24.3.17

“Las economías de Grecia, Italia y España no se recuperarán nunca”

"(...) Randall Wray habla sobre política monetaria con la convicción y la urgencia del hereje que se sabe en posesión de una verdad poderosa. El economista es una de las figuras destacadas del movimiento de la teoría monetaria moderna, o modern money theory, que rompe con el análisis ortodoxo sobre la creación del dinero y propone políticas para el pleno empleo. (...)

Entonces, cuando los Estados entran en lo que llamamos ‘crisis de deuda soberana’…

¿Como Japón?

O como los países del euro. 

No, no, centrémonos por un momento en Japón. No tiene crisis de deuda. Su nivel de endeudamiento se acerca al 250% del PIB. Durante veinticinco años, ha rondado unos intereses del 0% y ha sufrido deflación, con los déficits presupuestarios más grandes del mundo. No hay crisis de deuda. 

¿Existen las crisis de deuda soberana? ¿Son posibles?

¿En Japón? No. ¿En EEUU? No. ¿Reino Unido? ¿Turquía? Tampoco. ¿Qué tienen en común? Todos ellos emiten su propia moneda. ¿Qué pasa si uno abandona su moneda y adopta la de otro? Puede haber un problema de deuda, porque ya no tienes moneda propia. 

Hay países que ‘dolarizan’ su economía. Lo hizo Ecuador. Argentina tenía un régimen de convertibilidad en los años 90. Puede resultar muy problemático, porque la única manera de conseguir dólares, si no se puede exportar suficiente, es pedirlos prestados. Si se piden prestados, hay que devolverlos con intereses, y si no se consiguen más dólares, puede haber consecuencias desastrosas, incluido el impago de la deuda. 

¿Cuál es el problema de Europa? Grecia o Italia tenían moneda propia. ¿Podía agotárseles? No. ¿Qué hicieron? Renunciaron a su propia moneda. Adoptaron el euro, que es una moneda extranjera. Ahora están en una situación para la que no hay solución de mercado. Esas economías –Grecia, Italia, España— no se recuperarán nunca.

¿Y si salieran del euro?

Bueno. Tendrían que salirse del euro, o habría que reformar todo el sistema. Una cosa o la otra terminará sucediendo. 

¿A qué se refiere con reformar el sistema? 

Las soluciones técnicas son muy fáciles. Una consiste en aumentar el presupuesto del Parlamento Europeo, que es de menos del 1% del PIB. En EEUU, la unión monetaria está bien hecha. El banco central –la Reserva Federal— se encarga de la política monetaria, y el Departamento del Tesoro de la fiscal. 

En la Unión Europea creyeron que se podría tener un banco central único, pero que cada Estado tuviera su política fiscal. Eso no puede funcionar. Pero sí existe un Parlamento Europeo. Si su presupuesto fuera más razonable, lo suficientemente grande como para estabilizar la demanda agregada en toda la economía, y distribuir más demanda a las economías que pierden empleo por sus déficits comerciales, podría haber una salida.

 ¿Cómo de grande tendría que ser? Diría que en torno a un 10%, la mitad del presupuesto de los EEUU, sería suficiente. Eso redistribuiría la demanda. Todo el mundo, incluso Alemania, tendría más demanda, pero se haría de manera progresiva, para que la periferia reciba relativamente más que el centro.

Habla de “distribuir demanda”. Pero, ¿cómo se haría eso? 

El modo ideal es una garantía de empleo. Pongamos que la Unión Europea financia una garantía de empleo. Hoy en día podríamos estar hablando de un 5% del PIB, que quizá en Grecia sería más cercano al 10%, pero después de la recuperación se estabilizaría entre un 1% y un 3%. 

¿Cree que eso resolvería tanto el problema del empleo como el de la estabilidad financiera?

Las crisis europea y estadounidense fueron idénticas. Pero la crisis financiera que fue igual para ambos se convirtió en crisis de deuda soberana en Europa, porque sus países no son soberanos. En EEUU, no fue así.

Pudimos poner en marcha un estímulo fiscal, aunque fuera insuficiente. Salvamos el sistema financiero sin imponerle la deuda estatal a Nueva York o Dakota del Sur. Europa hizo eso, trasladando el peso a los Estados, no soberanos. España tenía superávits contables antes de la crisis. 

De pronto, llega la crisis financiera y la deuda estatal explota. El problema fue el sector financiero privado. La solución no es la austeridad, sino la regulación y supervisión bancaria, la ruptura de los oligopolios financieros y el encarcelamiento de los responsables de la situación. La garantía de empleo no es suficiente. Tiene que venir acompañada de las restricciones a los excesos financieros.

Ha dicho antes que los países que ceden su soberanía monetaria dejan de ser soberanos. Pero, ¿no está el resto de países subordinado a EEUU en materia monetaria, al ser el dólar la moneda de reserva mundial?

La medida en que se subordinan responde a decisiones políticas. Hay países que deciden tener un tipo de cambio fijo. Si quieres hacer eso, necesitas exportar, ¿y qué necesitas para exportar? Salarios bajos. Una demanda agregada baja. Mantener a tu población lo suficientemente pobre como para importar. Lo hacen voluntariamente. No tienen por qué hacerlo.

¿Cuál es la alternativa? 

Dejar que la cotización de la moneda fluctúe. Eso te da más margen de maniobra en política fiscal. Si decides vincular tu moneda al dólar, mantendrás un tipo de interés alto, perdiendo control sobre la política monetaria. Tu tipo de interés tiene que estar por encima del de los EEUU, para mantener una moneda fuerte. Si la dejas fluctuar, puedes mantener los tipos más bajos y depreciar la moneda.

 Con la política fiscal sucede lo mismo: no es necesario tener a gran parte de la población desempleada. Puedes perseguir una política de pleno empleo. La consecuencia puede ser que tu tipo de cambio sea más bajo.

 ¿Y qué problema acarrea eso? A tus élites les sale más caro viajar a Disneylandia. No hablo en broma: para las élites de los países en desarrollo es muy importante poder mandar a sus hijos a Harvard e ir de vacaciones a Estados Unidos. Prefieren tener al 50% de la población en paro para poder hacerlo. (...)"                                                        (Entrevista a Randall Wray , Álvaro Guzmán Bastida, CTXT, 22/03/17)

El 80% de España, en riesgo de convertirse en desierto este siglo

 

"Cada país, cada región del mundo, está amenazada de manera diferente por los efectos del cambio climático. Algunos estados-isla del Pacífico se enfrentan a la desaparición física, engullidos por la subida del nivel del mar. España, por su parte, se arriesga a convertirse en desierto. 

 Hasta el actual Gobierno advierte ya de que el calentamiento global amenaza con que, en lo que queda de siglo, el 80% del suelo esté en peligro de desertificarse. Incluidas las cordilleras montañosas del sur, según un análisis del Ministerio de Medio Ambiente de 2016 recientemente publicado en el Portal de Transparencia gubernamental.  (...)

El mapa de las zonas áridas de la España peninsular refleja cómo de noroeste (Galicia) a sureste (Almería o Murcia) las tierras secas son cada vez más secas (llueve solo entre un 5% y un 20% de lo que se evapora). El riesgo de desertificación, en diferentes grados, afecta a 37,4 millones de hectáreas de los 50,5 millones del territorio total.

Ganando terreno hacia el norte 

Los cálculos del informe muestran que el suelo susceptible de degradarse va ganando espacio: la zona norte de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Valle del Ebro, amplias zonas de Cataluña y la submeseta norte se van tornando más secos hasta perder el tono verde de las zonas húmedas.

 A eso se le añade que las regiones ya áridas empeoran (se vuelven más anaranjadas en los modelos).
De ahí que la España húmeda, que ocupaba un 39% entre 1971 el año 2000, al ritmo actual y con las previsiones disponibles se quede en un 20% al terminar el siglo XXI. La Islas Canarias lo pasarán todavía peor.

El documento indica que se prevé un incremento "muy acusado" de la superficie cuyo balance entre lluvias y evaporación la coloca en la categoría de semiárida, sobre todo en el tercer cuarto del siglo. Pero, al mismo tiempo, destaca que, para el último tercio, los mayores incrementos relativos de zonas en riesgo respecto al año 2000 se van a producir en los suelos con un nivel de amenaza alto o muy alto. Es decir, los peores suelos.

