11.2.16

Apocalipsis económico II: Gran recesión a las puertas. La banca, en el alero... otra vez

"ABC:Otro lunes negro hunde la bolsa española a niveles de 2013 

El País: El desplome de la bolsa agrava la crisis por falta de Gobierno

El Periódico: El Ibex se hunde y cae al nivel del año 2013

La Vanguardia: Lunes negro en las bolsas por el temor a la recesión

Cinco Días: Pavor en los mercados

 Expansión: Miedo en la bolsa

Pánico a una recesión mundial. Los inversores venden acciones para comprar oro y deuda alemana y estadounidense. El Deutsche Bank y Barclays, entre otros muchos, sufren pérdidas a chorro. El sistema financiero global zozobra ante el parón de la actividad económica en todo el mundo. 

Lunes negro, números rojos, fiebre amarilla y futuro incierto. El guión de las bolsas es dantesco. La pérdida de valor de los valores, peor incluso que los términos morales del valor de los valores. Cuando los pisos nunca iban a bajar de precio, la producción de cemento era un calibre económico. 

Ahora y siempre, el oro es el barómetro. Si los fondos de inversión compran oro, volveremos al crujir de dientes de la prima de riesgo, que ayer se puso en 153 puntos. Hay una burbuja de sustancia purulenta a punto de explotar.

De manera más canónica, Cristina Delgado traza una crónica del desastre en El País en la que al general del terror en el hipermercado se añade el particular español: "El Ibex 35 terminó el 2015 como el selectivo europeo con peor evolución. Se dejó un 7,1% de su valor. (...)

Continúa Delgado: "El sector financiero fue la chispa que encendió la Gran Recesión de 2008. Ahora la banca vuelve a dar algunas señales preocupantes en Europa. 

El Deutsche Bank perdió el 9,5%. BNP Paribas, Santander y Barclays se dejaron más del 5% este lunes. Las entidades italianas vivían una jornada tan negra que incluso llegaron a ser suspendidas en la Bolsa de Milán ante su descalabro. 

La preocupación de que la economía mundial vuelva a entrar en crisis y que el sistema financiero, de nuevo, no tenga la fortaleza suficiente como para afrontar el frenazo, lleva a los inversores a buscar valores refugio y huir de los vaivenes de las Bolsas". (...)

La catástrofe, al parecer, es inminente. El mercado se ha gripado, las clavijas griñolan y mucha gente está perdiendo mucho dinero. Se ha vuelto a romper un espejo. Siete años de maldición.  (...)"                (Pablo Planas, Crónica Global, Martes, 9 de febrero de 2016)

¿Por qué se hunde la banca europea? Por culpa de los 'CoCos'... por lo de siempre

"Uno de los instrumentos más utilizados por la banca europea en los últimos años para reforzar capital y diversificar fuentes de financiación han sido los llamados CoCos (lean aquí).

Se trata de bonos híbridos, a los que las agencias dan hasta un 50% de categoría de 'equity' (capital). La razón por la que tienen esa calificación es porque el inversor puede perder todo el cupón o una parte del principal -o todo- si el banco pierde su ratio de capital por debajo de un 7% o un 5%.

Estos bonos, de alto riesgo, se han emitido de manera generalizada y con enorme éxito en un mundo en el que los inversores buscaban rentabilidad ante la caída de tipos y en el que se asumía la fortaleza de los bancos y su saneamiento como 'terminado'.

En 2011, la banca europea emitió 10.000 millones de dólares en estos productos con rentabilidades que llegaban al 10%. Parecía un negocio seguro y el riesgo de impago, mínimo.

En 2015 se emitieron más de 70.000 millones de dólares con rentabilidades que no sobrepasaban el 4%.

La política de los bancos centrales y la represión financiera, de nuevo, llevaban a los inversores a tomar más riesgo por menor rentabilidad.

Estos productos eran extremadamente populares porque pocos inversores pensaban que los bancos, que aumentaban capital de máxima calidad a un ritmo del 1% anual, llegaban sin problemas a la cifra de 10% y cumplían las exigencias de la Unión Europea.

 “¡Es un chollo! Un 4% por un bono de un banco que nunca va a bajar del 5% de capital y por tanto no hay riesgo de eliminar el cupón”, “es imposible que se pierda el principal”, escuché en varias ocasiones. “Imposible” y “sin riesgo” con los tipos a cero y la inflación cayendo. Pues no.

Unos bonos que pueden perder todo su valor en una crisis y que 'solo' daban un 4% de rentabilidad porque los tipos bajan a cero. En fin. Gracias, bancos centrales.
Las alarmas saltaban esta semana cuando los seguros de impago de los bancos, especialmente europeos, se disparaban. 

Mucho se ha hablado de la exposición a derivados y elevado endeudamiento, con muy baja rentabilidad del negocio, pero lo veamos como lo veamos, es un nuevo episodio de la peligrosa asignación de capital en el máximo riesgo con baja rentabilidad derivada de la represión financiera.

En el caso del gigante alemán, tienen una capacidad de pago de 1.000 millones de euros en 2016, suficiente para cubrir los cupones de abril de 2016. En 2017, la capacidad de pago es similar, incluso considerando las pérdidas estimadas y la caída de tipos.

La capacidad de pago final de los bonos AT1 al final depende de los resultados operativos y movimientos de reservas, pero el efecto de la pérdida de valor de los activos ante la caída de las materias primas y emergentes debe tenerse en cuenta.  (...)

 Lo que está dejando claro el 'rescate-banco malo' italiano y la volatilidad en los bonos híbridos es que el saneamiento de los bancos, esta vez, sí va a ser claramente contra el riesgo de sus accionistas y bonistas. Y que, como hemos comentado desde hace tiempo, ese saneamiento no está completado.  (...)

El riesgo de impago está aumentando de manera muy rápida en la banca, y eso no ayuda a pensar en oportunidades a corto plazo. Hasta que no se sepa, con claridad, el verdadero impacto del 'tsunami' chino y emergente de 2015-2016 en los balances, la cautela debe ser máxima."                  (Daniel Lacalle, El Confidencial, 09/02/16)

El hundimiento de la Unión Europea será pasito a pasito

"(....) es poco probable que este año sea el de la precipitación de la deconstrucción europea. En primer lugar, 2016 es un año pre-electoral. Ni Angela Merkel ni François Hollande tomarán decisiones fundamentales un año antes de sus elecciones generales y presidenciales, respectivamente.

 El referéndum británico tendrá lugar, como pronto, durante el segundo semestre de 2016, así que el año que empezó con titulares catastróficos sobre el futuro de la Unión será más bien un año de impasse. 

Por otro lado, una deconstrucción de la Unión seguiría un método parecido al de la construcción europea. El método Monnet, según el cual pequeños avances en la integración hacen que no haya vuelta atrás al tejer una unión cada vez más estrecha, sería remplazado por una deconstrucción también paulatina. 

Cada vez tenemos más muestras que muchos países de la Unión abogan hoy por una deconstrucción à la Monnet.

No se trata de finiquitar el proyecto de la UE de un plumazo sino más bien de seguir el “método JAI” de deconstrucción, según el cual pequeños pasos van reduciendo Europa a su mínima expresión: en vez de 6 meses de restablecimiento extraordinario de las fronteras de la Unión, los ministros de Justicia y Asuntos Interiores deciden ampliar las trabas a Schengen hasta dos años. 

En vez de potenciar el control común de las fronteras, el “método JAI” plantea expulsar de Schengen a uno de los miembros, Grecia, sin concederle ayudas sustanciales ante la llegada inasumible de refugiados a sus costas.

Es un método paulatino de deconstrucción, pero de deconstrucción de los hitos de la Unión al fin y al cabo. Pero para bien o para mal, 65 años de proyecto europeo han generado también unas dinámicas institucionales difíciles de desmantelar. 

La lenta maquinaria institucional de la UE no parece preparada para superar los déficits estructurales de la zona euro o de la libertad de movimientos. Pero tampoco es tan débil cómo para permitir su desintegración inmediata.

Durante años, el centro-izquierda y centro-derecha europeos habían encontrado un común denominador político en el avance de la construcción europea. Hoy, sin embargo, muchos estados de la UE ven cómo las fuerzas políticas tradicionales no son capaces de sustentar la tradicional permisividad de los ciudadanos con el proyecto europeo, construido con un método Monnet que esquivaba el escrutinio público.

 La nueva política, por su parte, aún no ha hecho de Europa el campo de batalla principal y surgen en muchos países de la UE partidos de claro posicionamiento eurófobo.

