27.2.15

Alemania tiene invertido 700.000 millones, en Portugal, Irlanda, Grecia y España. Esa es nuestra fuerza, si tenemos el coraje de utilizarla. Su ruina o la nuestra

"(...) les aseguro que lo último que la banca alemana desea es que Grecia se vaya del euro. Y si no, esperen y lo verán. 

Y la causa de que a Grecia no la echarán de la Eurozona es que, si ello ocurriera, la banca alemana tendría un enorme problema. Alemania tiene invertidos 700.000 millones de euros en los PIGS, Portugal, Irlanda, Grecia y España (200.000 millones en este último). Esto es mucho dinero. 

Si Grecia es expulsada, es lógico que Grecia no pague esta deuda. Y el que tiene entonces un grave problema no es Grecia, sino Alemania. En realidad, todo el rescate a la banca española (para el que la UE ofreció hasta 100.000 millones de euros) era para pagarle la deuda a la banca alemana (como así constó en los discursos en el Parlamento Alemán, en el momento en que se tenían que aprobar tales fondos).

La victoria de Syriza significaría un paso para redefinir la dinámica Sur/Norte dentro de la Eurozona, lo que conllevaría por definición redefinir las relaciones de poder dentro de la Eurozona. En realidad, Grecia y España tienen más poder del que han tenido el coraje de utilizar. 

Y el poder es que deben muchísimo dinero prestado a Alemania, que este país no puede perder, lo cual ocurriría si estos países no pagaran. Si usted, lector, debe 100.000 euros a un banco y no los puede pagar, usted tiene un problema. 

Pero si usted debe 100.000 millones al banco y usted no los puede pagar, el banco tiene un gran problema. Y Alemania es plenamente consciente de ello. (...)"         (Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 5 de enero de 2015, y en catalán en el diario digital VILAWEB, 9 de enero de 2015, en www.vnavarro.org, 05/01/2015)

¿Qué le pasaría a Grecia si es expulsada del euro? Que saldría adelante más libre y más soberana

"(...) Un posible escenario, acaso el más indeseable para las dos partes es la salida de Grecia del sistema monetario del euro. No necesariamente de la Unión Europea como gran acuerdo de libre tránsito de mercancías, capitales y personas. Sólo del sistema monetario conjunto. 

Ahí está, como modelo clarísimo el caso del Reino Unido, que siendo miembro de la Unión Europea (UE) no se encuentra dentro del sistema monetario del euro. ¿O alguien ignora que ese gigante de la UE tiene y mantiene su propia moneda, la celebérrima libra esterlina?

¿Qué podría pasar? Realmente nada. En realidad sería una situación inédita que implicaría un prolongado periodo de ajustes internos y externos de índole comercial, monetaria, política y financiera. Algo semejante, pero al revés, del largo lapso de ingreso y adaptación al euro que vivió Grecia en las últimas décadas.

¿Que habrá problemas y dificultades? Claro. Pero nada técnicamente imposible de ser resuelto satisfactoriamente. Y nada comparable, por ejemplo, con una guerra civil o con una invasión extranjera.

 Ahí están los casos de la desintegración de la antigua Yogoslavia. Eso sí fue una catástrofe, un verdadero cataclismo social que produjo incontables sufrimientos a la población de esa región del planeta. Y aún así, esas comunidades se sobrepusieron a la hecatombe y siguen viviendo. El Apocalipsis no existe. O al menos no es eterno.

Parece claro, por lo demás, que ahora mismo Ucrania vive momentos mucho más difíciles de los que podría vivir Grecia si sale del sistema monetario del euro. E incluso en la hipótesis de que los helenos tuvieran que salir, por decisión propia o expulsados, de la Unión Europea.

¿Va a cesar la producción? ¿Se va a extinguir el comercio nacional e internacional? Los compradores extranjeros del aceite de oliva griego van a dejar de consumirlo? ¿Se va a extinguir ese mercado? ¿La familias griegas van a dejar de trabajar y de comer? ¿Y de vestir y de calzar?

Ahí está como ilustrativo ejemplo histórico el caso cubano cuando el desmoronamiento de la antigua Unión Soviética. De un día para otro, literalmente de la noche a la mañana, Cuba perdió a su mayor socio comercial, el que representaba el 80 por ciento de su comercio exterior. ¿Y qué pasó? Que tras un periodo más o menos prolongado de penurias, y bajo una dirección valiente y sabia, la economía cubana se recuperó totalmente.

De modo que en el peor de los escenarios Grecia saldría adelante. Más libre y más soberana. Y daría, sin proponérselo, un ejemplo al resto de los miembros del sistema euro que hoy son tratados por la troika como vasallos. 

Si la élite del poder europeo se empeña en doblegar a Grecia, el tiro puede salirle por la culata. Recuérdese que siempre, y para todos, es mejor un mal arreglo que un buen pleito. "           (Miguel Ángel Ferre , Rebelión, 21/02/2015)

"Prestar” dinero del Estado griego para reponer las arcas de la banca alemana que el pillaje ha vaciado, es una declaración de guerra económica

"(...) La intransigencia de la Europa del Norte frente a sus políticas claramente fallidas es cada vez más punitiva y se corre el riesgo de que se produzca un rápido deterioro que acabe en una crisis regional y posiblemente mundial. 

Y aunque apenas se haga referencia a ello, la Europa de la periferia tiene cada vez más claro que Alemania, que se ha beneficiado tanto de su comercio con Grecia como a través del mayor de sus bancos, el Deutsche Bank, es en alguna medida responsable de la crisis griega.

Quienes sólo sienten un interés fugaz por la cuestión, probablemente desconozcan que el liderazgo político y económico de la Europa desarrollada se decantó profundamente por el programa neoliberal, permitiendo que sus bancos crearan burbujas inmobiliarias por toda la periferia europea, apalancándose masivamente en el período previo a la crisis financiera de 2008.

La combinación del incrementado apalancamiento y la disminución de las normas regulatorias de capital por parte de los grandes bancos alemanes, franceses y estadounidenses en la década del 2000, prueban bien a las claras el intencionado saqueo en términos de los economistas Akerlof y Romer (a menudo mencionados por el profesor y criminólogo financiero Bill Black): 

“Prestar” dinero del Estado griego para reponer las arcas de la banca que el pillaje ha vaciado, reforzando así un desequilibrio comercial que ha beneficiado a Alemania y que bajo ninguna circunstancia va a poder reembolsarse, es una declaración de guerra económica. (...)

 Tengo que reiterar que la situación actual de Grecia es en parte el resultado de los desequilibrios comerciales con Alemania y en parte del dinero prestado para rescatar a los bancos europeos implicados en unas finanzas depredadoras contra la Europa periférica.

 ¿Y la cancillera alemana Angela Merkel va y responde a las demandas griegas diciendo que Alemania padece un déficit de cuenta corriente por impulsar el comercio griego? Esto no tiene nada que ver con una conversación honesta. (...)"        (Rob Urie , CounterPunch, en Rebelión, 25/02/2015)

La alternativa más sana a la deflación mundial es una restructuración de deuda ordenada y coordinada. Grecia lucha por todos

"(...) Pero lo que no sabe Alvaro Nadal y otros economistas educados en el mismo paradigma, aunque defiendan opciones políticas supuestamente diferentes, es que esta dinámica deflacionista es muy peligrosa en situaciones de sobreendeudamiento, tanto público, como privado, como es España, Gracia, Portugal o Irlanda

 El objetivo es importar demanda a través de la caída interna de precios y salarios para exportar más y evitar el descenso de los niveles generales de precios, absorbiendo demanda del resto del mundo para que no se pare la economía y se mantengan estables los precios de importación. 

