejados. La hipótesis de trabajo es la liquidación fulminante de activos financieros emitidos en Euros y en propiedad de cualquier institución del Estado -fundamentalmente reservas de dinero pero también valores no líquidos, futuros-.

Estos activos deberán ser convertidos a valores en otras divisas siguiendo un esquema de cesta de monedas con dólar, rublo, yuan, real... además de otros activos refugio como oro y activos no puramente financieros con buenas expectativas en un entorno de crash, como por ejemplo ciertas materias primas.

Este primer paso dura no más de un jornada, lo que tardan los mercados en percatarse de lo que realmente está sucediendo. Con las alarmas sonado, el Estado se declara en quiebra por deuda impagable y aplica restricciones bancarias. Se activa una moneda nacional de transición, una moneda ad-hoc para esta operación.

En un entorno de emergencia internacional, se comienza la expropiación de los bancos que recibieran ayudas del Estado. A continuación, si las partes lo desean, entonces se sientan a negociar. El paquete de negociación puede incluir acuerdos de divisa a efectos comerciales y canje de la deuda a una nueva moneda.

El Euro de amiguetes club puede quedar para transacciones comerciales internacionales, pero no sirve al poder popular y nunca lo hará. Aquí no hay plan B porque no se espera nada de la otra parte.

Queda en el tintero el diseño del nuevo sistema financiero que a mi entender pasa por el desmantelamiento del monopolio del Banco Central como emisor de moneda, de poco sirve un BC al servicio de otro club más pequeño. La función más importante del BC sería la reserva de divisa y activos para transacciones import-export. Liberalizar la emisión de moneda significa ir a un esquema de banca popular, en la que cada banco emite moneda en función de sus activos líquidos por abajo en vez de en función de la deuda de un BC por arriba.

Las nuevas tecnologías al servicio de un diseño racional, permiten transacciones interbancarias y multimoneda; también articular los mecanismos de regulación, transparencia y garantías, así como otras necesidades operativas, todo ello en tiempo real, si me apuran desde el teléfono móvil." (Victor Méndez, ICEA)

14.8.15

El gobierno griego debió poner en circulación una moneda paralela que proporcionase liquidez a la economía si le cerraban el grifo. Así, podría amenazar de manera creible con dejar de pagar la deuda. Negociar...

"(...) Si bien el plan para crear un sistema de pagos paralelos a partir del censo fiscal del país era ciertamente poco ortodoxo, era, por otra parte, totalmente comprensible. Hasta las recientes revelaciones, Varoufakis estaba siendo criticado por enfrentarse a los acreedores de Grecia en la eurozona sin tener un plan B en caso de que las negociaciones fracasaran. 

Muchos expertos y analistas, entre los que me incluyo, aconsejamos que el gobierno griego necesitaba prepararse para poner en circulación una moneda paralela que proporcionase liquidez a la economía en caso de que las autoridades de la eurozona cerrasen los grifos.

 De esa manera podría amenazar de manera creible con dejar de pagar la deuda y a la vez permanecer en la zona del euro. Y convencer así a sus acreedores, al menos eso esperaba, que ofrecesiesen el alivio de la deuda que necesita desesperadamente la economía griega para recuperarse.

Pero ahora resulta que Varoufakis tenia un plan B, y esta siendo atacada por eso también. Algunos critican la supuesta imprudencia y la duplicidad de prepararse para introducir una moneda paralela que podría haberse convertido en un nuevo dracma, dado  el compromiso oficial del gobierno de permanecer en el euro. Pero eso es hipócrita. Los gobiernos deben y, de hecho se preparan, para hacer frente a todo tipo de circunstancias. 

El Banco de Inglaterra hace bien en prepararse frente a la posibilidad de un “Brexit”, que puede que ocurra aunque no sea la política del gobierno. Es de esperar que Whitehall tenga planes para hacer frente a un invierno nuclear o una epidemia catastrófica. Varoufakis tenia razón al prepararse para una situación que no era solo posible, sino probable.

Otros objetan que el plan no hubiera funcionado. Pero ¿por qué no? En principio, la idea de establecer un sistema de pagos paralelo a fartir de los números de identificación fiscal de la gente es ingeniosa.  Dado que el valor de la moneda paralela derivaría del hecho de que el gobierno griego la aceptaría para el pago de impuestos atrasados, actuales y futuros, tiene mucho sentido. Teniendo en cuenta que se necesita tiempo para imprimir y distribuir los nuevos billetes, parece sensato comenzar con un sistema sistema puramente electrónico.

Tal vez la mayor objeción es que “hackear” el sistema fiscal es ilegal. No soy un experto en legislación griega y dudo que los comentaristas extranjeros lo sean. Pero si Tsipras hubiera decidido seguir adelante con el plan después del Oxi (no) de los griegos en el referéndum, sin duda podría haber obtenido la aprobación del Parlamento, o invocando un caso de fuerza mayor. 

Despues de todo, es dificil imaginar emergencias nacionales mayores que los acreedores amenacen con hacer saltar por los aires el sistema bancario y, con él, los ahorros de la gente y el capital circulante de las pequeñas empresas.

Lo que los críticos realmente objetan es la preparación secreta del plan. Pero tiempos desesperados requieren medidas desesperadas.  (...)"             

(Yanis Varoufakis esta en la picota por hacer lo que había que hacer, de Phillipe Legrain. Sin Permiso, 02/08/2015)


Más información sobre monedas paralelas, sobre una posible euro-peseta electrónica:

  Una descripción con mucho humor, (de economía-ficción), sobre los beneficiosos efectos que se producirían si en Italia, el gobierno impusiera una moneda digital (allá por el 2020), para salir de la quiebra económica y política a la que la permanencia en el euro habría llevado al país.

El objetivo se conseguiría rápidamente. Los únicos perjudicados, los especuladores de la deuda. Ver: J. D. Alt: Europa, 2020: una ucronía iluminadora’. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5467  ) 
 


Los artículos de Juan José R. Calaza (Juan José Santamaría y Juan Güell) muestran con gran claridad las ventajas de una europeseta electrónica para salir de la crisis:




Juan Torres insiste en que es necesario emitir una moneda complementaria al euro. Sus artículos:




Más información en: 'Si Grecia, España, o Andalucía emitiesen una moneda digital, respaldada por la energía solar instalada en sus tejados, alcanzarían la soberanía financiera. La de dar créditos a familias y empresas':    http://comentariosdebombero.blogspot.com.es/2014/06/si-una-autonomia-o-una-gran-ciudad.html