Si la vieja política no tiene la fuerza suficiente para diseñar la nueva Europa sola, la nueva política no tiene aún la UE como prioridad principal. Urge pues ampliar el grueso social europeo con las aportaciones de las nuevas fuerzas políticas no euroescépticas, probablemente relegando el método Monnet pero sin abrazar el método JAI.  (...)"        (   , El País, 10 FEB 2016)

Dentro de los próximos tres años... colapso, si no cambiamos de política económica

"Justo cuando comienza a ganar aceptación general la noción de que las economías occidentales entran en una “nueva normalidad” de bajos índices de crecimiento, comienzan a surgir dudas sobre su continuidad. En lugar de ello, puede que el mundo se encamine hacia una encrucijada económica y financiera cuya dirección dependa de las decisiones de políticas clave que se adopten.  

(...)  la mayoría de los observadores ya vieron signos de que tendría consecuencias más profundas y que las economías avanzadas se enquistarían en una frustrante e inusual trayectoria de bajo crecimiento. En mayo de 2009, mis colegas de PIMCO y yo hicimos pública esta hipótesis, llamándola la “nueva normalidad”.  (...)

El concepto tuvo una recepción más bien gélida en los círculos académicos y políticos, respuesta comprensible si se considera el fuerte condicionamiento a pensar y actuar cíclicamente. 

Pocos estaban preparados para admitir que las economías avanzadas lo habían apostado todo al modelo equivocado, y mucho menos que deberían dirigir la mirada hacia las economías emergentes para tener mejores perspectivas sobre los impedimentos estructurales al crecimiento, como el sobreendeudamiento y el exceso de la desigualdad.
Pero la economía no se recuperaba. 

Por el contrario, el lento crecimiento y el alto desempleo no sólo persistieron por años, sino que también empeoraron los tres factores de la desigualdad (ingreso, riqueza y oportunidades). Las consecuencias se extendieron mucho más allá de la economía y las finanzas, afectando los acuerdos políticos regionales, amplificando las disfunciones políticas nacionales y alimentando a los partidos y movimientos antisistema.

Puesto que se hace cada vez más difícil justificar la expectativa de una recuperación en V, finalmente la “nueva normalidad” ha ido ganando una aceptación generalizada.  (...)

Hoy ya no es inusual sugerir que Occidente podría permanecer en un equilibrio de crecimiento de bajo nivel por un periodo inusualmente largo. Sin embargo, como explico en mi libro The Only Game in Town: Central Banks, Instability, and Avoiding the Next Collapse (La única apuesta: los bancos centrales, la inestabilidad y la necesidad de evitar el próximo colapso), ese equilibrio se está desestabilizando por las crecientes tensiones y contradicciones internas, junto con la excesiva dependencia en las políticas monetarias. (...)

De hecho, la influencia paliativa de las políticas monetarias no convencionales está llegando a sus límites por el aumento de las burbujas financieras, el empeoramiento de la desigualdad y el empuje que han ido ganando las fuerzas políticas no tradicionales (y, en algunos casos, extremas).

 Parecen cada vez más débiles las perspectivas de que esas políticas sean capaces de mantener en marcha los motores de la economía, incluso en niveles bajos. En lugar de ello, la economía mundial parece encaminarse a otras encrucijadas, situación que creo se alcanzará dentro de los próximos tres años.

Tal vez no sea un panorama indeseable. Si las autoridades ponen en práctica una respuesta más amplia, pueden hacer que sus economías sigan un camino más estable y próspero que implique un crecimiento alto e inclusivo, la reducción de la desigualdad y una genuina estabilidad financiera. 

Sería una respuesta que incluya reformas estructurales de fomento al crecimiento (como una mayor inversión en infraestructura, una reforma tributaria y la reorientación del mercado laboral), una política fiscal con mayor capacidad de respuesta, alivio a los focos de endeudamiento excesivo y una mejor coordinación global. 

Todo ello, en conjunto con las innovaciones tecnológicas y la disposición de fondos corporativos que se encuentran en segundo plano, podría dar impulso a la capacidad productiva y generar un crecimiento más rápido e inclusivo, al tiempo que se validan los precios de los activos, que hoy están en niveles artificialmente altos. 

El otro camino al que el mundo se vería empujado si se sigue con la actual disfunción política llevaría a una multitud de políticas localistas y sin coordinación entre sí para hacer frente a la recesión económica, la mayor desigualdad y la grave inestabilidad financiera. Además de afectar el bienestar económico de las generaciones actuales y futuras, este resultado socavaría la cohesión social y política.

No hay nada predestinado en la manera en que se adopte una u otra opción. En realidad, tal como están las cosas, es frustrante la dificultad que existe para predecirlo. Pero en los meses venideros, a medida que las autoridades se enfrenten a una cada vez mayor volatilidad financiera, veremos algunas señales de cómo se irá desenvolviendo la situación.  (...)"               (Project Syndicate | Mohamed A. El-Erian, en Revista de prensa, 04/02/16)

Rajoy deja un presupuesto invalidado por Bruselas... que abrirá expediente de sanción a España, seguramente en abril. Su herencia...

"(...) En 2009 el FMI recomendó no aplicar un ajuste fiscal estructural superior a 1% del PIB anual por riesgo de lastrar la recuperación. En 2010 España se vio forzada a aplicar un ajuste del 1,5% PIB y comenzamos a hablar de austeridad.

 Rajoy y su equipo económico que creía en el dogma de la austeridad expansiva recortó el déficit estructural sin intereses un 3% del PIB en 2012 y un 2% adicional en 2013, destruyendo un millón de empleos. 

En 2014 la política fiscal fue neutral y el saldo estructural no varió. Pero en 2015, año electoral, Rajoy aplicó un estímulo fiscal del 1,2% del PIB que con un elevado multiplicador propio de una economía con restricción de crédito ha explicado más de la mitad del crecimiento del PIB y del empleo de España.

En abril es muy probable que Bruselas abra expediente de sanción a España y es indignante que Rajoy siga presentándose como el garante de la estabilidad. (...)

 Desde 2012 España ha recortado el déficit estructural sin intereses un 4% del PIB. Si hubiera sido un recorte del 1% anual con política monetaria adecuada, hoy la tasa de paro y la deuda pública serían inferiores.

 Pero Rajoy deja una herencia de deuda del 100%, un déficit del 5%, un agujero de 15.000 millones en la Seguridad Social y un presupuesto invalidado por Bruselas. En una herencia privada la familia renunciaría. El próximo Gobierno no tendrá esa opción."               ( , El País ,4 FEB 2016)

La desvergüenza de un gobernador del Banco de España

"(...) Miguel Ángel Fernández Ordóñez, alias MAFO, militante del PSOE, el mismo que, con un desparpajo solo concebible en un país cuyas supuestas élites han perdido la vergüenza, acaba de publicar un libro autoexculpatorio titulado Economistas, políticos y otros animales, en el que viene a decir que a mí que me registren, yo no soy el culpable del desastre de las Cajas de Ahorro (más de la mitad del sistema bancario), no me siento responsable del rescate que obligó a España a gastarse cerca de 46.000 millones de euros para evitar la quiebra del sistema financiero español. 

Pero lo es. No el único, cierto, porque cuando el pollo llegó al caserón de Cibeles, la economía española venía ya muy recalentada, la burbuja había adquirido proporciones alarmantes sin que Jaime Caruana, puesto en el cargo por el Gobierno de José María Aznar, hubiera tomado ninguna decisión drástica para enfriar ese calentón y evitar el riesgo de estallido. 

No es el único culpable, cierto, pero sí el más importante. Porque al sujeto, experto en dar conferencias y escribir artículos en El País acusando al Gobierno Aznar de ser poco exigente y muy gastón, poco ortodoxo con los superávits que estaba generando el boom del ladrillo y el aluvión de ingresos fiscales consiguiente, el sillón del Banco de España le supo a poco. 

Él quería ser ministro, y aquello le parecía oficio de menestral, de modo que desde el banco central se dedicó a seguir escribiendo artículos, ahora sobre la necesidad de una reforma laboral de la que Zapatero no quería saber nada, y a mirar para otro lado sin percatarse de lo que se estaba cociendo. Hay, de hecho, quien sostiene que, como un niño chico, como un chico tonto, MAFO no se enteró de la misa la media durante los seis años (2006-2012) en los que estuvo al frente del BdE.

Lo cual no le exime en absoluto de culpa. De la culpa in vigilando a que se hace acreedor el responsable de cuidar de la salud del sistema financiero que no cumple con su tarea, el jefe de policía cuya misión consiste en evitar el atraco al banco y cuya laxitud e impericia permite el saqueo.