(...) la opción de tipos de interés negativos y compras masivas de deuda por parte de todas las economías puede acabar en un colapso de los mercados de activos, como el que llevamos alertando algunos. 

La pregunta clave que surge, es ¿ a dónde nos llevan las guerras de divisas multilaterales? Pues la historia económica nos dice que el resultado último suele ser la imposición de barreras al comercio, proteccionismo y empobrecimiento de las economías más débiles (...)

El riesgo cambiario y de tipos de interés negativos puede parecer nimio si China no decide intervenir en el partido devaluando también su divisa. (...)

Ahora, tras la intensa devaluación salarial y de precios, si China decide devaluar, con el mismo argumento que la UE, traería otra gran dosis de deflación importada, algo que ya está en curso con el desplome de los precios de materias primas, por cierto tan laureado por algunos economistas y políticos, que solo miran el corto plazo electoral. 

Si China también devalúa, el colapso puede ser generalizado

La pregunta es si existen alternativas. La alternativa más sana, a pesar de sus múltiples complicaciones, es una restructuración de deuda ordenada y coordinada, como preconizan ya muchos Premios Nobel como Krugman, Maskin u otros economistas ortodoxos como Rogoff y con ello poder normalizar los tipos de interés.

 Habría una parte negativa y es que algunos agentes caerían, pero por otro lado sería la única fuente real de crecimiento a corto y medio plazo, especialmente para economías como la griega o la española. 

Las opciones políticas que defienden esta alternativa, a día de hoy, son minoritarias y cuando triunfan, como el caso de Grecia, se intenta aplastarles, humillarles, como ha hecho Alemania, con el beneplácito de los palmeros de la Comisión, el FMI y el BCE

Pero también, la supuesta izquierda socialdemócrata ha jugado un papel esperpéntico, fruto de la debacle y descomposición intelectual y política en el que está inmersa. Si Grecia fracasa, algo que podría no ocurrir si China y Rusia entran definitivamente en el tablero de la financiación exógena, habremos fracasado todos.

Si no se produce esta restructuración de deuda, podríamos ver un colapso sin precedentes en los mercados de riesgo, que ponga a los bancos centrales al borde del abismo. (...)"            (Alejandro Inurrieta, Vox Populi, 22/02/2015)

Desahuciada una mujer con sus dos hijos de 4 y 8 años en Madrid

"Una comisión judicial, acompañada por varios agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), ha procedido este mediodía a ejecutar el desahucio de una mujer y sus dos hijos, de 4 y 8 años, en el barrio madrileño de Lucero.

Según Stop Desahucios, Charo decidió ocupar con sus dos hijos menores una vivienda vacía de Bankia en el número 5 de la calle Solana de Luche, en Alto de Extremadura.

La mujer se trasladó a esta casa después de que fuera desalojada de la vivienda en la que había habitado desde que nacieron sus pequeños. La orden de desalojo vino por parte del Juzgado hipotecario a nombre de los antiguos propietarios, quienes se fueron de España hace meses.

El colectivo ha denunciado que Bankia se ha negado a paralizar el desahucio y seguir negociando un alquiler social, haciendo que otra familia se quede en la calle.El desalojo se ha producido en medio de una protesta de miembros de diferentes plataformas antidesahucios. Los manifestantes, convocados por Stop Desahucios, han gritado "desahucian al obrero, rescatan al banquero". (Público, 16/02/2015)

No hay recuperación. Ni en pintura... lo que hay es un aumento incesante de rentas del capital

"Pero lo cierto es que no hay recuperación. Ni en pintura. Para la mayoría de población lo que hay es menos empleo, más inseguro, de peor calidad y con salarios más bajos. Al inicio de 2009 había 19 millones y medio de empleados y empleadas que cotizaban a la seguridad social y hoy la población activa solo es poco más de 16 millones setecientos mil puestos de trabajo. Sin embargo, la población general apenas ha disminuido un millón. Por tanto ha descendido el empleo.
Cuando el PP ganó las elecciones hace tres años, la protección del desempleo era 67%, pero hoy solo es 57%. El empleo es más precario, como demuestra que los contratos de jornada completa solo son 8% del total. Eso es un hecho. Aunque tal vez la recuperación la vean las élites en el más de medio millón de desahucios habidos en este país. (...)

Todo ese trampantojo de precariedad ha generado una nueva categoría social: trabajadores pobres. Personas con empleo que necesitan ayuda para poder comer los últimos días del mes, no pueden poner la calefacción y han de vivir y dormir envueltos en abrigos y mantas. 

Pobreza energética lo llaman. Esa pobreza, según la Organización Mundial de la Salud, causa 7.000 muertos en invierno en España. Personas por debajo del umbral de la pobreza que, según informa Cáritas, ya son en España más de una quinta parte de población de los que casi tres millones no tienen techo o habitan en viviendas indignas. Además de que esa ciudadanía en riesgo de pobreza no cesa de aumentar. 

Vivir en riesgo de pobreza es no poder comer proteínas (carne, pollo, pescado) por lo menos cada tres días, no poder tener calefacción en casa, no tener lavadora ni teléfono y no disponer de unos pocos euros para gastos imprevistos, entre otras carencias graves.
Lo ha resumido el profesor José María Mella. En España, hay una caída incesante de salarios, empleo precario generalizado, pobreza desconocida desde hace tiempo, acusada discriminación de la mujer, alta desnutrición infantil, hambre, elevado fracaso escolar, reducción de inversión pública en educación y tasa de paro del 55% en jóvenes de 15 a 29 años. 
Pero hay aumento incesante de rentas del capital, mientras los salarios se reducen a 400 o 600 euros al mes, hay más de dos millones y medio de parados de larga duración y en 1.800.000 de familias nadie tiene trabajo…
¿Recuperación? ¿Crecimiento? Pretender que existen es insultar a la ciudadanía."       (Xavier Caño Tamayo , ALAINET, 20/02/2015)

Las causas de la deuda pública griega y española

"(...) El Estado español es pobre y no tiene recursos, pero España no lo es, tiene amplios recursos que el Estado podría recoger y que no recoge, forzándole a tener que pedir dinero prestado. Este punto debe subrayarse constantemente.

¿Es esta la causa de que España tenga una deuda elevada?

Sí, es una de las principales causas de la elevada deuda pública. Tanto España como Grecia tienen unas de las deudas públicas más grandes de la Eurozona. Lo mismo ocurre con Portugal e Irlanda. 

Y ello se debe, en parte, a que todos ellos tienen Estados muy pobres, con pocos ingresos. Y de ahí que tengan que pedir prestado mucho dinero. La deuda pública, tanto por habitante como por porcentaje del PIB, es en todos estos países superior al promedio de la UE-15 y al de la eurozona.