Desertificar un país conlleva consecuencias en muchos niveles. La más obvia resulta la alteración de los ecosistemas que implica "la pérdida de hábitats y de especies", como subraya el IPCC. La biodiversidad se resiente. 

Esta riqueza natural es uno de las características subrayadas por el Ministerio de Medio Ambiente: España es el país de la Unión Europea que más especies de aves, mamíferos y anfibios alberga y está a la cabeza de superficie incrustada en la Red Natura 2000 de protección ambiental con 222.000 km2

Pero, además de esta relación entre mayor desierto y menor biodiversidad, el panel científico de la ONU recuerda que, junto al incremento de riesgo de los incendios forestales, estas áreas se enfrentan a "extensos efectos negativos en la productividad agrícola en el sur" [de Europa]. (...)"          (eldiario.es, 20/03/17)

La histeria con Turquía ilustra el creciente deseo de la UE de convertirse en un búnker... anti-musulmán, ¿y prionto, anti-latino?

"La crisis de este mes de marzo entre Europa y Turquía simplemente pone de relieve el deseo cada vez más fuerte de la Unión Europea de encerrarse en sí misma en medio de la tendencia a destruir desde dentro lo conseguido hasta ahora, no solo mediante el Brexit sino también mediante las políticas que defienden distintos partidos políticos, principalmente populistas, como el Frente Nacional de Marine LePen.

Los últimos incidentes están relacionados con el referéndum para la reforma constitucional convocado para el 16 de abril, en el que los turcos tendrán que decidir si prefieren continuar con el sistema parlamentario actual para gobernarse o si prefieren un sistema presidencial tal y como defiende el presidente Recep Tayyip Erdogan.

En Europa, donde Francia se gobierna por un sistema presidencial, parecen pensar que este sistema no es adecuado para Turquía, que redundará en perjuicio de la democracia y que lo que sirve para Europa, como es el caso de ese sistema, no servirá para Turquía.

Naturalmente, la canciller Angela Merkel, tan preocupada por la democracia en Turquía, no tiene ningún problema en reunirse con el presidente Abdel Fattah al Sisi que depuso por la fuerza a un presidente elegido en las urnas, lo que hizo en El Cairo el 2 de marzo.

Los mismos países europeos que han participado en los incidentes de este mes han permitido que dirigentes turcos de la oposición a Erdogan celebraran reuniones con los votantes turcos en su territorio, algo que no han permitido a los ministros turcos partidarios de la reforma constitucional que propone Erdogan.

Los hechos principales son los siguientes: el 10 de marzo, horas antes de la llegada del ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, las autoridades holandesas prohibieron el aterrizaje de su avión.
El 11 de marzo la policía holandesa golpeó brutalmente en Rotterdam a manifestantes turcos que protestaban por la deportación del ministro de Exteriores turco.

Dos días después, el 13 de marzo, la ministra turca de Asuntos Familiares entró en Holanda desde Alemania para hacer campaña. La policía holandesa rodeó el Consulado turco en Rotterdam y arrestó a la ministra.

Inmediatamente la declaró persona non grata y la deportó del país como si de una delincuente se tratara, sin siquiera permitir que se reuniera con el cónsul turco.

Paralelamente, Alemania ha prohibido que los ministros turcos participen en actos de campaña en ese país, donde residen aproximadamente un millón y medio de ciudadanos con derecho a voto en su país de origen.

Este acto sin precedentes en Europa contrasta con las facilidades que Alemania ha dado a los partidos turcos de la oposición para hacer campaña contra Erdogan.Curiosamente, el gobierno de Merkel ha imputado las cancelaciones de las visitas de los ministros turcos a las autoridades locales.

Mientras tanto, un canal público de televisión en Alemania ha hecho una insólita campaña contra el referéndum, es decir contra Erdogan.Después de estos incidentes, Holanda y Alemania han puesto el grito en el cielo porque Erdogan ha comparado la actuación de sus autoridades con la de los nazis, lo que sin duda es una exageración aunque las brutales imágenes de la policía contra los manifestantes en Rotterdam sugieran que Erdogan no ha exagerado demasiado.

¿Cuál es el problema con Turquía? De acuerdo con el expresidente francés Nicolas Sarkozy, el problema es que Turquía es un país musulmán. Sarkozy dijo en su momento que Europa no permitirá de ninguna manera el ingreso de Turquía en la Unión puesto que es un país con 70 millones de musulmanes.Esta viene a ser la sensación que tienen muchos turcos y también muchos europeos.

En Turquía una gran parte de la población que asistió al intento de golpe de estado del verano pasado contra Erdogan cree que la actitud de las grandes democracias occidentales fue demasiado tibia para estar realmente preocupadas con la democracia.

Naturalmente, las viscerales reacciones de los países europeos se están aprovechando en Turquía según les convengan a unos y otros. Tanto Erdogan como la oposición las han convertido en tema central de la campaña. Lo más interesante es que una buena parte de la oposición ha condenado las actuaciones de las autoridades alemanas y holandesas, a pesar de que la oposición no ha hallado ningún problema a la hora de hacer campaña contra la reforma en Holanda y Alemania.

Otro país con una sólida tradición democrática, Dinamarca, ha aplazado la visita que estos días debía realizar a ese país el primer ministro turco, mientras que algunos otros países, con Suiza a la cabeza, han prohibido que se haga campaña para el referéndum turco a pesar de contar con una significativa presencia de trabajadores oriundos de Turquía.

Se estima que en Europa residen unos seis millones de turcos, de los que la mayor parte están en Alemania. Muchos de ellos se han integrado plenamente en Europa mientras que otros están todavía a medio camino y son activos en la vida política de Turquía, al menos en la vida electoral, algo que no debería perseguirse en Europa como se está haciendo estos días.

Sin embargo, los musulmanes turcos y de otros países de Oriente Próximo creen que el problema que subyace en este tipo de incidentes es la islamofobia, el deseo de Europa de mantenerse como un club exclusivo para cristianos, en convertirse en una especie de búnker cerrado, lo que sin duda puede ser útil de alguna manera a muy corto plazo pero no lo será a medio y largo plazo."               (Eugenio García Gascón, Jerusalen, 22/03/17)

Solo queda que un juez dictamine que las titulizaciones hipotecarias son ilegales, para tener que hacer frente a la enésima crisis bancaria... en la UE. El caso del Banco Popular muestra la fragilidad del sistema

"(...)  Mención aparte merece el sistema financiero. Nos siguen engañando con estadísticas trucadas, como la morosidad o los precios de la vivienda, y especialmente con la cuantía de activos tóxicos inmobiliarios en los balances. 

Solo queda que un juez dictamine que las titulizaciones hipotecarias son ilegales y que suponen un dolo innegable para el consumidor final para desmontar todo el entramado tramposo que se gestó alrededor del mercado hipotecario en España.

Hay que tener mucho cuidado con la situación del sector financiero porque no se ha terminado el riesgo de más rescates

Imagínense qué ocurriría con el sistema financiero europeo, y entonces volveríamos a un estado de tormenta perfecta. De nuevo, habría que pensar cómo hacer frente a la enésima crisis bancaria en la UE, lo que dejaría a España sin apenas resuello para hacer frente al coste.

 El caso del Banco Popular es solo un pequeño eslabón que muestra la fragilidad del sistema y la ocultación sistémica de la realidad financiera en la UE.

 Por tanto, no hay nada por lo que brindar, cuando las catacumbas del Estado y de la economía española están podridas, y llenas de bombas de relojería que nadie quiere desactivar, ya que es más fácil seguir con la patada hacia delante de la deuda, la morosidad encubierta y la incipiente vuelta del ladrillo. 

El gobierno y el resto de actores de esta ópera bufa lo fían todo al turismo, a la Semana Santa de récord para que el señuelo del bikini, el bañador y el chiringuito no nos dejen pensar en lo que se nos viene encima, ya de forma estructural: pobreza, desigualdad y atraso secular."             ( Alejandro Inurrieta  , Vox Populi,  20/03/17)

Dentro del marco jurídico neoliberal petrificado de la Unión Europea, y sin posibilidad de reforma no se pueden implementar políticas progresistas... hay que provocar un 'Exit'

"(...) Ninguna institución es ajena a la coyuntura histórico-concreta en la que opera. Estas aparecen como parte integrada de una “época” en cuyo interior adquieren eficacia. La UE no es una excepción. Fuera de su “época” una institución no es útil ni eficaz.