 Porque, por encima de otras direcciones generales a su cargo, MAFO tenía en la Dirección General de Supervisión Bancaria un arma letal para evitar cualquiera de los gatuperios que en bancos y cajas, sobre todo en cajas, se cometieron durante el boom, y ello gracias al cuerpo de inspectores, auténtica policía del sistema, esos brillantes y bien preparados inspectores del Banco de España obligados a superar una dura oposición y que durante tantos años, tantos mandatos, causaron tanto pavor en los consejos de administración, ataron en corto a presidentes y consejeros delegados impidiendo que nadie se desmandara, que nadie cometiera las tropelías que luego iríamos viendo aparecer.
Con el aplauso de la gran banca

Nada más tomar posesión, julio de 2006, Fernández Ordóñez puso manos a la obra para acabar con las provisiones genéricas que en 1999 Raimundo Poveda, entonces director general de Regulación, había impuesto como nuevo tipo de provisión anticíclica capaz de incrementar las reservas de bancos y cajas en época de vacas gordas, ello al margen de la provisión específica obligada ante cualquier impago. 

Además, y con el aplauso de la gran banca, se cargó al hombre que las había mantenido contra viento y marea: el exdirector general de Supervisión, Pedro Pablo Villasante. MAFO entregó la porra de la Supervisión a su amigo Francisco Javier Aríztegui -luego subgobernador-, después a Jerónimo Martínez Tello, y él decidió echarse la siesta.

 Ellos se iban a encargar de desmontar el Servicio de Inspección, ellos limaron los dientes a los inspectores para que no pudieran morder, ellos incluso les quitaron la firma, porque los informes de la inspección empezaron a no llevar la rúbrica del jefe del equipo, es más, a los inspectores que cumplían con su deber se les marginaba, mientras a pelotas y sumisos se les premiaba con ascensos. Ese ha sido el Banco de España de MAFO que permitió el desastre consentido de las Cajas de Ahorro.

De modo que mientras en España se construían autopistas sin coches, aeropuertos sin aviones, tranvías sin viajeros, museos sin cuadros, pabellones deportivos sin deportistas, edificios singulares para epatar a patanes; mientras los jefazos de las cajas y sus enchufados se concedían créditos en condiciones más que ventajosas para ellos y toda su parentela, y prejubilaciones millonarias e indemnizaciones escandalosas; mientras los presidentes de las Comunidades y sus adláteres obligaban a financiar tal o cual proyecto ruinoso; mientras unos y otros se lo llevaban crudo y engendraban el mayor agujero financiero de la Historia de España, el gobernador Fernández Ordóñez se dedicaba a tocar la lira, ajeno al incendio que se estaba preparando.

 Como si de una comedia se tratara, más bien una tragicomedia, en noviembre de 2008, después del terremoto Lehman Brothers, Zapatero se fue de viaje a Washington para asistir de convidado de piedra a una cumbre del FMI y vender la maravilla de BdE que teníamos, “el mejor banco central del mundo” en su opinión, “y el sistema financiero más sólido del planeta”.

Cuando MAFO quiso darse cuenta del desastre ya era demasiado tarde, la altura de las llamas ya sobrepasaba el antiguo palacio del marqués de Alcañices, el recio caserón que sirve de sede al banco en la plaza de Cibeles, iluminando con su resplandor la larga noche de los ajustes en sanidad, en educación y en tantas otras cosas que fue obligado afrontar por culpa de la pasta que se fue en evitar la quiebra del sistema de pagos. 
Y cuando por fin estalló, nuestro hombre pareció preocupado sólo por proteger al Gobierno ZP y mitigar en lo posible los daños electorales que la crisis pudiera producir al PSOE. Este es MAFO, el sectario por antonomasia, el desvergonzado que ahora, cuatro años después de dejar el cargo, se atreve a sacar libro lanzando insidias sobre presuntos culpables, siempre otros, mintiendo descaradamente, y diciendo que él no ha tenido nada que ver en el hundimiento del Titanic de nuestras cajas.  (...)"                 (Jesús Cacho, 29/01/16)

“Sería muy fácil legislar para que los bancos cedan sus viviendas vacías a los ayuntamientos”

"La Obra social de la PAH nace en 2011 con un caso particular, de una familia que no tiene dónde ir a vivir cuando es desahuciada. La PAH se encuentra por primera vez con esta situación, de ver a una familia en la calle, y recuperaron la vivienda que habían perdido, volvieron a abrir la puerta porque el banco les desahució para dejarla vacía. 

El sentido de la Obra social es ese: al no haber vivienda pública y ya que las administraciones no asumen su responsabilidad, como hemos pagado con dinero público un rescate bancario de 280.000 millones de euros, creemos que es legítimo que se ocupen esas viviendas que están vacías para que cumplan su función social, que es que la gente viva en ellas.
 
¿Las viviendas siempre son de los bancos?

Sí. Nosotros intentamos negociar con el banco para pagar un alquiler social. Lo que pedimos es que la Administración exija que les cedan esas casas para que se haga un parque público de viviendas.

No consiste en no pagar...

No, pero si cobras 426 euros, sí reivindicamos que se ponga a esa familia un alquiler acorde a sus ingresos, que según Naciones Unidas, la vivienda más el suministro, no debe superar el treinta por ciento de los ingresos.

¿La primera opción es recuperar la misma vivienda?

La Obra social es la última opción. Siempre se intenta hablar con la Administración para conseguir ayudas porque, por muy legítimo que sea, recuperar una vivienda es ilegal, y eso tiene consecuencias de inestabilidad, de vivir con el peligro de que te echen, de un juicio… 

Cuando todas las vías están cerradas, se recupera una vivienda, siempre de los bancos, y se intenta mediar. Para tener la vivienda vacía cayéndose, es mejor que esté habitada y que se ingrese algo, aunque sea poco.

¿Cuántas viviendas han recuperado?

Somos un poco desastre contabilizando datos, pero seguro que ya hay más de 2.500 familias realojadas. Tenemos hasta 40 bloques enteros y muchas viviendas, el alquiler social de dos bloques enteros en Manresa y en Sabadell que la Sareb ha cedido  a la Administración para alquileres sociales, y a nivel individual hay muchas que se han conseguido, muchas…

- Sólo negocian con los ayuntamientos o también con otras administraciones?

- Negociamos con todos. En general, los ayuntamientos son más receptivos, y tienden a implicarse más porque son los que gestionan el problema diario, pero sería muy fácil legislar para que las viviendas vacías de los bancos se cedan durante un tiempo. 

Ahora la Sareb ya lo hace, y en Cataluña la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) aprobada contempla esa figura de cesión durante años a los ayuntamientos, y ellos las gestionan. Es perfectamente viable. 

- ¿Cómo reaccionan los bancos?

 Los que peor reaccionan son Bankia, la Sareb y el BBVA. Todos ayudados con un montón de dinero público, aunque la Sareb el que más y tiene 100.000 viviendas vacías y a la venta.

- Esperando a  que las compren fondos de inversión extranjeros...

- Sí, pero mientras tanto se están degradando. Sería más útil que se queden familias pagando un alquiler, porque nadie quiere quedarse en la calle ni irse a dormir pensando que les pueden echar. 

¿Que familia quiere vivir así? Incluso hay familias que entregan su casa en dación en pago, se van de alquiler y tampoco pueden pagar. La Administración, además, te penaliza y no te deja optar a otras ayudas, o no te empadronan y no puedes tener médico, cuando está claro que la Administración no puede tomar partido.

- ¿Hay un perfil determinado de personas que recurren a la Obra social?

- Hay de todo, desde jubilados que no pueden pagar por la pensión a gente que avaló a sus hijos, o familias, o madres solteras que sólo tienen un sueldo… Son perfiles que ya lo tienen difícil y se les ponen más trabas.

- Estos son los síntomas, pero la enfermedad es la ausencia de una política de vivienda, ¿no?

- En 2015 en España hubo 20.000 imputados por usurpación, que es de lo que te acusan por ocupar una vivienda, así que tiene que haber muchas más… Si se sigue desahuciando, a algún sitio tienes que ir, pero si no puedes pagar, ¿quién te va a hacer un contrato de alquiler? 

Además, el delito de usurpación conlleva multa, pero si no puedes pagar, cómo vas  a pagar la multa. Entre esto y que se sigue sin tener un parque público de vivienda, se condena a miles de familias a un bucle interminable. (...)"        (Diario de Lanzarote, 07/02/16)

10.2.16

El Deutsche Bank amenaza con ser el nuevo Lehman Brothers... porque tiene 75 billones de dólares en derivados. Ni los bancos centrales ni los gobiernos podrán paliar su caída, a menos que saqueen los fondos de pensiones

"Las primeras señales de alarma sobre las malas prácticas y el alto apalancamiento de Deutsche Bank las hicimos hace tres años cuando dimos a conocer la alta exposición del principal banco privado de Europa a los derivados financieros: 75 billones de dólares, una suma que supera 20 veces al PiB de Alemania y cinco veces al de la zona euro. 