¿Y por qué estos Estados son tan pobres?

Porque históricamente han sido muy dominados por fuerzas profundamente conservadoras representantes de los mayores poderes financieros y económicos del país, así como de sus clases dominantes, que configuraron unos Estados que favorecieran sus intereses, entre los cuales predominaban unas políticas fiscales muy regresivas. 

Es decir, que las rentas del trabajo pagan impuestos mucho más altos que las rentas del capital sin olvidar que son Estados en los que existe una enorme impunidad y tolerancia hacia el fraude fiscal en el que incurren predominantemente aquellos grupos y aquellas clases. 

 Esto ocurre en España y en Grecia, y también en Portugal e Irlanda, donde los ingresos al Estado, incluso hoy, han sido más bajos que el promedio de la Eurozona.(...)

Pero se dice que los Estados son pobres porque los países son pobres.

Esto no es cierto. Estos Estados son mucho más pobres de lo que deberían ser, y de lo que su país permitiría. Por ejemplo, el nivel de riqueza de España al inicio de la crisis, medido por el PIB per cápita, era el 94% del promedio de los países de la UE-15, el grupo de países más ricos de la Unión Europea.

 En cambio, su gasto público social per cápita era solo el 74% del promedio de la UE-15. España se gastaba 66.000 millones menos de lo que debía gastarse en su Estado del Bienestar por el nivel de desarrollo económico que tenía. España tenía y continúa teniendo estos recursos. 

Lo que pasa es que el Estado no los recoge, y no lo hace porque las fuerzas conservadoras y sus instrumentos políticos tienen un enorme poder, situación que se remonta a épocas históricas anteriores y que ha configurado el Estado español.  (...)

De todos estos temas no se habla cuando se analiza la deuda.

Bueno, se habla indirectamente. Por ejemplo, incluso la Presidenta del FMI, la Sra. Christine Lagarde, hizo referencia a los 2.000 personajes de la vida financiera, económica y política griega que tenían sus cuentas en Suiza. Y el Financial Times acaba de escribir un editorial en el que apoyaba las medidas de Syriza de enfrentarse a los oligarcas griegos para que paguen sus impuestos.

 Y algo parecido ocurre en España. La corrupción tan extendida y masiva de la dirección del Partido Popular, heredero de las fuerzas que dominaron el Estado dictatorial, tiene sus bases en la cultura dominante en la dictadura, desarrollada en un Estado corrupto hasta la médula. Los Estados de estos países –España, Grecia, Portugal e Irlanda- son la continuación de aquellos Estados. 

En Grecia, las oligarquías que impusieron las dictaduras militares continúan dominando aquel Estado. Y lo mismo ocurre en España. Está bastante bien documentado en este país que los grupos financieros y económicos que ejercían una enorme influencia sobre el Estado dictatorial, continúan ejerciendo una influencia determinante.

Y a estos grupos se han añadido los nuevos grupos económicos, resultado de la privatización de las empresas públicas, repartidas entre las élites de los partidos gobernantes. Este es el background que hay que tener en cuenta para entender por qué el Estado es tan pobre y tan sesgado a favor del capital, elementos clave para entender ahora el llamado “problema de la deuda”. (...)"       

  (Entrevista realizada por estudiantes de la Universidad Pompeu Fabra al Profesor Navarro, publicada en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 6 de febrero de 2015, en www.vnavarro.org, 06/02/2015)

Soluciones para la deuda

"El montante de deuda de las administraciones públicas acaba de superar el billón de euros a finales de 2014, según el protocolo de déficit excesivo, lo que supone un incremento de 300.000 millones de Euros, bajo Rajoy “el austero”

Si atendemos a las Cuentas Financieras de Banco de España, a cierre del tercer trimestre de 2014, dicha cifra supera en realidad los 1,4 billones de euros, lo que supondría un incremento de casi 600.000 millones de euros. Este segundo criterio es menos laxo y preferible, una vez se obvian ciertas duplicidades. 

Con estos datos se demuestra que bajo el gobierno de Rajoy no ha habido austeridad alguna, la deuda pública se ha disparado como nunca antes en nuestra historia reciente. (...)

El origen de la actual crisis sistémica se debe al papel que jugó la deuda privada en la economía. Y en este proceso de expansión de la deuda privada la banca tuvo un rol relevante, introduciéndose un problema de riesgo moral. Los beneficios bancarios son impulsados por el volumen de deuda.

 La banca cuanto más se apalanca, más gana; y en el caso de que se produzcan bruscos descensos en el precio del colateral que alimenta su deuda, pelillos a la mar, el Estado acaba rescatándola, contaminando e incrementando la deuda pública. ¡Menudos liberales, eh! (...)

¡Rompamos el vínculo deuda-inflación de activos!

Los economistas Jaromir Benes y Michael Kumhof, publicaron finales de 2012 un interesante artículo bajo el título “The Chicago Plan Revisited”. Según el mismo, uno podría a la vez reducir la deuda privada, impulsar el crecimiento, estabilizar los precios, y convertir a los banqueros en meros comparsas de la realidad económica. Se podría hacer limpiamente, sin dolor, por mandato legislativo, mucho más rápido de lo que nadie imagina. 

Bastaría con reemplazar el actual sistema de dinero creado por la banca privada por dinero creado por el Estado. Para ello habría que acabar con la banca de reserva fraccional. Si los prestamistas se ven obligados a respaldar con reservas el 100% de los depósitos, la banca pierde el privilegio exorbitante de crear dinero de la nada. 

El país recuperaría el control soberano sobre la oferta monetaria. No habría más quiebras bancarias, y los ciclos de expansión y contracción del crédito serían mucho más suaves.

El último informe de la consultora global McKynsey sobre la evolución de la deuda global propone algunos cambios de política económica, y que algunos venimos aconsejando para nuestro país. Por un lado desincentivar endeudamientos especulativos, eliminando los incentivos fiscales a la deuda, como la deducción en el impuesto sobre la renta de los intereses hipotecarios, y, sobretodo, eliminando cualquier deducción fiscal de los pagos de intereses corporativos.

 Por otro lado, crear procedimientos o maneras que permitan a los países reestructurar su deuda soberana. Destacan también, en este sentido, las propuestas del ministro de finanzas heleno Yanis Varuofakis.

Sí que hay, por lo tanto, propuestas razonables encima de la mesa, pero llevamos mucho tiempo perdido. Sin embargo en los medios patrios ni una palabra. ¿Por qué? ¿Hasta cuándo?"             (Juan Laborda, Vox populi, 18/02/2015)

James Galbraith: observar en directo el Eurogrupo y su incompetente forma de hacer las cosas, fue para mí una verdadera revelación

"El economista James Galbraith ha pasado esta semana junto con el ministro griego de finanzas Yanis Varoufakis, incorporándose al equipo científico de la negociación griega. Fue entrevistado por Shawn Tully para la revista Fortune para compartir sus experiencias “desde dentro”. (...)

“Todo depende de Merkel”, nos dice James Galbraith, quien pasó siete días a mediados de febrero junto con Varoufakis en Bruselas y en Atenas. 