La institucionalización y juridificación de la llamada Constitución económica europea (centralidad del mercado, el pacto de estabilidad, la disciplina presupuestaria, el sistema de Banco Europeo, eliminación de las competencias del Estado interventor, etc.) se consolida a partir de 1993 con la aprobación del Tratado de la Unión Europea (TUE), en un momento de derrota histórica de todas las alternativas sistémicas al neoliberalismo y con todos los Gobiernos miembros, conservadores o socialdemócratas, abrazando el dogma neoliberal.

Fue entonces cuando se procede de común acuerdo: 1. A instituir en los Tratados de la UE los principios neoliberales como pilares sagrados de la integración a los que se tienen que subordinar los Gobiernos y ordenamientos jurídicos estatales a raíz del principio de primacía del derecho de la UE; (...)

 Se procede también a blindar estos nuevos principios mediante el establecimiento de un sistema absolutamente rígido de modificación de dichos Tratados de la UE. Los dos procedimientos de reforma existentes de los Tratados, el ordinario y el simplificado, exigen hoy unanimidad de todos los estados miembros.  (...)

A la vez, como Derecho petrificado, el Derecho de la UE tampoco es útil a los nuevos Gobiernos de izquierdas que puedan surgir. La imposibilidad de reformar los actuales principios y objetivos básicos del Derecho primario de la UE al que están subordinados les atan de manos para implementar otro tipo de política económica que no sea neoliberal.

En general, cuando un sistema jurídico es incapaz de ser modificado, de adaptarse y estar en sintonía con las necesidades de sus destinatarios y, por tanto, de ser útil para ellos, éstos empiezan a operar al margen de las estructuras formales del mismo. Y esto, precisamente, es lo que ya han empezado a hacer los grandes capitales.  (...)

El estallido de la llamada crisis financiera y la imposibilidad de varios países (Irlanda, Grecia, Portugal), desde 2009, de sostener la deuda pública, llevó a la necesidad de tomar medidas urgentes para facilitar financiación a estos Estados y obligarlos a adoptar programas de ajuste. Uno de los mecanismos para este fin fue el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).  (...)

El MEDE se constituye como una institución financiera internacional integrada por los países de la eurozona que, a pesar de tener relaciones institucionales fuertes con la UE, tiene personalidad jurídica propia y autónoma y un sistema institucional y de toma de decisiones propio diferente del de la UE.

Además el hecho de que el MEDE se conforme como una institución autónoma de la UE permite evitar el requisito de la unanimidad para su ratificación, entrada en vigor y adopción de decisiones en su interior. El tratado del MEDE establece un mecanismo propio donde sólo se requiere los votos de Alemania, Francia, Italia y España para su entrada en vigor y toma de decisiones.

Vemos pues como la creación del MEDE se inserta dentro de una estrategia del Capital de desplazamiento y creación de nuevas estructuras de derecho económico fuera del Derecho de la UE que, al requerir unanimidad y ante la incertidumbre de que surjan nuevos Gobiernos que bloqueen la adopción de decisiones en el interior de las instituciones de la UE, ya no les es útil para llevar a cabo el proceso de adaptación continuo y dinámico de las normas jurídicas a los intereses o necesidades cambiantes del Capital.

Este es el escenario en el que la izquierda deberá abordar el debate sobre el euro y la UE. En él hay dos grandes posicionamientos: o ser “más papistas que el papa” y continuar defendiendo la pertenencia al euro y la UE incluso, cuando los mismos grandes capitales se han dado cuenta que un Derecho de la UE petrificado ya no es útil para adaptar la estructura jurídica a sus necesidades y han empezado a crear instituciones de derecho económico externas a la UE para operar de manera mucho más eficaz desde ellas.

O explicar a la gente que en el interior de un marco jurídico neoliberal petrificado y sin posibilidad de reforma no se pueden implementar políticas progresistas y empezar a trabajar con el resto de la izquierda del sur de Europa para construir un nuevo espacio de integración monetaria alternativo con capacidad de repudiar parte de la deuda y renegociar el resto."                 (Albert Noguera. Profesor de Derecho Constitucional en la Universitat de València. Salir del euro)

Josep Borrell: "Si Le Pen gana en Francia, se acabó la Unión Europea"... Y en el fondo, ¿no sería una buena noticia para el sur?

"Josep Borrell (1947), ex presidente del Parlamento Europeo, considera que el Brexit es "la última manifestación de los populismos", un "grave error histórico" y que ha dividido a la sociedad británica.

 El ex ministro del PSOE sostiene que hay que respetar la decisión del pueblo británico, que en referéndum votó a favor de salir de la Unión Europea, pero considera que la consulta debió contar con una mayoría cualificada (no una mayoría simple, como así ha sido). (...)

"La Comisión Europea ha estimado en 60.000 millones la factura que tendrá que abonar Reino Unido por la salida, mientras que el Gobierno británico calcula una cifra de entre 2.000 y 3.000 millones de euros... Es lo primero que se va a negociar, y al parecer hay mucho margen de negociación", bromeó.

Un Brexit menos duro, indicó Borrell, habría sido la solución noruega, "permanecer en el mercado interior, permitir la libre circulación de personas, pero sin participar en las instituciones". Pero "a los británicos no les vale esta alternativa". 

Reino Unido y la UE tendrán que establecer "un nuevo acuerdo comercial, habrá que negociar más de 300 tratados". En opinión de Borrell, "o se establece un nuevo tratado bilateral o se regula la relación por las normas de la Organización Mundial del Comercio".  

(...) expresó su deseo de que la City londinense "no se convierta en un vulgar paraíso fiscal" para frenar el previsible traslado de bancos y sociedades de inversión. (...)

El ex dirigiente del PSOE subrayó que detrás de Reino Unido "hay países escondidos empujando, que también están descontentos", pero que todavía no se han atrevido a expresarlo abiertamente. Borrell llamó especialmente la atención sobre las elecciones francesas previstas en primera vuelta para el próximo día 23 de abril. "Si gana Le Pen se acabó Europa", destacó. "Habrá desbandada general, si gana Le Pen, the game is over". (...)"              (Alberto Ortín, Vox Populi, 23/03/17)




Querido Dijsselbloem: en el norte también se gastan el dinero en "mujeres y alcohol"

"Después de las declaraciones de Dijsselbloem, el jefe del Eurogrupo, sobre los comentarios realizados de los países del sur de Europa donde comentaba que malgastan dinero en mujeres y alcohol del dinero público. (...)

Nos podemos preguntar: ¿Qué países del norte han tenido casos de corrupción? ¿Los políticos son tan corruptos como las empresas de estos países? (...)

Corrupción del expresidente de Alemania Christian Wulff


El año 2012 saltó a la palestra el escándalo más sonado de corrupción en Alemania de su expresidente de la UCD Christian Wulff. Sólo duró en su cargo de presidente de Alemania poco más de un año. El expresidente, Chrisitna Wulff, anunció su dimisión a causa del escándalo de tráfico de influencias en el que vio involucrado .


En sus tiempos de primer ministro regional había aceptado un crédito privado con condiciones ventajosas de empresarios amigos por medio millón de euros, con el que compró una casa unifamiliar. (...)

Corrupción de empresas alemanas en Grecia


Siemens, Daimler o Rheinmettal son empresas alemanas involucradas en escándalos de corrupción en Grecia durante el año 2015. Una de las más afectadas fue Siemens que 19 de sus antiguos directivos tuvieron que comparece ante la justicia griega.


El caso de Siemens fue uno de los más sonados en Alemania. Cuando se descubrió que la empresa utilizaba dinero ilegal para sobornar a clientes potenciales. El dinero utilizado para esto se estima en varios cientos de millones de euros.


En concreto, 64 personas fueron acusadas de corrupción y blanqueo de dinero, dentro de un gran caso de sobornos pagados para tener acceso al mercado público. Siemens fue acusada de paga 70 millones de euros a diferentes responsables para obtener diferentes proyectos a finales de los años 90.


También grandes empresas de armamento alemán están entredicho ya que según la diputada Die Linke se aprovecharon del enorme gasto en Grecia en defensa. Un gasto que ha contribuido al crecimiento de su deuda pública.  (...)