No hay otro banco en el mundo que se pueda comparar con Deutsche Bank sobre este indicador, ni JP Morgan ni Goldman Sachs. Y el banco alemán está en la primera linea para ser el próximo Lehman Brothers. Las acciones de este banco se han hundido un 40 por ciento en lo que va del año y más del 95 por ciento desde 2008 dando cuenta de lo mal que están las cosas en Europa y cómo el síndrome de la tormenta perfecta está al acecho. 

Los problemas del Deutsche Bank no salieron a la palestra en 2013 y se mantuvieron ocultos (ver comentarios) porque lo que importaba entonces era la crisis griega, la madre de todos los problemas europeos según la troika (FMI, BCE, CE). 

Ahora que se ha destapado que Volkswagen no es el único problema de alemania, y que las autoridades financieras de la eurozona comienzan a cerrar bancos por los fraudes y el lavado de dinero, Deutsche Bank se ve sacudido hasta sus propios cimientos.

El principal banco privado de Alemania, y también el mayor de Europa, debió confesar pérdidas por 6.800 millones de euros en 2015 y anunciar que deberá reducir su plantilla en más de 35 mil puestos de trabajo. Deutsche Bank fue multado con 2.500 millones de dólares por autoridades estadounidenses y británicas después de una investigación de siete años por su papel en la manipulación de las tasas de interés

 Como a este banco se le siguen descubriendo escándalos contables, no se descarta que sea nuevamente sancionado y de ahí el nerviosismo de muchos inversores. La acción de Deutsche Bank se ha hundido a niveles nunca vistos bajando desde los 180 euros del 2008 previo a la crisis, a los 13 euros de los últimos días. Una caída del 95 por ciento!


La entidad germana se verá obligada a abandonar varios países y su nuevo presidente debió reconocer que sólo un milagro puede salvar a Deutsche Bank. A estas alturas, y tras siete años de ayudas del BCE, la metástasis se ha expandido. De ahí que muchos esperen un milagro. 

Pero no estamos en temporada de milagros sino de auténticos cisnes negros. Todo aquello que se pensaba como altamente improbable que ocurriera está ocurriendo. Todo aquello que la teoría económica negó durante décadas que podía ocurrir, ha ocurrido en estos ocho años de crisis.

Si en 2013 los medios preferían ignorar la debacle del banco alemán por dar prioridad a la crisis griega, era solo para dar tiempo a Deutsche Bank a recuperarse. Pero la realidad económica y el pasado criminal del banco ha empeorado la situación haciendo imposible su recuperación. 

Deustsche Bank es tal vez el más claro ejemplo del antes y después de la banca con la crisis financiera. De la euforia de los préstamos y el dinero fácil a la oscuridad de la deflación y el inmovilismo crediticio.

Si las billonarias inyecciones de liquidez del BCE no han logrado recuperar a la banca y dar dinamismo a la economía real, es porque el sistema ha colapsado. La banca no volverá a ser lo que fue y esto tarde o temprano deberá asumirse. La contracción de entidades que eran "demasiado grandes para caer" se ha producido de manera inevitable. 

Los derivados financieros no solo distorsionaron toda la economía por la vía de los precios, sino que incubaron burbujas financieras para cubrir posiciones y ganar tiempo. Pero no esperaban la trampa deflacionaria porque de acuerdo al modelo económico vigente ese término no existe. 

Lo que hoy se desmorona es la descomunal pirámide del esquema ponzi desatada en los años 90 con la desregulación financiera global que nunca tuvo en cuenta los riesgos reales. Se pensaba, como apuntamos en 2008, que todos los cisnes eran blancos cuando estábamos ante una manada de cisnes negros.

La crisis fermentó bajo las narices de todos porque mientras Merkel, Schauble, Juncker, Lagardé y Dijsselbloem sostenían que el problema era de los bancos de la periferia (Grecia, Irlanda, Portugal y España), no miraron el problema real de la gigantesca deuda tóxica del Deutsche Bank, el mayor banco privado europeo. (...)

El colapso del Deutsche Bank está remeciendo a todo el sistema financiero. En las primeras seis semanas del año el Deutsche Bank ha perdido un 40 por ciento de su valor y no vuela solitario en este desplome. CitiBank ha caído 25 por ciento, Bank of América, UBS y Credit Suisse 23 por ciento, Goldman Sachs 20 por ciento y JP Morgan 18 por ciento. El sistema financiero está en caída libre. 

Los intestinos de la banca están haciendo mucho ruido y Deutsche Bank lleva la delantera para convertirse en el próximo Lehman Brothers. Sólo que esta vez, ni los bancos centrales ni los gobiernos cuentan algún ningún tipo de munición, a menos que saqueen de cuajo y hagan desaparecer los fondos de pensiones. La economía mundial está atrapada en una espiral de la muerte y todo comienza a oler muy mal."               ( , El blog salmón, 09/02/16)

¿Será capaz Pedro Sánchez de recortar 8.000 millones si es presidente?

"España sigue sin gobierno, aunque al menos el Rey ya le ha encargado a alguien formarlo, más de un mes después de las elecciones generales. Ese alguien es Pedro Sánchez, (...)

Las negociaciones se prevén largas y no se puede descartar que los comicios se repitan. Pero a Bruselas poco le importa el vació de poder en España y ya ha encargado deberes al nuevo gobierno. 

Este jueves, la Comisión Europea ha publicado sus previsiones económicas para España, y en ellas están tanto las de crecimiento como las de déficit. Bruselas estima que España acabó 2015 con un déficit del 4,8% del PIB, seis décimas por encima de lo pactado. De este modo, el objetivo de déficit que le marca para este año es del 3,6%, ocho décimas más de lo que prevé el Gobierno, que es del 2,8%.

Este aumento se traduce en un ajuste de las cuentas públicas de alrededor de 8.000 millones de euros. Es decir, el nuevo gobierno tendrá que ponerse a recortar gasto nada más llegar para cuadrar los presupuestos que dejó el PP con lo convenido por Bruselas, que por cierto ya avisó de que las cuentas no cuadraban.

No obstante, no todo está perdido. Pues el nuevo Ejecutivo podría pactar un nuevo calendario de reducción de déficit, algo que hizo hace unos meses con Francia tras los atentados del 13 de noviembre pero que en otras ocasiones ha negado a otros países.

Si finalmente España tiene que acometer este tijeretazo y el presidente del gobierno es Pedro Sánchez, aupado al poder por los partidos de izquierda (Podemos, IU…), ¿será capaz de llevar a cabo el mandato de la UE? 

Como nos ha recordado Alejandro, muchos de estos partidos son proclives a la derogación del artículo 135 de la Constitución, que establece que el déficit público debe tender a estabilizarse y tendrá siempre un límite. Además de eso, España está dentro del Pacto Fiscal Europeo, que dice básicamente lo mismo que el artículo 135 de la Carta Magna.  (...)

Por lo tanto, ¿cómo va a gestionar estos recortes un gobierno de izquierdas que ha prometido sobre todo aumentar el gasto social? ¿Será capaz Sánchez de pasar de Merkel y hacer caso a su posible socio Rivera?

Lo más probable es que, si ese gobierno sale finalmente adelante, tengamos una reforma fiscal con el objetivo de reorganizar la estructura impositiva del país, pero es bastante difícil que eso sea suficiente debido al alto nivel de economía sumergida que hay en España –más del 20% del PIB-.

Por ello, puede que Pedro Sánchez se estrene en el poder imitando las formas de los que han gobernado hasta ahora: recortes y más recortes."               ( , El blog salmón, 05/02/16)

Alemania está conquistando Europa a base de reglas y de argumentos morales... que sólo le benefician a ella

"(...) En Europa, el diseño de las reglas como vehículo de ejercicio del poder es todavía mas intenso. Los ejemplos son múltiples, y van todos en la misma dirección: acomodar Europa a las necesidades alemanas. (...)

Un azar histórico que le permitió enfrentarse a la crisis con más margen de maniobra. Aun así, su sistema bancario tuvo que ser rescatado, y Alemania hoy es el país de la zona euro con mayor volumen de garantías públicas en el sistema bancario. (...)

Además, estructuralmente es una economía muy distinta al resto. Una alta tasa de ahorro, un enorme superávit por cuenta corriente, un sistema bancario dominado por los bancos públicos locales y regionales, una tasa bajísima de propiedad de vivienda. Estas diferencias implican que lo que conviene a Alemania cada vez conviene menos a la zona euro. Múltiples decisiones adoptadas en los últimos años revelan esta divergencia. La decisión de no mutualizar la resolución del problema bancario, de introducir el riesgo de impago de la deuda soberana, de diseñar la expansión cuantitativa del BCE en base a la cuota de capital de cada país en el BCE y de no mutualizar las posibles pérdidas, (...)

El proceso continúa. Argumentando que los bonos soberanos son activos con riesgo, la unión europea, debate la imposición de requerimientos de capital a las tenencias de bonos soberanos de los bancos. (...)