“Hemos escuchado al ministro de finanzas de Merkel, con una actitud negativa, y al vicecanciller, que quería el diálogo. A quien no hemos escuchado es a la propia Merkel. Sabemos que no quiere hablar, salvo que sea estrictamente imprescindible. Son lo más duros que pueden, luego hacen una concesión en el último minuto, para no tener que hacer dos”.

Galbraith resumen con una cuestión el dilema de Merkel (y la mejor esperanza para llegar a un acuerdo):

“¿Quiere Merkel ser la persona que presida la desintegración de la Eurozona?” (...)

“Yo estuve con los equipos técnicos, entre el 11 y el 17 de febrero, incluida la reunión de Bruselas. Me encontraba en la sala de calderas acompañando al equipo de trabajo griego.”

En el cónclave del Eurogrupo, Pierre Moscovici el comisario de la UE para asuntos económicos y financieros, presentó a Varoufakis un borrador de comunicado que permitía a Grecia solicitar una extensión de su acuerdo de préstamo garantizándole tiempo para discutir un nuevo programa de crecimiento para Grecia. 

Como dijo Varoufakis en la conferencia de prensa luego de la reunión, él estaba listo para firmar el comunicado de Moscovici, al que alabó como un “documento espléndido” y una “verdadero punto de ruptura”. 

Pero el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, estaba elaborando su propio documento:
“Yanis dijo: ´Tengo un texto’. Y Dijesselbloem dijo: ‘No, el texto es este’.”

Galbraith y el equipo griego trataron entonces de combinar partes de los dos borradores, a fin de producir un documento aceptable para ambas partes:

“Me dediqué entonces, junto a otras personas, a combinar los dos borradores [el de Moscovici y el de Dijeselbloem] en busca de lograr un texto que pudiera ser suscrito. No tardamos más de media hora en hacerlo.”

Pero entonces, según el testimonio de Galbraith, el ministro alemán de finanzas Wolfgang Schäuble, cerró la reunión. “Dijo que ‘no’” a la elaboración de una declaración conjunta como preludio de un compromiso, asegura Galbraith.

Para Galbraith, la falta de coordinación del lado europeo resultaba estupefaciente:

“Yo soy un veterano del personal de expertos del Congreso estadounidense. Contemplar un cuerpo institucional oficial funcionando con tamaña desidia y de forma tan ad hoc, observar en directo el Eurogrupo y su incompetente forma de hacer las cosas, fue para mí una verdadera revelación”. (...)

El 18 de febrero, Varoufakis presentó una solicitud formal de extensión del acuerdo de ptestamo con el Eurogrupo. Una vez más, las divergentes respuestas dejaron asombrado a Galbraith: 

“Jean-Claude Juncker [presidente de la Comisión Europea] sino que era un buen punto de partida”. Galbraith hace notar también que el vicecanciller alemán Sigmar Gabriel, dijo que la carta sobre la extensión del préstamo constituía “un punto de partida” para las negociaciones. Pero Schäuble desmintió a Gabriel, desdeñando la solicitud como “una posición insubstancial”.

“Se me pusieron los ojos chiribita con este espectáculo”, dice Galbraith. “¡Es Alemania! ¡El gobierno más poderosos de Europa!.” 

Para Galbraith, las divisiones internas en Alemania, y entre las propias naciones, han dejado claro que los dirigentes europeos son malos negociadores:

“Cometieron el error de dejar claro ante Yanis que ellos estaban jugando un juego muy duro, pero sin jugarlo muy bien, si juzgamos la cosa desde el punto de vista de la pericia política más elemental.”

Galbraith rechaza enfáticamente la idea de que la posición griega fuera confusa:
“Yo creo que los europeos quieren pretender que es confusa, pero la confusión existe sólo en sus propias mentes, no en la posición griega.”

Para Varoufakis y Galbraith, el politiqueo mezquino se atraviesa en el camino de la sensatez económica:

“Los jugadores institucionales –el FMI, la Comisión Europea y el BCE— han sido constructivos. Pero los acreedores, los jugadores activos, son los ministros de finanzas, y estos están divididos y son hostiles”

El campo de los que se oponían radicalmente incluía a España, Portugal y Finlandia:
“Sus dirigentes políticos se enfrentan a procesos electorales y a una oposición creciente. Están aterrorizados ante la perspectiva de sus respectivas oposiciones políticas saquen ventaja de la posición griega.”

Así pues, la supervivencia política en el cargo significa para ellos harto más que la salvación de la Eurozona.  

 Para romper el impasse se precisará con toda probabilidad de la intervención del único dirigente lo suficientemente poderoso como para desbaratar estas maniobras de la politiquería: Angela Merkel.  (...)

Los ministerios europeos de finanzas nunca han conocido nada igual a Varoufakis. Y Merkel tendrá que decidir en los próximos días si entrar en compromisos con alguien considerado tan radical y transgresor es realmente una opción para ella. Lo que anda en juego es el futuro del euro.(...)"              (Entrevista a James K. Galbraith, Shawn Tully
, www.sinpermiso.info, en Rebelión, 26/02/2015)

26.2.15

“No vuelva usted por aquí”. Una frase de Rajoy, que lo define, y por la que debería pedir disculpas...

"(...) no ha sido pensada por los expertos de comunicación del PP, sino que ha salido de lo más hondo de lo que piensa el presidente del Gobierno Mariano Rajoy y que, en el fondo, viene a ser el reflejo de una forma de pensar que a lo largo de su dilatada vida política y parlamentaria no se había dejado traslucir. 

Sonó en el hemiciclo como un trallazo, como una descalificación total, como si fuese el presidente del Gobierno el que decidiese cuál y cómo debe ser la representación parlamentaria. “No vuelva usted por aquí”. Una frase por la que el señor presidente del Gobierno debería pedir disculpas.

La frase es el reflejo de todo un talante. La pronunció el presidente del Gobierno en la tarde del martes después de un discurso duro, en algunos aspecto descalificador, del líder de la oposición Pedro Sánchez, en el que su argumento principal fue que el presidente aspiraba a que muchos españoles estuviesen resignados a un futuro peor que su pasado y al riesgo cierto de que sus hijos fuesen a vivir peor de lo que ellos viven. 

“Y eso no se lo puedo perdonar la única incompatibilidad cierta en España hoy -venía a decir Sánchez- es la incompatibilidad entre la continuidad de su gobierno y la recuperación justa de los españoles. Jamás ocurrirá mientras ustedes sigan en el Gobierno. Yo soy un hombre limpio, vino a decir y, usted está unido, y pasará a la historia, al nombre de Bárcenas y jamás será creíble en la lucha contra la corrupción”.

Fue como una bofetada, como mentarle la bicha, como romper todas las reglas del juego que, en este caso, pasaba por dejar a Bárcenas esquiando en Baqueira Beret y olvidarse de la regeneración democrática. 

 Rajoy, el hombre inalterable que ha aguantado carros y carretas y que no ha perdido los nervios ni siquiera cuando Aznar ha llegado a su descalificación personal y política, criticando su gestión y su forma de gobernar, subía, descompuesto, rojo de ira a la tribuna de oradores para terminar con quien piensa que carece de categoría, de formación, de nivel, de estilo y de clase.”Usted es patético, No vuelva usted por aquí”.  (...)