Corrupción de empresas y políticos en Reino Unido


La oficina antifraude del Reino Unido (SFO) en el año 2016 abrió una investigación contra la empresa Airbus por un presunto **fraude, soborno y corrupción **relacionado con las ventas de aviones comerciales de Airbus.


Estas acusaciones se han referido a irregularidades relativas a consultores externos. La decisión se produjo 3 meses después de que el Gobierno del Reino Unido suspendiera la emisión de créditos a la exportación de Airbus por las supuestas irregularidades en el uso de intermediarios para la venta de aviones.


La Oficina antifraude abrió la investigación concretamente con los cargos por sospechas de fraude, soborno y corrupción en la actividad de la aviación civil de Airbus.


Además del caso de Airbus, en el año 2009, el diario 'The Daily Telegrah' mostró informaciones en las que se implicaba varios políticos laboristas y conservadores que habían utilizado dinero público para pagar gastos personales como hipotecas y alquileres.

En el año 2010, el primer ministro Gordon Brown cesó a 3 de sus diputados del partido laborista por ofrecer sus servicios a empresas que necesitaban cambios en la legislación para hacer negocios en el Reino Unido  (...)

En el año 2012 la empresa Barclays, uno de las mayores empresas del sector financiero en el Reino Unido, fue condenado a pagar una multa de 263 millones de euros por manipular el Libor y el Euribor.


Además de esta entidad financiera, el banco HSBC, Lloyds y RBS también fueron acusados por el regulador financiero del Reino Unido de vender seguros a pequeños empresarios sin haberles informado previamente de los riesgos y penalizaciones que asumían. (...)

La corrupción política en Suecia

  (...) la ministra de Exteriores Margot Wallström,. Dicha ministra fue investigada por instalarse en un apartamento de Estocolmo, ofrecido un sindicato. Con la gravedad que la escasez de viviendas de Estocolmo obliga a la gente esperar años para conseguir una vivienda de alquier."           (Raúl Jaime Maestre, El blog salmón, 23/03/17)

23.3.17

Los gallegos nos gastamos el dinero de los alemanes, de los vascos y de los catalanes en vino y mujeres... los mejicanos, el de los banqueros americanos, y además, violando... los griegos saquearon los fondos de la banca alemana y francesa, y (casi) destruyen la Unión Europea... no cabe duda, los latinos estamos hechos de otra pasta

"(...) No puedo gastarme todo mi dinero en licor y mujeres y a continuación pedir ayuda. Este principio se aplica a nivel personal, local, nacional e incluso a nivel europeo". Esas declaraciones del presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, al Frankfurter Allgemeine Zeitung han levantado una tremenda polvareda en el Parlamento Europeo. (...)

Pero incluso en la bancada socialdemócrata ha recibido críticas severas: las declaraciones "representan el triunfo de la mentalidad del populista Geert Wilders", ha subrayado en una red social el eurodiputado socialista Javier López. (...)

Pero no todo han sido reproches. Ningún eurodiputado de otros países ha pedido explicaciones al jefe del Eurogrupo, y Ramon Tremosa, de PdeCat, pedía más madera: "Si usted quiere criticar a España no hace falta que hable de licor y mujeres, ahí tiene los trenes de alta velocidad sin viajeros que no van a ninguna parte, los aeropuertos y las autovías sin tráfico". No ha habido respuesta por parte de Dijsselbloem. Solo sonrisas. Por ambos lados."              (El País, 22/03/17)

Nos quedan 5 años para alcanzar el empleo de 2007... pero como la tasa de actividad es más baja, si ésta volviese a los niveles de 2007, aún nos quedarían ocho o nueve años más para alcanzar el pleno empleo a la española... sólo para ingenuos o ignorantes, lo peor ya ha pasado

"La economía española tiene el dudoso honor de ser de las pocas en la UE que no ha alcanzado el nivel previo a la crisis en materia de empleo. Los sesudos analistas gubernamentales y sus esbirros en las tertulias acientíficas andan en estos días pregonando que ya hemos logrado alcanzar el PIB previo a la crisis.

Según las cifras oficiales nos faltarían algo más de 3,5 millones de empleos para culminar la década perdida para la economía española, es decir aquella que nos ha llevado desde la euforia de la burbuja inmobiliaria, al descalabro social y las cotas de desigualdad y pobreza no vistas desde hacía mucho tiempo.

Nos quedan 5 años para alcanzar el empleo de 2007

España, por tanto, no es el alumno aventajado, ni el ejemplo a seguir en ningún aspecto, ya que, a pesar del viento de cola (igual para casi todos los países), no somos capaces de crear suficiente empleo, a pesar del crecimiento del PIB.

 Si el crecimiento del PIB se mantuviese al ritmo actual, y teniendo en cuenta el latiguillo absurdo que siempre se añade en economía: ceteri paribus, tardaríamos cinco años más en alcanzar el mismo nivel que tenía España en 2007, eso sí con una tasa de paro del 8%. 

Pero como la tasa de actividad es manifiestamente más baja, si ésta volviese a los niveles de 2007, aún nos quedarían ocho o nueve años más para alcanzar el pleno empleo a la española, una cifra que demuestra el grave problema estructural de la economía española.

 Lamentablemente para algunos ingenuos o ignorantes, lo peor ya ha pasado y por supuesto la situación se va a revertir sin mayor problema en los próximos trimestres, seguramente por mor de la divinidad que nos protege (...)

La gracia del análisis tan optimista que suelen hacer los pseudo científicos que asesoran al Gobierno y a las grandes empresas es que parece que las causas de la crisis sistémica que padecemos se han disipado y no volverán nunca.

No es suficiente con mantener una deuda pública sobre PIB por encima del 100%, y creciendo, no ser el país más dependiente en materia energética o tener un sistema bancario que se tambalea en cuanto sopla un poco el viento, a pesar de los esfuerzos por seguir engañando a los depositantes. 

Además, tampoco es arriesgado fiarlo todo a ver si en las sucesivas campañas turísticas nos visitan más o menos 75 millones de españoles como ha reconocido Rajoy en otro discurso delirante ante su ejército de pelotas regionales.

Los graves problemas de España se mantienen: sobreendeudamiento, desempleo crónico y fragilidad bancaria

La estructura de la economía española es tan débil como antes de la crisis, con un entramado empresarial obsoleto y muy aficionado a los mercados oligopolísticos, tanto naturales como sobrevenidos, que una parte no desdeñable depende del BOE y las mordidas obligatorias para sustentar una clase política tan absurda, como prescindible, y una sociedad hastiada y borreguil.


Como casi siempre, los vientos de cola en España suelen ser más beneficiosos, debido a nuestra tradicional dependencia de lo ajeno: tipos de interés en un país muy endeudado, precios del petróleo bajo en una economía muy dependiente. Estos factores, particularmente la compra de basura en balance de bancos y empresas por parte del BCE, son responsables de algo más de 1,5 p.p de nuestro crecimiento diferencial en este espejismo de recuperación económica.

Sin viento de cola mundial, España crecería 1,5 p.p menos

La pregunta es si se mantendrá este equilibro inestable si se tuerce el efecto Dragui y los precios de la energía se dispara, como algunas previsiones apuntan. Ahí vamos a sufrir mucho porque no tenemos alternativa al turismo ni al petróleo barato.

 No hay que olvidar que, si aislamos al turismo y hostelería y al comercio dependiente de aquél, el empleo creado sería tan reducido que nos quedaríamos a 10 años de alcanzar los niveles previos a la crisis.

 Es cierto que los niveles de exportación han crecido mucho, y hoy suponen el 33% del PIB, algo sobrevenido tras la hecatombe interna, pero nunca podremos suplir la demanda interna por demanda externa para poder sustentar nuestro crecimiento y bienestar.  (...)"               ( Alejandro Inurrieta 

Después del rescate bancario, otro rescate... el BCE dedicará 600.000 millones de euros a comprar deuda de grandes corporaciones, para asegurar sus beneficios. Las pymes, las familias... ni los olerán

"(...) El BCE, tras gastar cientos de miles de millones de euros en rescatar a la banca europea, ahora compra bonos de deuda de las mayores empresas a bajo interés.