Una alternativa sería que todos los bonos tuvieran el mismo requerimiento de capital. Pero eso afectaría de manera negativa a los bonos alemanes y a la frágil banca alemana. Ya veremos cómo acaba.

Ninguna de las reglas adoptadas en los últimos años afectaban a la economía alemana —o se adoptaron una vez que Alemania había resuelto sus problemas (como la condición de aplicar pérdidas a los bonos bancarios en caso de ayudas públicas)—, o se le han otorgado excepciones (como no incluir su enorme sector bancario público en la supervisión europea). Alemania está conquistando Europa a base de reglas y de argumentos morales que, aunque puedan ser conceptualmente correctos, no lo son en la frágil situación actual. 

La crisis del sector bancario italiano es la víctima más reciente. La regla que obliga a aplicar pérdidas a bonos bancarios que se vendieron como si fueran depósitos seguros es políticamente explosiva, ha retrasado la gestión de los problemas de la banca italiana, y puede desencadenar una crisis financiera. La gestión de la crisis de los refugiados obedece al mismo patrón.

La amenaza de expulsar a Grecia de Schengen se basa en un informe técnico, pero tiene su origen en los tremendos problemas políticos que la crisis migratoria está generando en Alemania. 

El enfrentamiento del primer ministro italiano Renzi con la Unión Europea no es una casualidad. Es la rebelión a la estrategia envolvente de germanización de Europa, cuyo coste está empezando a ser excesivo. (...)

Ante el moralismo del ordoliberalismo alemán hay que defender las virtudes de una política keynesiana de apoyo al crecimiento potencial, necesaria en un momento de insuficiencia de demanda, entroncada en una política fiscal común que convierta a la zona euro en una verdadera unión monetaria.  (...)"               ( , El País  ,7 FEB 2016)

¿La estrategia de Podemos tiene sentido? ¿Es mejor estar en la oposición que con un puñado de ministerios?

"(...) Hay más razones que me hacen pensar que la estrategia de Podemos tiene sentido

La estrategia del partido, que parece haber funcionado bien, ha sido hasta el momento la de usar una cierta lógica antisistema, basada en principios y máximos, que aunque sea relativamente ágil para las tomas de postura, la alta política y los debates en la televisión y el parlamento, probablemente juegue en un terreno más peligroso con el polvo de los despachos y las decisiones administrativas. 

Si pensamos en la estructura interna del partido dividido en cuatro federaciones muy poco integradas con tensiones de liderazgo internas, unidas detrás de este discurso, desviarse parece incluso más arriesgado. 

Más allá de eso, al tratarse de un partido nuevo, es probable que tema no tener con quién contar a la hora de nombrar cargos de confianza en un ministerio- un terreno en el que el viejo aparato del PSOE tal vez cuente con ventaja. Parece plausible que los dirigentes de Podemos piensan que si se repitieran elecciones saldrían reforzados. 

Es lo que parecen decir las encuestas, es la tendencia que se derivó a lo largo de toda la campaña electoral y es lo que expresó Pablo Iglesias cuando dijo que les había faltado una semana y dos debates para superar al PSOE. 

Con esto, parece plausible que Podemos tenga más que ganar a unas elecciones vista impidiendo que se forme gobierno o formando parte de la oposición que con un puñado de ministerios.

Imagino que es posible criticar a Podemos por este comportamiento que puede interpretarse como hipócrita u oportunista, especialmente viniendo de un partido que presume de “hacer política de otro modo”. 

Pero lo cierto es que el reloj electoral parece ir a su favor ahora mismo y la situación de ventaja en la que juegan ahora podría cambiar al día siguiente de que formaran gobierno con dos partidos más moderados, viéndose abocados a luchar por diferenciar sus logros de los del resto de la coalición sin parecer que sabotean la empresa común. 

Es difícil no sentir empatía hacia un partido político que parece actuar según una estrategia que mejora su posición electoral a medio plazo y, en última instancia, su capacidad para imponer su agenda."               (Politikon, 8 Feb, 2016 - )

El suicidio de Europa ya no es impensable... sino algo probable, por causas inglesas, francesas, o alemanas

"Allí donde uno mire verá caos creciente. Parece que el orden internacional que se forjó en la fragua del siglo XX se está acabando y no tenemos el menor atisbo de lo que vendrá a reemplazarlo.

Los desafíos a los que nos enfrentamos son conocidos: globalización, digitalización, cambio climático, etcétera. Lo que no está claro es el contexto en el que surgirá la respuesta (si es que surge). ¿En qué estructuras políticas, por iniciativa de quién y según qué reglas se negociarán (o dirimirán por la fuerza, si negociar fuera imposible) estas cuestiones? (...)

 Tampoco parece que estos tiempos de transición turbulenta vayan a terminar con el surgimiento de una segunda Pax Americana.  (...)

  Es de prever que el próximo presidente estadounidense, quienquiera que sea, se pase su mandato supervisando el fin de la Pax Americana.

Para Europa, esto supone un problema igualmente difícil. ¿Será la decadencia de la Pax Americana antesala de una crisis o un conflicto inevitables? El ascenso del neonacionalismo por todo el continente parece apuntar en esa dirección, y las implicaciones son desalentadoras.

La aciaga posibilidad del suicidio de Europa ya no es impensable. ¿Qué pasará si la política de la canciller alemana Angela Merkel hacia los refugiados supone el fin de su Gobierno, si Reino Unido abandona la Unión Europea o si la populista francesa Marine Le Pen se hace con la presidencia? 

Un descenso hacia los abismos es el resultado más peligroso que uno pueda imaginar, si acaso no es el más probable. Claro que el suicidio es evitable. 

Pero quienes alegremente cincelan la posición de Merkel, la identidad europea de Reino Unido y los valores iluministas de Francia amenazan con socavar la cornisa en la que hoy todos estamos parados."             (  , El País, 8 FEB 2016

Las bolsas entran en pánico ante el temor a una nueva recesión

"Las bolsas europeas han comenzado la semana con fuertes caídas ante el temor de una desaceleración económica global, que algunas analistas llegan a comprar con la gran depresión que siguió a la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008.

La mayor caída se ha registrado en la bolsa española y la italiana, mientras que en el resto de las plazas europeas han sufrido caídas en torno al 3%.  (...)

El estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón atribuye el desplome de la Bolsa a un conjunto de circunstancias entre las que cita los precios del petróleo, los problemas del sector bancario europeo cuyo origen podría encontrarse en Italia, la dudas sobre la economía china y la desaceleración de la economía americana.

"Da la sensación de que los grandes inversores no quieren participar en un mercado repleto de interrogantes hasta que haya algún elemento que aclare el panorama. Y nadie sabe dónde puede aparecer ese elemento, si en los bancos centrales, si en los datos macro, si en unos precios más bajos que los actuales...", ha apuntado el analista.

"El escenario es el más complicado y bajista que se recuerda. La mayoría de selectivos está ya por debajo de los niveles de agosto del año pasado, cuando el miedo a un fuerte aterrizaje de la economía China alcanzó máximos", ha recordado Pingarrón, quien insiste en que hay varios factores negativos sobre la mesa.

Por su parte, el presidente de Renta 4, Juan Carlos Ureta, achaca las caídas a que el ciclo monetario de los Bancos Centrales y de las Bolsas "está agotado", lo que conlleva "un ajuste estructural de los precios de los activos, en parte para corregir la 'hinchazón artificial' que se había producido en los últimos años y en parte para reflejar los efectos laterales que la intervención monetaria masiva ha tenido, creando burbujas y alterando de forma notable los precios de mercado de casi todos los activos". (...)"                (Público, 08/02/16)

Coscubiela denuncia la saturación de urgencias con una foto de su madre

Fotografia publicada en el Twitter de Joan Coscubiela

"El portavoz del grupo parlamentario de Catalunya Sí Que Es Pot, Joan Coscubiela, ha denunciado la saturación de urgencias de los hospitales catalanes publicando en twitter una fotografía en blanco y negro de su propia madre. "La madre, 87 años, en el pasillo Hospital del Mar, esperando en camilla de la ambulancia. Desgraciadamente es frecuente ", ha afirmado en un primer tuit.

Coscubiela ha publicado la fotografía dos veces más. La primera vez ha afirmado “puedo entender que falten camas. Me cuesta entender que no hayan literas. Mientras varias ambulancias bloqueadas ". "Hay maneras de ahorro muy caras. Como no hay camillas, las ambulancias y su personal están bloqueados ", ha agregado en una segunda tuit.

Decenas de usuarios han recriminado que Coscubiela publicara una fotografía de su madre en el hospital para denunciar la saturación de urgencias. El portavoz de Catalunya Sí Que Es Pot ha respondido diciendo en un nuevo tuit: "Dejad que mi madre y yo decidimos de qué manera hacemos valer nuestro derechos de ciudadanía."