Sin embargo, probablemente ha sido esa frase tan desafortunada, tan totalitaria, tan impropia de Rajoy, de su trayectoria, es la que le ha hecho perder el debate, según muchos analistas que siguen sin entender cómo es posible, después de tantos años, que el presidente del Gobierno haya perdido los nervios y que haya tratado al líder de la oposición (por ahora) en ese tono, como si fuese él, y no la soberanía popular, la que decide quién debe estar en el Congreso de los Diputados. Y, además, ha sido incapaz de rectificar, de pedir disculpas. (...)"             (Rajoy debería pedir disculpas, de José Oneto en República de las ideas, en Caffe Reggio, 26/02/2015)

Todos los indicadores económicos, sociales, políticos, y morales de España han empeorado con Rajoy

"Todos los indicadores económicos, sociales, políticos, y morales de nuestra querida España han empeorado desde la llegada al poder del actual ínclito monclovita, finales de 2011. 

Por mucho que sus voceros mediáticos intenten disfrazar, sino ocultar, la realidad patria, la percepción de la inmensa mayoría de la ciudadanía, incluido un nutrido grupo de los votantes del partido en el poder, es diametralmente opuesta. La crisis ha sido aprovechada por las élites oligopólicas –bancarias, inmobiliarias, monopolios naturales, acreedores foráneos…- para hacer un ajuste de cuentas con la ciudadanía

El objetivo último era mantener su riqueza a costa del sacrificio de la renta de los demás. Sin embargo, económicamente es ineficiente, socialmente, inmoral. Nuestra competitividad empeora a marchas forzadas, no hay ningún cambio de modelo productivo. En el debate del Estado de la Nación, Rajoy, “el rey desnudo”.  

Simplemente algunos datos. El PIB Nominal a finales de 2011 se situaba en los 1,08 billones de euros, ahora apenas supera los 1,05 billones. El número de afiliados a la seguridad social alcanzaba a finales de 2011 los 17,3 millones de personas frente a los 16,5 a cierre de 2014. 

El número de trabajadores a tiempo completo rozaban a cierre de 2011 los 19,1 millones de personas frente a los 18,3 actuales. La tasa de paro U6, que sí tiene en cuenta precariedad y temporalidad, exacerbada por la peor reforma laboral de nuestra historia, ha pasado del 27% al 34%. Si sumamos a los parados, por un lado, los desanimados y los que desean trabajar, y por otro, todos los trabajadores temporales involuntarios y subempleados, el total de trabajadores en precario se aproxima a los 11 millones.

 La deuda de las administraciones públicas, si atendemos a las Cuentas Financieras de Banco de España, supera los 1,4 billones de euros, lo que supondría un incremento de casi 600.000 millones de euros bajo Rajoy “el austero”. La deuda externa neta alcanza un nuevo récord histórico, por encima del billón de euros.

 Mientras nuestras exportaciones crecían en 2011 a tasas superiores al 15% ahora apenas repuntan un 2%. El indicador de miseria AROPE (At‐Risk‐Of Poverty and Exclusion), en el marco de EUROSTAT, alcanzó a finales de 2013 el 28% de la población española, y el 30% de la población infantil... Y así un largo etcétera.

El discurso económico de quienes nos desgobiernan adolece de tremendos y profundos errores. Yerra en el diagnóstico. Yerra en el análisis coyuntural. Yerra en el análisis estructural. Aun no se han enterado qué es una recesión de balances, y miren que en su momento invitaron a Richard Koo para que les explicara en dos tardes que era eso. Pero siguen erre que erre. (...)

¡No! Después de más de seis años de intensa recesión, ninguna de las causas que originaron la actual crisis sistémica, un volumen brutal de deuda y una banca insolvente, se han solucionado. Se ha vuelto a retroalimentar una dinámica de reactivación del proceso de endeudamiento con nuevas burbujas financieras como único camino de superación de la crisis. (...)

El motor del crecimiento y del empleo es el consumo privado y el sector servicios, en un contexto de deflación y caídas de rentas salariales. (...)

Dicho crecimiento se está financiando con más deuda pública, induciendo a su vez un aumento de la deuda externa neta, en niveles récord. Ese incremento de la posición de la inversión extranjera en España no es como consecuencia del aumento de la inversión directa foránea, sino de la inversión especulativa destinada a comprar deuda soberana y corporativa de las grandes empresas patrias, esas mismas que continúan reduciendo su plantilla. La enésima huida hacia adelante. (...)"         (Juan Laborda, Vox Populi, 25/02/2015)

La gran ayuda de 426 euros a 450.000 parados ha quedado en nada

"Sólo 40.000 desempleados de larga duración han cumplido todos los requisitos exigidos: el resto están siendo rechazados.

El Ejecutivo aprobó en diciembre el Decreto Ley que regula el programa de activación del empleo, acordado con patronal y sindicatos, para impulsar la reinserción laboral de los parados de larga duración. Contempla una ayuda de 426 euros durante seis meses a los afectados.

El propio Mariano Rajoy presidió el 15 de diciembre en La Moncloa un gran acto, publicitado por todo lo alto, con los líderes de CC.OO., UGT, CEOE y Cepyme. Se quiso dar la máxima visibilidad al acuerdo en vísperas de un año electoral.

Se anunció que la medida tendría un coste de entre 1.000 y 1.200 millones de euros y que elevaría la tasa de cobertura de protección por desempleo entre siete y ocho puntos, hasta situarse en el 65% a mediados de este año.

Sin embargo, los datos que manejan en este momento los agentes sociales, en el seguimiento que están realizando del acuerdo, no cuadran para nada con el objetivo marcado.

Confirman que sólo uno de cada cinco parados de larga duración que ha decidido tramitar la nueva prestación de 426 euros ha conseguido que se le conceda, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Las fuentes sindicales consultadas por El Confidencial Digital confirman que Empleo está rechazando alrededor del 80% de las solicitudes y calculan que sólo unas 40.000 personas cumplen con todos los requisitos para recibir la ayuda. Estaba previsto que beneficiara a más de 450.000 desempleados. (...)

Los desempleados de larga duración que quisieran acogerse a este subsidio debían haber tenido un empleo anterior, estar en búsqueda activa de un puesto de trabajo y haber consumido las prestaciones de los planes Prepara, Prodi o la Renta Activa de Inserción al menos seis meses antes de solicitar los 426 euros.

Asimismo, para poder beneficiarse de esta prestación, los solicitantes deben tener responsabilidades familiares y estar inscritos como demandantes de empleo a 1 de diciembre de 2014.

El interés de los parados por esta ayuda ha sido considerable desde que entró en vigor a mediados de enero. Tal y cómo se contó en ECD, los trabajadores de las oficinas de empleo denunciaron hace unas semanas que estaban desbordados” por la avalancha de demandas de la nueva prestación.

El aluvión de solicitudes les obligó, en los primeros días, a atender a 440 desempleados por cada funcionario: una media de 10 minutos por persona. (...)"     (El Confidencial Digital, 19/02/2015)

Cinco recetas de Podemos para el crecimiento económico... respuesta-propuesta para otro debate de la nación: los patriotas queremos soberanía, no ser una colonia alemana

“Hacía falta que la oposición respondiera al Gobierno, y por eso estamos aquí”. Con esta frase el líder de Podemos, Pablo Iglesias, dio comienzo al “otro estado de la nación”, la conferencia que la formación morada organizó ayer en el madrileño Círculo de Bellas Artes. (...)