El Tratado de Maastricht prohíbe que el BCE compre deuda directamente a los Estados y, cuando más generoso ha sido con la deuda pública, ha comprado deuda estatal sí, pero a través de bancos privados en el llamado mercado secundario. El Estado paga intereses más altos por la deuda que coloca y los bancos hacen un buen negocio. 

Y ahora el BCE compra bonos de deuda de corporaciones multinacionales. Ha empezado con Telefónica, la aseguradora italiana Generali y la francesa Engie. Según el BCE, la compra de deuda emitida por corporaciones es para empujar la recuperación de la eurozona. El BCE pretende que, dando dinero a las corporaciones, esa compra repercuta en los préstamos bancarios.

 En plata, el BCE pretende reactivar la concesión de créditos a empresas y familias que continúa adormecida a pesar de todos los rescates y ayudas. Pero no aprenden y siguen, olvidadas las empresas no tan grandes.

Algunos analistas apuntan que el BCE dedicará 600.000 millones de euros durante varios años a comprar deuda de grandes corporaciones. Una vez más el BCE y la UE pretenden reactivar la economía no con ayudas directas a las empresas medianas y pequeñas, que son muchas y en España, por ejemplo, proporcionan el 75% de empleo. 

Tampoco ayudas a la gente, que es la que aumentaría la demanda interna con otra situación económica. Esa contumaz ayuda indirecta recuerda que el Nobel de economía, Joseph Stiglitz, aseguró que si el gobierno federal de EEUU y la Reserva Federal hubieran entregado dinero a quienes tenían deudas hipotecarias para poder pagarlas, no hubiera sido necesaria la billonaria cantidad para que bancos y aseguradoras financieras no se hundieran. 

Ni se hubieran envenenado millones de títulos con hipotecas incobrables, porque éstas se hubieran abonado y no hubiera habido esta crisis.

En la vieja Unión Europea, de 2008 a 2015, los Estados miembros han gastado 747.000 millones de euros en rescates y ayudas al sector financiero, y han comprometido más de un billón de euros en garantías de pasivos.

 Con tales cifras, a final del año pasado la ciudadanía europea había perdido más de 210.000 millones de euros, que no se recuperarán. Y ahora el BCE decide dedicar 600.000 millones de euros a asegurar los beneficios de grandes corporaciones.
¿Cuándo le tocará a la gente?"                  ( Xavier Caño , Viejo Topo, 20/03/17)

Eliminar Sucesiones obligaría a pedir 3.000 millones a la clase media vía IRPF

"(...) Todo apunta a que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones será uno de los grandes protagonistas del debate, puesto que cada vez se oyen más voces reclamando su supresión.

Pero hay un problema. Es un impuesto que actualmente aporta unos 3.000 millones a las arcas de las comunidades, una cantidad a la que difícilmente se puede renunciar en estos momentos, que Bruselas vigila de cerca las cuentas españolas y pide al Gobierno mano dura con las regiones. Los técnicos de Hacienda (Gestha) lo tienen claro.

 Si se elimina este impuesto habrá que compensar a las CC.AA. con subidas en otras figuras que pueden castigar a la clase media, como el IRPF y el Impuesto sobre el Patrimonio. (...)

Y algo parecido podría pasar con el Impuesto sobre la Plusvalía Municipal, un impuesto que actualmente recaudan los Ayuntamientos y que casi seguro que habrá que modificar tras la sentencia del Tribunal Constitucional de Guipúzcoa, que anula el tributo cuando la venta del inmueble se ha hecho sin generar beneficio. 

Los técnicos están convencidos de que este fallo supondrá una modificación del impuesto a nivel estatal y avisan de cualquier pérdida de recaudación para los consistorios se tendrá que compensar vía IBI, Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

Pero los técnicos no comparten estos cambios. A su parecer, sustituir figuras como el Impuesto de Sucesiones o el Impuesto sobre la Plusvalía por otras como el IRPF y el IBI es como dar más ventajas fiscales a los herederos de las grandes fortunas y pasar la factura a las personas de clase media que solo son propietarias de uno o dos inmuebles, algo muy común en este país. Por ejemplo, el 77,7% de los españoles posee una vivienda o una vivienda y un garaje. Y se verían muy afectados por un cambio así.

De hecho, afirman que la supresión de Sucesiones solo beneficiaría al 0,7% de los contribuyentes, todos ellos titulares de grandes fortunas. Y perjudicaría al 72,4% de los ciudadanos con ingresos anuales entre 6.000 y 60.000 euros, que serían los que tendrían que compensar la pérdida de la recaudación para evitar un nuevo agujero en las cuentas de las comunidades autónomas, en un momento en el que el déficit público sigue lejos del 3% que pide Bruselas.  (...)

Aunque creen que no hay que eliminarlo, reconocen que sí es necesario hacer algunos cambios para armonizarlo. Y es que es cierto que es una figura que genera importantes diferencias entre las comunidades autónomas. Según un informe del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) en una herencia de 800.000 euros, la factura fiscal no llegaría a 2.000 euros en Madrid o Cantabria, mientras que rondaría los 160.000 euros en Andalucía y Asturias. 

Por eso y para que los ciudadanos no consideren injusto el impuesto, se podrían establecer mínimos y máximos en los tipos para reducir las diferencias. De esta forma, se limitarían las bonificaciones cercanas al 100% como la que aplica Madrid. También se podrían establecer más posibilidades de aplazamiento y fraccionamiento a la hora de pagar, lo que haría que los ciudadanos que fueran a percibir una herencia no se sintieran tan presionados."          (Teresa Lázaro, Aitana Constans, Vox Populi, 22/03/17)

Córdoba: sólo renegociar un préstamo de 12 millones que teníamos a más de un 5% con Caja Sur, ya ha supuesto casi 3 millones de ahorro de intereses

"(...) Ganemos Córdoba forma parte de la Red Municipalista contra la Deuda Ilegítima y los Recortes, que cuenta con más de 150 organizaciones municipalistas y más de 1.000 cargos electos firmantes. 

Blanca, presente en las jornadas de Municipalismo, Autogobierno y Contrapoder MAK2 de Iruña, habló de las experiencias más positivas de este ayuntamiento del cambio: Una revisión de los préstamos municipales para empezar a cuestionar la deuda ; la remunicipalización de la ayuda a domicilio; medidas de transición medioambiental; descentralización de la cultura; y victorias en el derecho al agua y en la gestión de espacios con la gente, como la Casa de la Igualdad o el centro social Rey Heredia.

¿Cuáles son los pasos conseguidos en materia de auditoría de la deuda?

De las primeras cosas que hicimos fue hacer una revisión de los contratos de los préstamos bancarios que teníamos, porque en el 2014, el Gobierno había sacado un real decreto de prudencia financiera que marcaba el tipo de interés al que se tenían que financiar las entidades públicas. 

Cuando hicimos el primer estudio de presupuesto de ese año 2015, vimos que la mayoría, es decir 80% de los préstamos, estaban de media a un 5,5% de interés. Ahí vislumbramos que podía ser una buena medida de ahorro (...)

¿Cuál es el panorama actual de Córdoba en términos económicos?

Córdoba tiene un presupuesto de 300 millones de euros, con las empresas públicas serían 400 millones. De servicio de deuda estamos pagando 38 millones al año, de los cuales 12 millones son de intereses. Tenemos una deuda de unos 240 millones de euros.  (...)

¿Cómo se desarrolló el proceso?

El trabajo se hizo elaborando ese informe, una rueda de prensa para visibilizar el problema, y también creamos una cartelería intentando que fuera muy didáctica, muy práctica, comparando con un semáforo qué deuda teníamos: Muy lejos de la prudencia financiera, en rojo; la que estaba entre un uno y medio y un dos, pues la poníamos en amarillo; y en verde, la que entraba dentro de prudencia financiera. De ésta sólo teníamos el 2% de nuestra deuda.

Se hizo esa rueda de prensa y se acompañó de una moción que coincidió el mismo mes de julio. Lo organizamos para combinar las dos cosas. Funcionó bastante bien.  (...)

Para que nos hagamos una idea, sólo renegociar un préstamo de 12 millones que teníamos a más de un 5% con Caja Sur, ya ha supuesto casi 3 millones de ahorro de intereses con sólo renegociar ese y pasándolo a prudencia financiera.  (...)

¿Se han planteado en Córdoba, aunque no es fácil, elementos como el ’no pago’ más allá de la renegociación?