Joan Coscubiela ha querido cerrar la polémica asegurando en último tuit que su denuncia no tenía ninguna "referencia política". "No veréis en los tuits anteriores ni una sola referencia política. Es sólo la indignación de hijo. Y tengo tanto derecho como cualquier ciudadano ", ha remachado."                  (e-notícies, 08/02/16)

9.2.16

Deutsche Bank intenta calmar los ánimos: asegura que pagará su deuda

"Después de que sus acciones cayesen ayer a mínimos de 1984, Deutsche Bank sale al paso de los rumores. Ante las dudas sobre su solvencia, el banco alemán ha emitido un comunicado en el que asegura que dispone de medios suficientes para afrontar el pago de los intereses de la deuda, tanto los de este año como los de 2017.

En particular, la entidad ha afirmado que dispone de una capacidad de pago de cerca de 1.000 millones de euros para 2016, una cifra suficiente para cubrir los 350 millones de euros que vencen en abril. Asimismo, cuenta con 4.300 millones de euros para 2017 gracias a la posible venta de su 19,99% del banco chino Hua Xia Bank (1.600 millones). 

El último punto del comunicado apunta que tiene en su haber reservas por valor de 1.900 millones de euros, con los que podría compensar posibles pérdidas en el futuro.

Deutsche Bank también ha publicado una nota de Marcus Schenck, director financiero de la entidad, a los empleados en la que ratifica que "el capital y la posición de riesgo sigue siendo fuerte".

El banco tuvo que hacer frente a las dudas sembradas por Simon Adamson, analista de CreditSights. En declaraciones a Bloomberg, Adamson manifestó su preocupación sobre la capacidad de Deutsche Bank para pagar los cupones en 2017 si la entidad seguía el actual ritmo de provisiones y pérdidas. 

Sus acciones no fueron las únicas perjudicadas en la jornada de ayer, los credit default swaps (CDS) de Deutsche Bank subieron con fuerza por octavo día consecutivo, hasta los 452 puntos básicos. Esto significa que asegurar 100.000 euros de deuda senior de Deutsche Bank cuesta más de 4.500 euros."             (El Economista, 09/02/16)

El riesgo de impago se desboca y hunde la deuda pública y la banca europea

"(...) los inversores temen que la situación económica global provoque la incapacidad de muchos emisores para pagar sus deudas.

Se trata de un fenómeno generalizado, no solo de los países periféricos. Así, uno de los grandes perjudicados por el movimiento del CDS de ayer fue Deutsche Bank, cuyos seguros de impago alcanzaron ayer máximos desde 2011. 

La traducción fue un desplome generalizado de las bolsas, en especial del sector financiero, hasta nuevos mínimos anuales y una fuerte subida de las primas de riesgo de la deuda pública; no solo las de España , Grecia o Italia, sino también las de Francia u Holanda. (...)

¿A qué se debe este pánico por los posibles impagos? Básicamente, a la situación económica actual, donde la ralentización de China -que celebró ayer su Año Nuevo y donde cada vez hay más temor a una devaluación incontrolada del yuan-, la caída de las materias primas y la recesión de los países emergentes amenazan con provocar una ola deflacionista (de caída de precios) global. 

Eso sería muy negativo para las empresas y países con alto endeudamiento, puesto que la inflación reduce esa deuda a medio y largo plazo (el dinero vale menos con el tiempo, y con él las deudas), mientras que la deflación la incrementa. De esta forma, las primas de riesgo -diferencial de su bono con el alemán- de toda Europa subieron ayer entre el 10% de la francesa y el 18% de la irlandesa.  (...)

Pero, además, esta situación afecta a los bancos por varios frentes. La crisis emergente y de las materias primas está provocando que los inversores de estos países salgan masivamente de los fondos de inversión, que normalmente están gestionados por bancos, y vendan las acciones y los bonos que tienen en cartera, lo que hace bajar su precio. 

Por otro lado, la amenaza deflacionista provoca que el BCE mantenga los bajísimos tipos de interés actuales durante más tiempo (el euríbor ya ha entrado en negativo), que están destrozando los márgenes del negocio puro bancario, como se ha demostrado en la presentación de resultados de 2015.

Además, existen temores a que los costes de reestructuración, las amortizaciones de activos tóxicos, las menores comisiones de la operativa en mercados y en fondos acaben por tirar por la borda los resultados de la banca en 2015 y reduzcan todavía más la confianza de los inversores en el sector, según explica la firma de análisis CreditSights a Bloomberg. De ahí la sangría que se vivió el lunes en la banca de toda Europa, con desplomes del 9,5% para Deutsche, del 6,21% para Santander, del 6,12% para Société Générale, del 5,93% para ING, etc.  (...)

Pero la verdadera sangría se da en la banca española, que ya había sido castigadísima desde agosto por los temores citados anteriormente, más el miedo a una recaída de la economía si finalmente se forma un Gobierno PSOE-Podemos y el contagio del derrumbe de la banca italiana, que va a necesitar un rescate parecido al que recibieron las cajas españolas en 2012. Con el nuevo descalabro de ayer, las cifras son aterradoras: en lo que va de año, Popular pierde casi el 29%, Bankia, el 25,5%, Caixabank, el 22,9% y Santander, el 22,9%."                 ( , El Confidencial, 09/02/16)

Sánchez está hoy más cerca de la Moncloa... gracias al Podemos valenciano, que quiere ser más que Podemos

"El camino para la investidura de Pedro Sánchez, contando inicialmente con solo 90 diputados, es muy estrecho. Pero no está condenado al fracaso si sabe librarse del acoso envolvente que practica su principal rival, Pablo Iglesias. La dirección del PSOE ha descartado un Gobierno con ministros de Podemos. (...)

Por tanto, Sánchez solo puede apoyarse en Ciudadanos, sabiendo que el partido de Albert Rivera no desea poner en riesgo sus 40 diputados en unas nuevas elecciones. Este jueves, la negociación entre ambos ya fijó un horizonte de legislatura y sus equipos se han puesto a trabajar a fondo, sobre todo en la parte económica. Si fructifica el acuerdo, la opción más probable es un Gobierno monocolor.

Un Ejecutivo de coalición entre ambos partidos sería lógico, pero no serviría seguramente para cambiar el voto negativo del PP por una abstención en correspondencia al bloqueo del PSOE. Sin embargo, un Gobierno solo socialista, con la promesa de incorporar algunos independientes, permitiría más fácilmente sumar los seis votos del PNV, uno de Coalición Canaria y también dos de Izquierda Unida. Un total de 139 'síes'. (...)

Por tanto, para garantizarse la elección, el líder socialista necesita abrir una brecha en la heterogénea izquierda alternativa.

Y el factor clave va a ser Compromís. Sus cuatro diputados no forman parte del grupo "confederal" de Podemos en el Congreso, sino que decidieron pasarse al Grupo Mixto. El partido de Mónica Oltra, que gobierna mano a mano la Generalitat Valenciana con los socialistas de Ximo Puig, se trasladó el miércoles a Madrid para participar en la primera ronda de encuentros que ha iniciado Sánchez. (...)

El candidato socialista dijo que "esto empieza bien" porque Compromís se ha puesto bien para la investidura. Esos cuatro votos, junto a los otros 139, son la llave valenciana para asegurarla. Sánchez está hoy más cerca de la Moncloa." (Joaquim Coll, El Periódico, 04/02/16)

Quién fuera mileurista... cuando un tercio de los trabajadores son seiscientoeuristas

"Hay recuperación económica (crecimiento del 3,2% en 2015) pero no recuperación social (se incrementan la pobreza, la desigualdad y el trabajo precario). (...)

Eso es lo que dice el avance del informe España 2016, que la Comisión Europea hará público dentro de unos días (La recuperación no mejora los índices de pobreza, Claudi Pérez, EL PAÍS del pasado 1 de febrero). No es exagerado calificar algunos de sus datos y tendencias como dramáticos para un país que es la cuarta economía de la eurozona:

1. Un tercio de la población está en riesgo de pobreza y exclusión social (ingresos inferiores al 60% de la mediana de los hogares).

2. Una de cada ocho personas con empleo es pobre en España.

3. Los trabajadores por debajo del umbral de pobreza crecen rápidamente: del 10,6% al 12,6% desde que se implantó la reforma laboral del PP.

4. Hay tres millones de niños en riesgo de pobreza y exclusión social.

Como corolario de estos datos, las siguientes tendencias: la recuperación del mercado laboral no se ha trasladado a una mejora de la pobreza y la exclusión, “que continúan creciendo y se sitúan entre los más altos de la UE”; hay más pobreza en todos los niveles, “incluida la pobreza severa, por el elevado paro de larga duración y por el rápido crecimiento del trabajo a tiempo parcial, que se sitúa entre los más elevados de la UE”.  