Su alocución se focalizó en la idea, varias veces repetida, de que “la austeridad no solo produce sufrimiento, sino que no sirve” para resolver los problemas económicos. (...)

Asimismo, denunció que el 46% de los trabajadores gana menos de 1.000 euros al mes y el 34% 645 euros en 14 pagas o menos. (...)

En su discurso, que fue interrumpido varias veces por los aplausos de los militantes que llenaron la sala del Teatro Fernando de Rojas, planteó las recetas de Podemos para salir de la crisis:

- Aumentar la productividad centrando los esfuerzos en el incremento de la demanda interior. 

Es decir, un crecimiento basado en el empleo de calidad y una reducción de la precaridad, impidiendo los contratos temporales injustificados y haciendo que “el despido sea solo la última opción de ajuste”. “Rebajar la jornada laboral al nivel en que está en Europa aumentaría la productividad y permitiría la conciliación entre vida laboral y vida familiar”, añadió Iglesias.

- Industria, energía e infraestructuras

El líder de Podemos abogó por la defensa del tejido industrial español para evitar recaer en el pelotazo y la burbuja inmobiliaria. “Un verdadero patriota defiende la industria nacional, exactamente el contrario de lo que han hecho ustedes”, increpó Iglesias al Gobierno de Rajoy, acusándole de preferir un desarrollo basado en la especulación urbanística que impidió, en su opinión, la creación de un sistema productivo sostenible, que hubiera destruido menos empleos al llegar la crisis.

 “Con el Gobierno del PP somos un país más dependiente, que se puede convertir en una colonia de Alemania. Por lo contrario, los patriotas queremos soberanía”, resumió.

La estrategia de la nueva formación pasa por la puesta en marcha de un proceso de reindustrialización basado en una “transición energética hacia las renovables, la rehabilitación inmobiliaria, la reconversión urbanística, las nuevas infraestructuras y los transportes colectivos”, entre otras medidas. 

Podemos apuesta también por una “reconquista de la soberanía en i+D+I” y por el desarrollo de los servicios sociales, equiparando la inversión española en estos sectores a la media europea que, según Iglesias, supera el 2% y el 3% del PIB, respectivamente.

- Emprendedores

A los emprendedores Iglesias propuso un plan para que dejen de ser “emprendeudores”, a través de financiación pública para promover el emprendimiento en sectores económicos intensivos y en el conocimiento, uso de software libre en el sector público “para ahorrar millones de euros en licencias”, aumento de la sostenibilidad medioambiental, consultorías gratuitas para profesionales free-lance. Y para los autónomos volvió a proponer la cotización variable, según lo que cada uno facture.

- Deuda pública. 

Asimismo, el líder de la formación morada afirmó que la deuda española —que ahora se sitúa en el 100% del PIB— “no ha parado de crecer con las políticas de austeridad”, y que por ella pagaremos 100 millones al día de intereses en 2015. Concluyó entonces que “no se puede pagar” y que incluso unos premios nobel sostienen que es necesaria su reestructuración. 

Por ello, declaró que lo que necesita España son “gobernantes que en Europa negocien y no obedezcan” y recordó que en 1953 “muchos países europeos perdonaron parte de la deuda de Alemania, para que pudiera desarrollarse económicamente”. Iglesias lanzó también un mensaje a Europa, cuando dijo que “España es una economía ineludible, al ser la cuarta de la zona del euro. A nosotros no se nos puede amenazar”.

- Impuestos a los más ricos.

El líder de Podemos declaró ser consciente de que “hacen falta los ricos”. Sin embargo, estos tienen que ser “responsables y con un mínimo sentido del patriotismo” y por ello también su formación promueve un impuesto sobre la riqueza, puesto que aumentar la imposición sobre la renta no es eficaz, pues “esta siempre se puede ocultar en algún paraíso fiscal”."             (   , Cinco Días, 26/02/2015)

700.000 británicos trabajan con contratos de "cero horas"

"(...) Los "cero horas" nacieron con la idea de aportar flexibilidad a un mercado laboral rígido para permitir que estudiantes y personas que quisieran trabajar a tiempo parcial tuvieran más opciones de encontrar un empleo.

 Sin embargo, los datos muestran que se está abusando de esta modalidad. Vince Cable, ministro de Industria, ha asegurado hoy que, ante los excesos que están cometiendo, llevará al Parlamento una ley para prohibir las cláusulas de exclusividad en estos contratos, que impiden que los trabajadores trabajen más horas.

Según los datos publicados hoy, el 34% de los contratos de cero horas se destinan a jóvenes de entre 16 y 24 años. Pero suponen ya un 21% en el segmento de entre 35-49 años: y otro 21% entre los trabajadores de 50 a 64 años.

Hace algo más de un año, McDonalds afirmó que el 90% de sus empleados en Reino Unido están supeditados a contratos de zero horas. Esta modalidad exige estar disponible 24 horas al día, lo que impide a los empleados tener otro trabajo. Si rechazan acudir cuando les llama una empresa, en general no vuelven a ser contactados."        (Expansión, 26/02/2015)

Syriza consiguió grandes concesiones del Eurogrupo, en contra de lo que dice la prensa

"(...) Es importante subrayar que los mayores defensores de las políticas de austeridad lideradas por el gobierno alemán han sido precisamente los gobiernos conservadores-neoliberales de estos países –como el gobierno PP en España- donde estas políticas han tenido un impacto devastador. 

Y como consecuencia de la enorme influencia de los mayores grupos económicos y financieros existentes en cada país, así como la que sus sectores sociales con mayor peso económico y social tienen sobre sus mayores medios de información y persuasión, hemos leído y/o visto un reportaje en tales medios enormemente sesgado en contra del gobierno Syriza en sus negociaciones con el Eurogrupo.

 Se ha referido al gobierno de Syriza constantemente como “poco serio”, “demagógico” (y una larga retahíla de insultos más) que, resultado de su supuesta inmadurez, han terminado con un gran fracaso.(...)

 Una consecuencia de lo ocurrido es el hecho mostrando con toda claridad el dominio del Eurogrupo y del BCE (y, en menor grado, de la Comisión Europea) por parte del gobierno alemán, un dominio, sin embargo, que no es equivalente a omnipotencia. El gobierno alemán ha aparecido claramente como el centro dominante de la vida económica, financiera y política de la Eurozona, con la clara sumisión de los otros gobiernos, incluidos los que se definen a sí mismos como socialdemócratas.

 La publicación por parte del gobierno griego de algunas de las declaraciones (en privado) de apoyo a sus propuestas por parte de representantes de estos gobiernos (como el italiano y el francés) contrastó con el comportamiento público de estos representantes, mostrando la incoherencia de tales partidos gobernantes.

 La estrategia del gobierno griego ha permitido definir los bandos en los que se configura Europa, esta Europa hoy poco representativa de las clases populares de los países de la Eurozona, y que está perdiendo la legitimidad y atracción que tuvo en su momento. 