La propuesta completa de renegociación supone cerca de 40 millones de ahorro. Pero somos muy conscientes de que lo que estamos pidiendo entra dentro del actual modelo y marco legal. De hecho hemos encontrado un buen espíritu de colaboración del personal técnico del ayuntamiento. (...)

Muchas veces, en experiencias de municipios, las más exitosas son en las que los vecinos participan. En este sentido, ¿qué habéis hecho en Córdoba? ¿Cuál es el nivel de participación?

A raíz de lo que se ha empezado en la parte de la renegociación, estamos trabajando para relanzar la auditoría. Veamos la cantidad de barbaridades que se han hecho. Sabemos que no tenemos capacidad de estudiarlo todo y necesitamos incorporar a gente, asociaciones vecinales, asociaciones ecologistas que nos ayuden con la deuda medioambiental (...)

Es todo como la punta del iceberg, la cosa es que vamos a trabajar por visibilizar algo y que a partir de ahí podamos arrancar un proceso. O facilitar incorporar a gente a la auditoría y al cuidado de lo común.

¿Un ejemplo concreto?

Preparamos una yincana de elefantes blancos. Decidimos elegir un recorrido corto de un kilómetro y medio de cinco elefantes blancos, que son lugares donde se ha gastado mucho dinero, y delante de cada uno de éstos, hacer una acción lúdica y reivindicativa.

Por ejemplo, uno de ellos es un agujero junto al río Guadalquivir donde se iba a hacer un Palacio de Congresos, un proyecto que costó 10 millones de euros. Podemos teatralizar esa llegada del avión, porque el arquitecto llegó, aterrizó en su avión privado, recogió su dinero, entregó el proyecto y el agujero allí está.

Por otra parte, tenemos un cubo cultural, un espacio para arte contemporáneo [1], que ha costado 30 millones de euros, que se ha tirado un montón de años cerrado, con una programación mínima y de mala manera. Córdoba se propuso en 2016 como ciudad cultural europea. 

Y allí, por ejemplo, queríamos hacer una pelea de gallos, implicando a la gente que hace hiphop en la ciudad hablando sobre el modelo cultural. En el espacio cultural C4 ya hicimos un vídeo preguntando los vecinos del barrio qué era el C4, si sabían qué pasaba allí dentro, para qué era, cuánto había costado, etc. 

Era muy curioso saber que los vecinos del barrio no sabían nada del edificio, no entendían por qué estaba allí. No sólo los elefantes blancos son un despropósito a nivel social, medioambiental y financiero sino que además caen en el territorio totalmente descontextualizados, como un bulto. Y le preguntamos a la gente qué habrían hecho con ese dinero.

Pensamos escenificar un tribunal en el estadio de fútbol, que también es otro de los lugares de la ciudad que ha costado mucho dinero, 45 millones, 70, no se sabe bien, es tan complejo que hemos pensado que lo mejor es hacer un tribunal para intentar llegar a alguna conclusión. Haciendo el estudio inicial de ver cómo ha sido la contratación, quién se lo llevado, cuánto dinero ha costado finalmente respecto del presupuesto inicial, etc.

Córdoba es una ciudad turística, tenemos un Centro de Recepción de Visitantes en frente del puente romano que ha costado 8 millones, que se ha pegado años cerrado y que prácticamente no sirve más que para distribuir folletos.

Queremos contar con la gente que hace clown y teatro en la ciudad, porque esto es muy tedioso a veces, para que la gente se anime a participar. Empezamos a organizarlo, y esperamos que en los próximos meses estemos en condiciones de hacer esa yincana de elefantes blancos.

¿Cuál es, para tí, el logro más significativo de la ciudad desde hace dos años?

Estamos sentando las bases para la remunicipalización de la ayuda a domicilio, algo fundamental, porque a pesar de ser un derecho esencial y uno de los pilares del estado de bienestar, se trata como un servicio, dejando en manos del mercado una tarea fundamental como los cuidados. Además hemos conseguido que haya un debate público sobre las condiciones laborales de un sector de trabajadoras que muchas son mujeres precarias, monomarentales, haciendo una labor tan importante.

Se han conseguido victorias desde el primer día en relación al derecho al agua, garantizando el suministro y un mínimo vital para todas las familias que no podían permitírselo o tienen dificultades, trabajando por el paso de precio público a tasa en el agua y exigiendo un control ciudadano y democrático de la empresa pública del agua.

 Hemos conseguido avanzar en la auditoría y la renegociación de algunos préstamos de momento. Hemos conseguido cierta descentralización de los grandes eventos culturales y su acercamiento a los barrios y a la cultura de base y también la cogestión de espacios con la gente, por ejemplo la casa de la igualdad. 

Estamos también insistiendo y trabajando duro por la inclusión de cláusulas sociales en la contratación pública, aunque de momento estamos teniendo muchas dificultades, y también estamos consiguiendo avances en términos de sostenibilidad ambiental, en lo que tiene que ver con energía y soberanía alimentaria.  (...)"            (Entrevista con Rodrigo Blanca de Ganemos Córdoba,Jérôme Duval y Fátima Martín , CADTM)

Unión Europea a varias velocidades, ¿en qué consiste? En construir un avión no tripulado... cousas veredes

"(...) la Comisión Juncker ha presentado varios escenarios para el futuro de la Unión Europea, en un Libro Blanco en el que se resumen las grandes opciones: retroceder, avanzar, permanecer igual. Hacia dónde ir, Juncker no tiene una opinión. (...)

Como era de esperar, Merkel reaccionó y convocó a los líderes de Francia, Italia y España para hacerles aceptar la doctrina de las "varias velocidades" (la prensa portuguesa informa de "dos velocidades", pero Merkel habla de "varias"). Para estas "velocidades", los ejemplos del gobierno alemán son la seguridad y la defensa. 

Pero si leemos el referido Libro Blanco, nos encontramos con que se admiten algunas hipótesis más: además de la seguridad (policía e investigación criminal conjunta o la fabricación de un avión no tripulado militar) estarían en la agenda una ley común para las empresas y una legislación laboral unificada. 

A quienes entusiasma este menú, me limito a preguntar: ¿hay alguna garantía de convergencia, de un enfoque que permita a los ciudadanos reconocer una democracia con voluntad común? ¿Soluciones a la deuda, el desempleo, para la humillación? Pero no, lo que tenemos es policía, aviones no tripulados y una legislación laboral unificada - y mejor no elaborar sobre lo que será dicha legislación, ¿no creen, queridos lectores? 

(...) movilización de las amenazas externas para crear un núcleo de política europea en torno a la respuesta militar y así subyugar todas las preguntas sobre la vida de las personas; continuar la destrucción de empleo; y, si todo va bien, construir un avión no tripulado. 

(...) las "varias velocidades" son bombas retardadas contra una Unión en la que puede haber convergencia. En este proyecto de "varias velocidades" no se crea un solo puesto de trabajo, ni protección contra la pobreza, ni inversión, ni educación; por el contrario, las "varias velocidades" son todas contra nosotros. Y sin convergencia la Unión es un proyecto fallido y peligroso para las democracias."                (Francisco Louça , Sin Permiso, 16/03/2017)

Moscú permitió a Turquía acabar con Rojava, la autonomía kurda, si los yihadistas bajo su mando desalojaban Alepo

"(...) Ninguno de los países participantes en la guerra de Siria lo hace por el amor al pueblo sirio, ni para crear un orden regional o internacional progresista.  

. La legalidad de la presencia militar rusa (por tener el permiso de Damasco) no la legítima. En Yemen, EEUU y Arabia están bombardeando el país, muy legalmente a petición de su presidente Hadi, provocando la mayor crisis humanitaria del mundo.


. Esta intervención no ha cambiado ni las razones iniciales de la guerra ni su resultado. Sólo ha añadido mayor complejidad al conflicto. Moscú y Washington ya han pactado la suerte de Siria.  

. Rusia cayó en la trampa de Obama que decidió no derrocar a Assad (que vive en su  palacio que sigue intacto, a pesar de 5 años del ataque de unos 30 estados el país), convirtiendo a Siria en un lodazal donde los enemigos y defensores de Asad se matan, haciendo felices a Washington y Tel Avive. 