(...) más de un tercio de los asalariados (el 34%, 6,7 millones) son seiscientoeuristas. Para ellos, ser mileurista es una utopía.  (...)

Pese a que en 2015 la inflación estuvo por debajo del 1% que se ha incrementado el SMI, desde que comenzó la crisis los trabajadores peor pagados han perdido poder adquisitivo sin cesar. Esta es otra de las razones del incremento de la desigualdad.(...)"         (El País, 8 FEB 2016)

CajaSur manipuló datos de un desahucio para quedarse con el inmueble por la mitad de su valor

"El caso lo ha llevado judicialmente FACUA, según la cual CajaSur manipuló datos de un desahucio para quedarse con el inmueble por la mitad de su valor. 

El banco inventó que no era la vivienda habitual de los usuarios para adjudicárselo en subasta por menos dinero e hinchar en más de 27.000 euros la deuda que les reclamaba, informa en un comunicado FACUA-Consumidores en Acción, cuyo equipo jurídico ha logrado truncar en los tribunales las pretensiones de la entidad bancaria, cuya anterior propietaria era la Iglesia.

Según la nota de la organización e consumidores, si nadie puja cuando un inmueble es subastado tras una demanda por impago de la hipoteca, el banco se lo adjudica por el 70% del precio fijado en la escritura, cantidad que baja al 60% si con aquella se cubre la deuda. Sin embargo, cuando no se trata de la vivienda habitual del hipotecado, la normativa permite que la entidad financiera se la quede por la mitad de su valor.

Así, CajaSur, propiedad ahora de BBK, se adjudicó –sigue informando FACUA– un inmueble situado la localidad malagueña de Casabermeja por sólo el 50% de su valor, con el argumento de que no se trataba del domicilio habitual de los afectados. 

FACUA interpuso un recurso en representación de su socia C.S.R. en el que advirtió de que el banco se había aprovechado de un error del secretario judicial, que concluyó que no era la vivienda habitual de sus propietarios por el mero hecho de que no había nadie cuando intentaron entregarse allí las notificaciones. (...)

Además, el equipo jurídico de la asociación recordó que el banco había reconocido en su propia demanda de ejecución que se trataba del domicilio de los usuarios. Y es que aunque en la hipoteca, firmada en 2005, se establecían unos intereses de demora del 18% por las cantidades vencidas y no satisfechas, en la demanda redujo el porcentaje al triple del interés legal del dinero, el máximo que permite la legislación cuando se trata de vivienda habitual. Es el límite que impone la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar a los deudores hipotecarios. (...)

Tras el recurso presentado por el equipo jurídico de FACUA, el titular del Juzgado de Primera Instancia número 12 de Málaga procedió a “declarar como vivienda habitual de los ejecutados la finca hipotecada”, anuló la subasta en la que el banco se la había adjudicado y ordenó celebrar una nueva, en la que CajaSur se la ha quedado por el 60% de su valor de tasación, 27.276 euros más.  (...)

Pero ahora CajaSur, concluye FACUA su comunicado, pretende que los usuarios le paguen intereses de demora del 12% devengados durante el año transcurrido desde la anterior subasta, nada menos que 15.405 euros. También el abogado y el procurador de la entidad reclaman honorarios en los que repercuten tanto esos nuevos intereses como la respuesta al recurso de FACUA que el banco perdió.

En resumen, CajaSur prestó hace once años 150.000 euros para hipotecar un inmueble valorado de 272.759 euros. Ahora, ante los impagos, se queda con él por el 60% de su valor tras haber cobrado 86.000 euros durante la vida del préstamo y además reclama a los usuarios más de 24.000 euros en concepto de intereses y costas.

El equipo jurídico de la asociación ha vuelto a recurrir, planteando además la existencia de cláusulas abusivas en el préstamo hipotecario por las que se cobraron miles de euros irregularmente."                (Público, 04/02/06)

Dijsselbloem, el creador del paraíso fiscal holandés, y Juncker, el del luxemburgués, nos exigen 9.000 millones

"Cualquier lector que haya seguido de cerca las noticias sobre Grecia recordará que una figura clave de la imposición de las políticas de austeridad al pueblo griego, que han tenido un impacto devastador para aquel país, fue el Presidente del Eurogrupo, el Ministro de Finanzas de Holanda, el Sr. Jeroen Dijsselbloem, que lideró el ataque (y no hay otra manera de decirlo) a Grecia, forzándola a que aplicara las recetas neoliberales que han causado tanto daño, no solo a las clases populares griegas, sino a las de todos los países -incluyendo España- cuyos gobiernos han aplicado dichas recetas.

 Tal personaje fue especialmente duro en las exigencias fiscales, acusando al gobierno Syriza de no hacer el trabajo que tenía que hacer, a saber, recoger fondos públicos para pagar las deudas que el gobierno griego había heredado del gobierno conservador liberal anterior. 

Y este mismo señor ha estado presionando con particular insistencia y mano dura al gobierno español para que haga más recortes y ajustes del gasto público, aplicando las mismas políticas públicas que causaron un enorme daño al pueblo griego, liderando el sector más duro del Eurogrupo (...)

Después de Grecia, Dijsselbloem ha escogido España como su punto de mira, exigiéndole unos recortes de nada menos que de 9.000 millones de euros, que desmantelarían todavía más el ya muy subfinanciado Estado del Bienestar español. España es uno de los países con un gasto público social por habitante en sanidad, en educación, en escuelas de infancia, en servicios domiciliarios, en vivienda social, en servicios sociales y un largo etcétera, más bajos de la UE-15. 

Pero tal personaje ha puesto como prioridad de su labor el que se gaste incluso menos, pues según él, el déficit público de España es hoy el problema mayor que tiene este país, punto de vista que, por cierto, es ampliamente sostenido por la mayoría de economistas neoliberales que tienen gran proyección mediática en los medios de información y persuasión españoles (incluyendo los catalanes).

¿Quién es este personaje, el Sr. Dijsselbloem?

 Lo que no se conoce –porque no se ha publicado en ninguno de los mayores medios de información- es quién es este señor. Dicho personaje ha jugado un papel clave en convertir Holanda en un paraíso fiscal en el que las mayores empresas europeas (incluyendo españolas) y norteamericanas evitan pagar sus impuestos en los países donde se realiza la producción, la distribución o el consumo de sus productos.(...)

 Ello explica que haya muchas compañías que establezcan su sede en Holanda (desde la compañía minera canadiense Gold Eldorado a la estadounidense Starbucks, la lista es enorme). En realidad, algunas de estas compañías solo tienen en Holanda una dirección postal, sin edificio siquiera, como es el caso de los grupos musicales Rolling Stones o U2, del Sr. Bono  (...)

Es sorprendente que Holanda, sin embargo, no aparezca en la lista de paraísos fiscales. Y ello se debe a la activa movilización de la coalición gobernante en Holanda, formada por el partido socialdemócrata, al cual pertenece el Ministro de Finanzas, el Sr. Dijsselbloem, dirigiendo la política económica y financiera del país, y el partido radical de derechas, que aprobaron una ley en el año 2013 en la que se indicaba que Holanda no era un paraíso fiscal, por mucho que se le pareciera. 

El gobierno prácticamente prohibió el uso de tal término, lo cual no fue un obstáculo para que el gobierno holandés haya apoyado la realización de seminarios para empresarios extranjeros (realizados en el extranjero, el último en Ucrania) para enseñarles cómo evitar pagar impuestos en Holanda. 

Como bien indica David Hollanders, Holanda es un ejemplo de libro de texto de lo que es un paraíso fiscal. Como muestra tal autor, hay 12.000 empresas (que manejan un total de 4 billones de euros) que tienen una sede postal en Holanda, que incluyen el 80% de las cien empresas más grandes del mundo y el 48% de las mayores compañías que aparecen en la revista Fortune. 

Entre tales empresas con sede postal en Holanda hay empresas portuguesas, españolas (como la empresa que se benefició de la privatización de la empresa pública Aigües Ter Llobregat por la Generalitat de Catalunya – ver “Tots els camins porten a Holanda”, El Triangle, 23.12.15), griegas y otras, lo cual implica que Grecia, España, Portugal y otros países dejan de ingresar impuestos (millones y millones de euros) a las arcas del Estado debido a las políticas aprobadas por el gobierno holandés, del cual el Sr. Dijsselbloem es uno de los mayores responsables y arquitectos, el mismo personaje que acusa a Grecia y a España de tener excesivos déficits públicos, déficits públicos que no existirían si las grandes empresas pagaran los impuestos que tendrían que pagar si no tuvieran sus sedes fuera del país, incluyendo Holanda, situación favorecida y facilitada por tal señor.