Ahora bien, es importante subrayar que, como dice Mark Weisbrott en un comunicado reciente (Press Release, Center for Economic Policy Research, Washington, 20.02.15) a pesar de esta hostilidad del establishment neoliberal europeo, el gobierno griego ha permanecido sereno, sin estridencias, presentando los datos que muestran el enorme daño de la políticas de austeridad en su pueblo, recurriendo en su argumentario a los valores que teóricamente Europa defiende como suyos, la democracia, el Estado del Bienestar y la justicia social, señalando la hipocresía de este establishment

. Y, a pesar del enorme control de los medios –que alcanza dosis abusivas en España- la población europea ha podido captar la justicia de su causa, creando gran simpatía popular hacia los argumentos utilizados por Syriza, incluso por cierto, en Alemania, donde el porcentaje de la población alemana que deseaba expulsar a Grecia del euro ha pasado de ser mayoría a ser minoría. 

Ha sido este cambio que explica que incluso el Presidente de la Comisión reconociera en sus declaraciones que se ha hecho una gran injusticia al pueblo griego. Ello es un indicador del valor democrático y moral de las propuestas de Syriza, que han movilizado al pueblo griego en apoyo de su gobierno.

Las victorias de Syriza

Ha sido esta movilización popular, dentro y fuera de Grecia, lo que explica las divisiones del propio Eurogrupo que Syriza supo utilizar. Y consiguió grandes concesiones del Eurogrupo, ocultadas en la avalancha neoliberal mediática. Como señala James K. Galbraith (“Reading the Greek Deal Correctly”, Social Europe Journal), las concesiones (victorias de Syriza) incluyen:

1. el documento final separa la transferencia de fondos de las condiciones, aceptando algunas (que Syriza también consideraba justas) y rechazando otras. Es lo que en lenguaje mediático se refirió la aceptación del 70% de lo acordado con el gobierno griego anterior, y rechazo del 30%. 
Aceptación eran, por ejemplo, las medidas antifraude. Rechazo era la reducción de las pensiones y otras medidas que eran continuistas de las políticas de austeridad. 
En realidad, todas las medidas explícitas de austeridad que estaban en el documento firmado por el gobierno anterior fueron rechazadas, sustituidas por una ambigüedad (aceptada por la Comisión Europea) que permitía una flexibilidad de interpretación que no se permitía antes.

2. Se consiguió revertir la mayoría de medidas antisindicales que contribuyeron al deterioro del mercado laboral, aceptando el incremento del salario mínimo (retrasándose hasta septiembre su aplicación).

3. Se recuperó el concepto de soberanía, de manera que las políticas domésticas se asignaban al gobierno griego siempre y cuando fueran aprobadas por el marco definido por los límites de fiscalidad marcados por la Troika, redefinida como instituciones separadas, cuya autoridad quedaba delegada del Eurogrupo y de la Comisión y no como grupo de supervisores. Este cambio es más que semántico.

4. Una cesión clave fue que al gobierno griego no se le imponía el objetivo de alcanzar un 4,5% de superávit primario (lo cual le hubiera prohibido poder terminar con las políticas de austeridad), sin especificar un objetivo, permitiéndole que alcanzara el deseado por Syriza, el 1,5%.

5. Un mejoramiento del pago de la deuda, en los plazos y en los intereses, a desarrollar en posteriores negociaciones. En realidad, la negociación mayor es la venidera.

 Es cierto que no se consiguió la quita de parte de la deuda, pero no excluye la posibilidad de que se establezca una renegociación a nivel de Europa del problema de la deuda pública, que ha alcanzado unas dimensiones excesivas, consecuencia de los rescates bancarios que beneficiaron a unos pocos a costa de la mayoría de las clases populares.

En resumidas cuentas, Syriza ha iniciado un proceso de redefinición de Europa, con una enorme movilización popular en su país, en apoyo de esta redefinición. Y el gran pánico de la estructura de poder europea es de que el próximo paso en esta lucha se de en España. De ahí que las victorias de Syriza son también victorias de los pueblos de Europa. Estas victorias fueron las concesiones que detallo anteriormente.

Naturalmente que eran concesiones dentro de un marco que viene definido por su permanencia en el euro, gobernado por las derechas neoliberales y socioliberales. Pero Syriza escogió presentarse como defensor de Grecia y de Europa, intentando iniciar un proceso de transformación de esta Europa.

 Se podría criticar a Syriza por no haber tenido preparado un plan B, que hubiera sido la salida del euro. Pero esta crítica ignora que la mayoría del pueblo griego quiere permanecer en el euro. Puede que cambie y la lección didáctica a la cual me refería al principio del artículo sea un paso en la dirección de cambiar el deseo de permanencia. 

Pero el gran dato de las negociaciones es que, a pesar del enorme desequilibrio de fuerzas, la movilización de un pueblo en apoyo de las demandas justas de su gobierno puede conseguir victorias en un proceso en el cual solo hemos visto el inicio de una larga lucha, pues es ahora cuando la parte difícil comienza."            (Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 25 de febrero de 2015, en www.vnavarro.org, 25/02/2015)

¿Sabe, señor Margallo, que si el rescate de todo el sistema bancario se hubiese hecho a costa de acreedores y gerencia no hubiese hecho falta ningún recorte?

"(...) cuando parecía que estábamos curados de espanto, hete aquí que llegó ese verbo suelto, nuestro inefable ministro de Asuntos exteriores, José Manuel García Margallo, y superó a su jefe de filas. 

Afirmó, mejor dicho, rebuznó, la enésima barrabasada. Aseguró que si España no hubiese prestado 32.744 millones de euros a Grecia se podrían haber subido "las prestaciones por desempleo un 50% o aumentado las pensiones un 38%”. ¡Mentira! España ha prestado a Grecia menos de 7.000 millones de euros.

 El resto del préstamo fue realizado por inversores privados, a los que avaló el gobierno español. O sea que si estos inversores cobran de Grecia, reciben pingues intereses, pero si Grecia no pagara o tuviera una quita, los inversores no perderían, quien perderían serían los españoles, tendríamos que pagar ese dinero prestado por inversores privados. Margallo, el “mamporrero”. (...)

Señor Margallo, si quiere, en una clase de dos horas, le detallo el aumento de la deuda pública de esta nuestra querida España durante la actual crisis sistémica. De los 597.349 millones de incremento en el montante de la deuda emitida solo por la Administración Central en el período 2008-2013, ¡227.091, casi la mitad, es para financiar a terceros! 

 Por eso, ustedes y los anteriores, recortaron gastos en sanidad, pensiones, educación, dependencia, porque eran superfluos a la luz de unas élites que ya disfrutan de todo eso. Pero con ello se les ha permitido seguir disfrutando de su riqueza, de su renta a costa de los demás.

 Mientras, familias enteras que se hipotecaron bajo el paraguas de unas entidades financieras que no hicieron un análisis de riesgos mínimamente serio, que se hastíen, se les desahucia y santas pascuas.

 ¿Saben ustedes, señor Margallo, lo que en derecho anglosajón es el régimen de la segunda oportunidad para personas físicas y jurídicas? Ah, no, se me olvidaba, ustedes solo lo aplican a quienes “se lo merecen”. España, país feudal, de siervos y vasallos.