. Hay muchos matices en la “liberación” del mítico Alepo “gracias a los rusos”: Moscú permitió a Turquía acabar con Rojava, la autonomía kurda, si los yihadistas bajo su mando desalojaban Alepo. Así, los yihadistas fueron trasladados (con sus armas) con los autocares fletados y bocadillos, a otra ciudad, Idlib: los sirios no daban crédito a lo ocurrido. La “victoria” teatral en Alepo además no cambiaba NADA en el equilibrio de las fuerzas en este escenario.

. Las bombas de las fuerzas liderada por Rusia que caen sobre los civiles son igual de mortales que las de EEUU y Turquía. Ambos bandos utilizan la “guerra contra el terror” como una carta blanca para llevar adelante sus intereses estratégicos.

 Hay quien justifica éstos “daños colaterales” (el cuerpo sin vida de miles de familias sirias), desde sus cómodos sofás en un país en paz, como precio a pagar por el noble objetivo de derrotar el imperialismo. ¡Ésta es la guinda de la decadencia ética! “Los fines no justifican los medios” ha sido uno de los rasgos identitarios de la izquierda. 

¿Matar a una parte del pueblo para salvar a otra? Que Putin solucionara la crisis Chechenia, o la de los rehenes en el Teatro de Moscú y en la escuela de Beslan, matando a miles de civiles para acabar con el terrorismo, entre otras observaciones, muestra una considerable falta de inteligencia, además de humanidad.  (...)"              (Nazanin Armanian, Público, 22/03/17)

22.3.17

España debe abandonar el euro inmediatamente... por la misma razón por la que los escandinavos no entraron en la unión monetaria... porque exterminaría sus estados de bienestar. O seguiremos siendo una colonia de Alemania, cuyos dirigentes tienen una actitud más propia de sociópatas que de los aliados

"(...) El gobierno ha estimulado el crecimiento con gasto fiscal deficitario a partir de 2013 para ganar las elecciones de 2015 con la aquiescencia de una Bruselas alarmada ante el ascenso de Podemos. (...)

Es innegable que se ha producido un crecimiento económico desde que la insensata política de austeridad radical que nos impusieron Bruselas y el BCE fue suavizada. Sin embargo observen que todavía en el cuarto trimestre de 2016 no habíamos superado el nivel de producción alcanzado en 2008.

 ¡Treinta y cuatro trimestres después la economía española sigue produciendo menos que al inicio de la crisis! Probablemente ésta es la recuperación económica posterior a una recesión más lenta que se haya observado desde la Guerra Civil.  (...)

Pese a todo el triunfalismo exhibido por las autoridades españolas lo cierto es que nos enfrentamos a un fenómeno sin precedentes que debería avergonzarnos. Cuando la Comisión Europea proclama el éxito de las políticas de austeridad lo sorprendente es que no haya más economistas denunciando tamaña tergiversación de los hechos.

 Las consecuencias de esta larga crisis han sido letales para las familias. Nuestra tasa de desempleo, más propia de un estado fallido de África que de un país de la OCDE, sigue siendo de las más altas del mundo occidental. 

La tasa de desempleo juvenil, el colectivo más perjudicado por la crisis, sigue siendo superior al 42%, la más alta de Europa. Hemos perdido a una generación entera. Se han publicado abundantes datos que demuestran que muchas familias han descendido de clase social. (...) No es admisible ninguna complacencia ante la magnitud de la tragedia. (...)

Lamentablemente no nos encontramos solos. (...) varios estados pertenecientes a la zona Euro (España, Italia, Portugal, Finlandia y Grecia) que siguen con un PIB en términos reales inferior al de 2007. El factor euro no es una coincidencia.

Cuando la economía española parece estar saliendo de la crisis muchos podrían pensar que es un mal momento para recomendar la recuperación de la soberanía monetaria. Sin embargo los argumentos en favor de la soberanía monetaria son muy contundentes.

En primer lugar es innegable que de haber tenido nuestra propia moneda en 2010 no habríamos sufrido el ataque de los mercados contra nuestra deuda soberana. Tampoco habría sido posible que el BCE y Bruselas hubiesen chantajeado a nuestro gobierno exigiendo la imposición de políticas de austeridad en el peor momento posible. Fuera de la unión monetaria, nuestra economía se habría recuperado de la crisis en 2011 o 2012. 

Es cierto que el BCE ahora compra nuestra deuda pública en los mercados, lo cual nos ha emancipado de ellos temporalmente. Sin embargo, estos programas de compra de deuda soberana son provisionales y además están condicionados al cumplimiento de objetivos de austeridad. Bruselas apremia a España para que siga reduciendo su déficit. Ni los tratados ni la ideología que domina en las instituciones europeas han cambiado ni lo harán.

El problema va más allá de las erradas políticas de austeridad que se impusieron desde Bruselas en 2010. Nos enfrentamos a un fallo estructural en el diseño de la moneda común europea. El tratado de Maastricht cercena la capacidad de actuación de los Estados ya que los priva del respaldo de un banco central y limita su capacidad de actuación ante una recesión. 

La moneda común también impide que un estado con dificultades causadas por su balanza comercial deprecie su moneda para recuperar parte de la competitividad perdida.

La catástrofe social que ha legado la crisis económica requiere de una respuesta decidida por parte del Estado. La adecuada es que el Estado incurra en un gasto fiscal deficitario probablemente superior al 8% sobre el PIB durante al menos dos o tres años. Esto es imposible dentro del rígido marco fiscal impuesto por los tratados europeos que nos impone una senda de reducción del déficit hasta que éste sea inferior al 3%.  (...)

Existe otro problema más difícil de entrever a corto plazo. Seguir en la unión monetaria europea nos condena a ser un agente secundario en Europa limitado a ofrecer productos hortofrutícolas y servicios de hostelería a los más prósperos vecinos del norte. 

Se nos permitirá tener un pequeño tejido industrial en algunas zonas que han acertado a conservar lo que sobrevivió a la “reconversión” industrial de los 80 (en realidad un desmantelamiento en toda regla). Pero gran parte de este tejido fabril será auxiliar del aparato productivo de Alemania.

Necesitamos acometer una urgente modernización de nuestro sistema productivo. Solo un estado que cuente con la potestad de encauzar recursos reales cuantiosos hacia nuevas actividades industriales y tecnológicas puede conseguir una transformación real. 

Esto solo puede hacerlo un estado con capacidad de crear moneda fiduciaria, es decir, dotado de soberanía monetaria. La UE carece de una instancia federal con una visión transformadora de la periferia y capaz de movilizar los recursos hacia ese nuevo modelo económico.

Recientemente el Grexit ha retornado a los medios como tema candente ante la evidencia de que los rescates no sirven para sacar a Grecia de la depresión y de que necesitará un nuevo rescate para evitar el default. La situación de ese país es aún más dramática que la de España. Claramente Grecia se beneficiaría de una salida de la cárcel de deuda y la liberación de unos tratados que impiden a su gobierno iniciar una política fiscal expansiva.

La falta de coraje del gobierno de Tsipras y una opinión pública temerosa de la reintroducción de una moneda nacional explica que aún no se haya producido este evento. Restableciendo la dracma, Grecia podría recuperar el crecimiento muy rápidamente, ya que un estado que disfruta de un monopolio de emisión de moneda puede comprar todo lo que se encuentre a la venta en su territorio. Es decir, el Gobierno griego tendría la capacidad de dar ocupación a todos los recursos ociosos en su país. La pregunta no es si Grecia saldrá de la zona euro sino cuándo.

España debería tomar nota pero al igual que en Grecia, nuestras élites están comprometidas con el proyecto europeo. Considero que el establishment español tiene un serio problema que va más allá de la negación de la realidad. Podríamos exculparlo pensando que las élites empresariales y políticas son incapaces de entender que el diseño de la moneda común ha sido erróneo. Pero lamentablemente la cuestión es más grave.

Carecen de la sensibilidad humana necesaria para actuar con decisión en la reparación de los daños que ha causado la crisis a sus conciudadanos más desafortunados. Inquieta pensar que este establishment se comporta en realidad como las “élites compradoras” del antiguo imperio colonial portugués, cuyos intereses estaban mejor alineados con los de la metrópolis que con los de sus compatriotas. 

De otro modo, cuesta entender el enamoramiento de nuestro establishment con un proyecto europeo extremadamente peligroso para la estabilidad y el bienestar de nuestra sociedad. Nuestros dirigentes carecen totalmente de un proyecto de país que vaya más allá de repetir mecánicamente que la “solución es más Europa” sin explicar en qué consiste tal “solución”.