 Se sabe que el Sr. Jean-Claude Juncker, hoy Presidente de la Comisión Europea, es otro personaje que hacía lo mismo cuando era Presidente y Ministro de Finanzas de Luxemburgo, otro paraíso fiscal donde un gran número de empresas internacionales, incluyendo españolas, tienen su sede.(...)

  El cinismo y la indecencia, por no decir falta de ética, de tales personajes alcanzan ya niveles sin precedentes. Y esta es la Europa a la que se nos pide que pertenezcamos."            

(Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 2 de febrero de 2016, en www.vnavarro.org, 02/02/16)

Rajoy cada vez más sólo y desgastado, superado por los acontecimientos

"El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno Pedro Sánchez, ha citado al presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy, para el próximo miércoles 20 de Enero, en el Congreso de los Diputados .

(...) a partir de la negativa de Rajoy de ir a la investidura cuando se lo propuso el Jefe del Estado, declinando la oferta y dejando al propio Rey en una situación incómoda, situación que ha repercutido en las relaciones entre Moncloa y Zarzuela, máxime cuando se produjeron determinadas presiones hace dos semanas, cuando llegaron a Zarzuela, insistentes mensajes de que se abriese un periodo de reflexión, antes de dar el paso de encargar la investidura a Pedro Sánchez.

 En esa investidura de Sánchez, Albert Rivera intenta hacer de intermediario con el PP, como lo hizo en el nombramiento de Patxi López, como presidente del Congreso de los Diputados, para conseguir la misión imposible de una abstención, algo a lo que se ha negado repetidamente Mariano Rajoy, empleando el mismo lenguaje de Sánchez durante las últimas semanas: “No, no, y no”.  (...)

Con esa entrevista, Mariano Rajoy, superado por los acontecimientos, especialmente por los graves sucesos de Valencia en los que aparecen imputados numerosos dirigentes, asesores, ediles, concejales y diputados autonómicos del partido a nivel local, provincial, regional y autonómico, quiere tomar la iniciativa en unos momentos que ya, según, muchos dirigentes populares, es demasiado tarde. 

Ha sido Sánchez el que ha tomado la iniciativa, mientras el Presidente en funciones, quedaba paralizado. Paralizado y equivocado, iniciando públicamente una defensa de la alcaldesa Rita Barberá, presentada por la propia Cospedal como un “icono” del partido o como política de referencia por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

 La defensa de Rajoy de Barberá (siempre le pasa lo mismo) ha supuesto para él un duro golpe ya que la que ha sido Alcaldesa de Valencia durante 24 años, puesta de ejemplo por todos los dirigentes nacionales del PP, se niega ahora dar la cara como le pide el Presidente del Gobierno

Pero sorprendentemente, a estas alturas el partido por boca de Pablo Casado que le ha exigido que dé la cara no ha dado el paso que piden muchos militantes y dirigentes del partido: que dimita de senadora para que, deje de estar aforada y el juez que lleva el caso en Valencia pueda proseguir las investigaciones que ahora no puede porque tropieza con el Tribunal Supremo.

 El portavoz popular solo le ha pedido que renuncie a presidir la Comisión Constitucional del Senado.  (...)"                (José Oneto, República.com, 09/02/16)

8.2.16

Desaceleración... en España el empleo se desploma un 83%... en Estados Unidos un 40%

"(...) La afirmación de que la economía ha crecido un 0,8% en el cuarto trimestre de 2015 constituye una farsa inaceptable. Para que comprendan bien la magnitud del engaño, lo primero es entender el proceso de cálculo del PIB. 

Ángel Laborda, director de Coyuntura de la Fundación de Cajas de Ahorro, explica como este “es inverso al que se hace en una contabilidad de verdad, que estima primero los parciales para luego sumarlos y obtener el total. Aquí se empieza la casa por el tejado en vez de por los cimientos”. 

El BdE estima el crecimiento “sin registros contables reales” en función de las conveniencias del Gobierno, “y a partir de este dato la labor del INE es encajar (a veces a martillazos) la información incompleta y mejorable de los distintos componentes del PIB”. Un año después, se hace una estimación más detallada que siempre es mucho más baja.

 El dato más obvio de la falsedad del PIB son los resultados de la EPA. La creación de empleo privado se desplomó a 31.200 personas desde las 182.000 del trimestre anterior, con un crecimiento del PIB supuestamente igual. 

Pero si hacemos la comparación con el cuarto trimestre de 2014 para eliminar el efecto de estacionalidad, cuando el empleo privado aumentó en 63.100 personas con un crecimiento del PIB del 0,7%, como la correlación entre crecimiento y empleo es elevadísima, el PIB en el cuarto trimestre de 2015 ha tenido que subir entre el 0,3 y el 0,4% -o el 1,2 y el 1,6% en tasa anual-, una desaceleración brutal. 

El viernes, en Estados Unidos se conoció que la economía había creado 151.000 empleos en enero -una caída del 40% respecto a diciembre-, signo inequívoco de que el crecimiento se estaba desacelerando, lo que se tradujo en una fuerte caída bursátil. 

Aquí, analistas y grandes banqueros, cuya incompetencia ha arruinado a sus accionistas, ven que el empleo se desploma un 83%, y no solo aceptan que el crecimiento no varía, es que actúan de portavoces de tan inaudita patraña. Claro que el hecho de que la Comisión haga también como que se lo cree -como hizo con Grecia, por táctica política-, raya lo delictivo. (...)

Pero no es solo la EPA la que demuestra la desaceleración. El índice de Cifra de Negocios Empresarial, corregidos los efectos estacionales, situó su tasa intermensual en noviembre en el 0,1%, tres décimas por debajo del mes previo.

 Las ventas del comercio al por menor redujeron su avance en un punto respecto a noviembre, y el componente de grandes superficies creció en diciembre casi dos puntos menos que en el mes anterior.

 En enero, el relevante indicador de la confianza del consumidor se desplomó de 5,4 a -0,3; el de sentimiento económico cayó 4,1 puntos respecto a diciembre, con todos sus componentes orientados a la baja; el consumo de energía eléctrica corregido en temperatura se desplomó un -3,2%; la Seguridad Social perdió más de 200.000 afiliados, y el PMI de servicios cayó al nivel más bajo en más de un año.

 Cuatro años de Rajoy no han creado ni un euro más de riqueza -el PIB pm de 2015 es similar al de 2011- y, sin embargo, han endeudado a España en 500.000 millones de euros. La pregunta es: ¿qué han hecho estos insensatos con ese dinero?(...)"         (Roberto Centeno, El Confidencial, 08/02/16)

La Comisión Europea brama pidiendo más ajustes a todo el cinturón sur de Europa, desde Lisboa a Atenas, pasando por Madrid y Roma

"La Comisión Europea brama con impotencia creciente pidiendo más ajustes a todo el cinturón sur de Europa, desde Lisboa a Atenas, pasando por Madrid y Roma, y con la boca pequeña también a París, siguiendo un guion desacreditado. 

La alianza de izquierdas de Portugal se le sube a las barbas al eje Berlín-Bruselas y aprueba un presupuesto sin esperar al plácet europeo, mientras lleva al Parlamento medidas de gasto social. 

 En Italia, Matteo Renzi, quien en su matriz original también incorporaba marcas del consenso alemán, anda a la greña con Angela Merkel a cuenta de las restricciones presupuestarias en la eurozona y reclama medidas de expansión. 

Grecia, siempre Grecia, vive la tercera huelga general contra las medidas pactadas entre la troika y el Gobierno de Alexis Tsipras, ahora más esquivo. En Francia, el laminado Francoise Hollande deambula sin referencia conocida entre la pasividad y las grandes proclamas, mientras el Frente Nacional fagocita su espacio.

¿Y en Madrid? Pues apenas han arrancado unas negociaciones con pocas posibilidades de éxito para formar nuevo Gobierno y evitar el dilatador expediente de unas nue-vas elecciones generales. 

Pero, significativamente, ninguno de los actores en liza, ni Mariano Rajoy, ni Pedro Sánchez, mucho menos Pablo Iglesias, se plantea incluir en el posible programa del futuro ejecutivo medidas como la subida del IVA o la ampliación de los recortes para cumplir con las exigencias de Bruselas.  (...)

Reacción contra la inmigración y los rescates en el norte; resistencia y aborrecimiento con las recetas de ajuste en el sur. Desafección general y una divergencia territorial que se amplía lejos de cerrarse. Ese el saldo político, de momento, de la crisis financiera que arrancó en el 2008, se convirtió en crisis del euro y, ahora, acecha amenazadora tras la flojera china y la rifa del petróleo.  (...)"            (Crisis financieras y crisis políticas, de Manel Pérez, La Vanguardia, en Caffe Reggio, 06/02/16)