¿Sabe usted, señor Margallo, que si el rescate de todo el sistema bancario patrio, más allá de cuatro cajas de ahorro, se hubiese hecho a costa de acreedores y gerencia no hubiese hecho falta ningún recorte adicional? ¿Sabe usted cuánto dinero tiene comprometido nuestro gobierno por avalar a terceros? España, oligarquía y caciquismo como forma actual de gobierno. ¡Si levantara la cabeza mi paisano Joaquín Costa! (...)"              (Juan Laborda, Vox Populi, 14/02/2015)

En 2012 las eléctricas cortaron el suministro por impago a 1,4 millones de consumidores

"Ese mismo año, según datos del estudio sobre Pobreza Energética en España elaborado por la Asociación de Ciencias Ambientales, 7 millones de personas, el 17% de hogares, destinaban más del 10% de sus ingresos al pago de su factura energética, y unos 4 millones de personas, el 9% de hogares, tenían dificultades para mantener su vivienda en unas condiciones de temperatura adecuadas para la salud (18 a 20º C en invierno y 25º C en verano).

Y lo peor es que esa incapacidad para mantener la vivienda a una temperatura adecuada es la causa de 7.000 muertes prematuras al año.

Son datos de 2012. Pero la situación hoy en día no es mejor.

Con la crisis bajan nuestros ingresos, pero las facturas energéticas siguen subiendo porque dependemos de los combustibles fósiles y de un oligopolio empresarial.

El Comité Económico y Social Europeo ha afirmado de manera contundente: "La pobreza energética mata física y socialmente". En este contexto, España como estado miembro de la UE, tiene la obligación de desarrollar planes nacionales contra la pobreza energética y proteger a los consumidores vulnerables.

Sin embargo, el Gobierno todavía no ha adoptado ninguna medida al respecto. (...)" (nuevatribuna.es | 26 Febrero 2015)

La lluvia de euros de Draghi desata una fiebre especuladora en la deuda pública europea

"(...) Si el banquero italiano entiende por "efectos positivos" desatar un carrusel de compras, con los inversores lanzándose a adquirir cualquier bono antes de que lo haga el BCE, con los rendimientos en mínimos históricos y con países financiándose en negativos a plazos de incluso cinco años, está en lo cierto.

Porque justo eso, todo eso, ocurrió ayer. Una auténtica fiebre compradora atravesó los mercados de deuda pública en la Eurozona. De principio a fin, además. Por la mañana, Alemania salió al mercado para financiarse mediante una emisión de bonos a cinco años.

 La operación reportó 3.281 millones de euros para las arcas públicas germanas. Y lo mejor es que tendrá que devolver menos, ya que, por primera vez en su historia, se financió con intereses negativos para un plazo tan largo. En concreto, del -0,08%. Y no es que los bajos rendimientos vigentes ahuyentaran a los inversores, precisamente, porque las peticiones ascendieron a casi 6.500 millones de euros.

En paralelo, el Tesoro Público español, consciente del históricamente favorable entorno actual, puso en marcha la maquinaria para lanzar obligaciones a 15 años mediante una colocación sindicada.(...)

Pero las consecuencias de la fiebre no se quedaron ahí. Las compras situaron los rendimientos de varios países en mínimos históricos –hay que tener en cuenta que la rentabilidad cae cuando el precio de los títulos sube–. 

 Sobresalen dos casos, los de Irlanda y Portugal, porque se trata de dos de los países que recibieron un rescate total. Irlanda lo pidió en 2010, el rendimiento de sus bonos a 10 años llegó a tocar el 14% en 2011 y ayer marcó un mínimo histórico por debajo del 1%. 

Portugal levantó la mano para solicitar ayuda financiera en 2011, la rentabilidad de sus títulos a una década superó el 17% en 2012 y ayer bajaron hasta donde nunca antes lo habían hecho y se quedaron a nada de situarse por debajo del 2%. (...)

¿A qué se debe ese comportamiento? ¿Qué buscan los inversores? Unos, ser más rápidos que el BCE. Es decir, como la institución se lanzará a comprar deuda pública desde el próximo mes, ellos se adelantan y luego se llevarán la diferencia entre el precio pagado ahora y el que abonará el banco central. 

Otros, capturar para sus carteras los rendimientos adicionales que aún ofrece la deuda periférica. Con la red de seguridad ofrecida por la lluvia de euros del BCE, con la rentabilidad de la deuda de otros países aún más baja y con la inflación en términos negativos –y por tanto incrementando los rendimientos reales de los bonos españoles o portugueses– el 1,5% o el 2% que todavía se puede encontrar en la deuda lusa o española no es algo que se quiera desaprovechar en las actuales condiciones de mercado. (...)"           (El Confidencial, 26/02/2015)

Que Repsol y Cepsa pactaban los precios de sus gasolineras... ya lo sabía todo el mundo, menos los fiscales

"Con cuentagotas y tras una guerra de guerrillas desde las petroleras hacia la cúpula de la CNMC, con fuego cruzado fratricida entre los despachos de los propios consejeros del regulador, comienzan a conocerse algunos de los detalles de los acuerdos de precios y pactos de no agresión que sellaban las petroleras para eliminar cualquier atisbo de competencia en algunas de sus zonas de su influencia.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha podido “acreditar infracciones del artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, así como del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la UE” cometidos por cinco grandes petroleras.

A todas ellas, la CNMC les ha impuesto multas por un monto conjunto de 32,4 millones de euros. La sanción más gravosa ha recaído en Repsol, que tendrá que pagar una multa de 20 millones; Cepsa, la segunda petrolera de España controlada ahora por el fondo IPIC de Abu Dabi, 10 millones; Disa, 1,3 millones; Galp, 800.000 euros; y Meroil, 300.000 euros.
Según la primera información facilitada por la CNMC sobre los pactos secretos que firmaban entre ellas, las investigaciones han podido confirmar la existencia de acuerdos ilegales entre las dos grandes del sector.

Pese a ser competidores, las pesquisas han encontrado “un acuerdo entre Cepsa y Repsol para la coordinación en la estaciones de servicio de Brea de Aragón e Illueca (provincia de Zaragoza) en julio de 2013; y un pacto de no agresión entre Repsol y Cepsa en julio-agosto de 2011 en relación con las acciones de injerencia de cada una de ellas en las estaciones abanderadas por la otra”. (...)

También ha encontrado la CNMC “un pacto de no agresión en precios entre Cepsa y Disa entre julio y septiembre de 2011 y acuerdo entre ambas en relación a los precios a aplicar en Ceuta en julio de 2013”. (...)

Por su parte, la portuguesa Galp y Meroil intercambiaron información, al menos, en lo “relativo a un contrato de suministro y abanderamiento en mayo de 2013”. (...)

Además de la disensión interna existente en la CNMC, las dos grandes petroleras han venido librando una guerra con el presidente del regulador, José María Marín Quemada, y sus dos consejeras (Idoia Zenarrutzabeitia y María Ortiz). Han intentado, sin éxito, recusarles a los tres por supuesta enemistad manifiesta y falta de objetividad en su trabajo al frente del regulador."            (Vox Populi, 26/02/2015)