Padecen de una seria ceguera sobre la naturaleza de nuestra relación con los socios europeos. Estos han demostrado la más absoluta insensibilidad hacia los sufrimientos causados a la población de los países periféricos.

 Su actitud es más propia de sociópatas que de los aliados que creen tener los dirigentes españoles. Ninguno de los países superavitarios ha asumido la necesidad de contribuir a nuestra rápida salida de la crisis con una política expansiva que redujera sus abultados superávit comerciales.

Éstos fueron la contrapartida a nuestro endeudamiento externo y privado y su reducción habría facilitado la salida de la crisis en la periferia. Por supuesto, una transferencia de rentas está fuera de toda cuestión.

 Los países del núcleo duro europeo, apoyados partidariamente por las instituciones europeas, impusieron todos los costes de la salida de la crisis sobre nosotros y prefirieron rescatar a los grandes bancos alemanes y franceses que a los pueblos del sur. 

Estos países hegemónicos no están dispuestos a modificar los tratados para reparar los fallos de diseño del euro. Sin la existencia de un demos europeo y sin un gobierno federal capaz de abordar un proyecto ambicioso de transformación es ingenuo pensar que Europa resolverá nuestros problemas.

Las sociedades mediterráneas padecen de un bajo nivel de autoestima. Quizás por eso estamos encadenados a una relación patológica que recuerda a las de esas mujeres maltratadas que aún no han aceptado que su marido las tortura física y mentalmente. Urge que la sociedad española abra los ojos y entienda que somos nosotros los responsables de encontrar la solución más conveniente para nuestros problemas.

Esto no es nacionalismo trasnochado, es sencillamente lo que hacen los estados escandinavos, como Suecia o Dinamarca, que se negaron a entrar en la unión monetaria porque pronosticaron, acertadamente, que exterminaría sus estados de bienestar. 

Sin titubear debemos recuperar el principal símbolo de identidad de un estado democrático y soberano: la moneda. No hay soberanía democrática sin soberanía monetaria. Regeneración democrática de nuestra política para someter a las oligarquías y soberanía monetaria son las dos caras de la misma moneda."                 (Stuart Medina, economista, profesor de la Universidad de Virginia, Salir del euro)

  Como alternativa a la salida del euro y para conseguir la soberanía financiera:  europeseta electrónica de circulación interna

Existe una descripción con mucho humor, de economía-ficción, sobre los beneficiosos efectos que se producirían si en Italia, el gobierno impusiera una moneda digital (allá por el 2020), para salir de la quiebra económica y política a la que la permanencia en el euro habría llevado al país. El objetivo se conseguiría rápidamente.

Los únicos perjudicados, los especuladores de la deuda. Ver: J. D. Alt: Europa, 2020: una ucronía iluminadora’. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5467  )


Los artículos de Juan José R. Calaza (Juan José Santamaría y Juan Güell) muestran con gran claridad las ventajas de una europeseta electrónica de circulación interna: 
 

Para entender la europeseta electrónica. Qué es y, sobre todo, qué no es. Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2012/12/02/entender-europeseta-electronica/720458.html


Para salir de la crisis sin salir del euro: España debe emitir europesetas (electrónicas). Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2011/11/27/salir-crisis-salir-euro-espana-debe-emitir-europesetas-electronicas/601154.html  

Las europesetas electrónicas, complementarias al euro, estimularán el crédito sin efectos colaterales perversos. Enlace:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165815

Juan Torres insiste en que es necesario emitir una moneda complementaria al euro. Sus artículos:



Más información en: 'Si Grecia, España, o Andalucía emitiesen una moneda digital, respaldada por la energía solar instalada en sus tejados, alcanzarían la soberanía financiera. La de dar créditos a familias y empresas':    http://comentariosdebombero.blogspot.com.es/2014/06/si-una-autonomia-o-una-gran-ciudad.html

Montoro hace recaer sobre las espaldas del eslabón más débil, los ayuntamientos, la solución al problema de la deuda pública

"Hay una ley no escrita, la ley del embudo, que consiste en que unos privilegiados se reserven la parte ancha, y al resto, a la mayoría, le toque la parte estrecha. Uno de los mejores ejemplos de esa desigualdad en el reparto de obligaciones y beneficios es la Ley Montoro, que hace recaer sobre las espaldas del eslabón más débil, los ayuntamientos, la solución al problema de la deuda pública. 

Es una ley que viene a dar la puntilla a las Administraciones locales, las más cercanas a los ciudadanos, y también las más rebeldes y más difíciles de controlar por el poder central. Esta ley recorta la autonomía municipal, impide la creación de empleo público, fijando unas estrictas tasas de reposición; dificulta la prestación de servicios públicos de calidad y facilita el camino de su privatización. 

Todo ello, con la excusa de evitar un derroche que los mismos números desmienten, ya que el peso de la deuda municipal en el conjunto del endeudamiento del Estado es inferior al 4 por ciento.

Los mismos que fueron compasivos con los bancos y abrieron a tope el grifo para su financiación, socializando unas pérdidas millonarias, son estrictos y severos con la ciudadanía de a pie y miran con cuentagotas el dinero destinado a prestar los servicios imprescindibles.

 Es una mecánica de actuación, la de quitar al débil para dárselo al fuerte, que se ha repetido en el mundo globalizado a distintas escalas: mientras Europa hace caer el peso de la crisis sobre los países del Sur, en España son las instituciones más cercanas las que deben afrontar las consecuencias de esa estafa que muchos siguen empeñados en llamar crisis.

Porque no nos engañemos: gran parte de la deuda que debemos pagar  a costa de recortar en servicios básicos ha sido generada y está destinada a seguir enriqueciendo a un puñado de privilegiados, corporaciones y empresas que en la fiebre del ladrillo dejaron sobre el territorio español, aprovechándose de la infrafinanciación que afectaba a los ayuntamientos y recurriendo a corruptelas para obtener contratos, un reguero de obras mastodónticas e inútiles.

 Son elefantes blancos que ahora, pasada la borrachera y llegada la resaca, todos y todas reconocemos como inútiles, pero que hay que pagar a tocateja, con sus intereses hinchados, en una nueva vuelta de tuerca que pretende exprimir hasta las últimas gotas los beneficios de la estafa.

En Oviedo, donde un Gobierno del cambio logró poner fin a más de dos décadas de gobiernos del PP, la ciudad afronta una deuda ilegítima que podría alcanzar los 190 millones de euros, generada en operaciones megalómanas que favorecieron a personas con nombres y apellidos. 

Por referirnos sólo a una de ellas, la capital asturiana tiene el dudoso honor de disponer de la biblioteca pública más cara del mundo, Villa Magdalena, que ha costado más de 60 millones de euros tras una ruinosa y negligente expropiación que en su origen benefició a la familia del exministro del PP Rodrigo Rato.

En Cádiz tras 20 años de políticas de derroche a manos del PP, la deuda municipal era el equivalente al presupuesto de dos años; de la cual un 17% era con proveedores, quienes cobraban a más de 120 días (anteriormente le debían 89 millones que pudieron pagar con los ICO, y pasando a ser debidos a la banca).

 Pero lo importante no son los números, el problema no es cuantitativo sino cualitativo, ya que el origen de esta deuda está en el derroche, la propaganda, el autobombo mediático, y las obras innecesaria. Obras como las antorchas de la libertad (los famosos mamotretos) cuyo coste superó el millón de euros, las 32 app para móviles cuyo coste fue de 1,2 millones, o la tribuna de estadio Carranza con 38 millones de coste (incluyendo un hotel); sin duda alguna, obras ilegítimas para nosotros aunque teóricamente legales.

Ante esta situación de injusticia y desigualdad los ayuntamientos del cambio no nos resignamos. Conscientes del poder que tiene la gente que se pone en marcha, hemos constituido una Red Municipalista contra la Deuda ilegítima y los Recortes, que recientemente presentamos en Cádiz y que esta semana llevaremos a Bruselas, para presentarla ante el Parlamento Europeo y la Comisión Europea.(...)"                          (Ana Taboada, Vicealcaldesa de Oviedo y Jose María González , Alcalde de Cádiz, Público, 21/03/17)